No deberíamos correr más de dos maratones al año, y lo más acertado sería limitarse a solo una, planificando la temporada completa.
No deberíamos correr más de dos maratones al año, y lo más acertado sería limitarse a solo una, planificando la temporada completa.

Si bien es entendible que luego de todo el sacrificio que se hace para culminar con éxito una , tal vez por la euforia, muchos solo piensan en celebrar. Hay que estar claros en algo, primero lo primero, mantener el cuerpo saludable.

La euforia de cruzar la meta no nos puede distraer, tengamos presente los siguientes consejos para cerrar con éxito el círculo de una carrera satisfactoria.

Luego de finalizar la carrera
​Según la guía post-recuperación elaborada por el site , señala y advierte de la necesidad de empezar a consumir cuanto antes para que las reservas de glucógeno muscular se recuperen. Es preferible consumir carbohidratos líquidos, por ejemplo en bebidas deportivas. No olvidar las proteínas.

Si los músculos están demasiado inflamados como para hacer estiramientos, no hay que forzarlos. Es mejor caminar unos 10 minutos y luego elevar las extremidades. Si en la meta tienes a mano una bolsa de hielo, no dudes en aplicarla.

Una vez en casa, hay que seguir comiendo e hidratándose. Es recomendable darse un baño con agua fría y dormir lo más que se pueda. De preferencia usar medias u otras prendas de compresión para estimular el trabajo de los vasos sanguíneos y ayudar en la recuperación muscular.

Los días posteriores
Walter Takano, coach de , recomienda suspender el entrenamiento por unos días después de correr una carrera tan intensa como una maratón o media maratón. "Los 2 o 3 días posteriores, realizar apenas algunos trotes ligeros. Si hubiera dolor muscular o molestias al caminar, solo caminar un poco", señala.

También recomienda hacerse un chequeo para saber si hay alguna lesión y tratarla lo antes posible, para así estar en óptimas condiciones de empezar el entrenamiento de cara a la próxima carrera, porque para los amantes de este deporte, siempre habrá una nueva meta que cruzar.