Un día como hoy, pero en 2018, la selección peruana debutó en el Mundial de Rusia 2018 contra Dinamarca. El resultado fue una derrota, pero el apoyo de la hinchada se mostró incondicional en el Mordovia Arena. (Foto: AFP)
Un día como hoy, pero en 2018, la selección peruana debutó en el Mundial de Rusia 2018 contra Dinamarca. El resultado fue una derrota, pero el apoyo de la hinchada se mostró incondicional en el Mordovia Arena. (Foto: AFP)

Pasaron 36 años para volver a vivir una aventura mundialista. La espera fue larga. La Eliminatoria hacia el Mundial Rusia 2018 se convirtió en un vaivén de emociones que culminó con un final feliz. Perú fue la última selección en clasificar a la Copa del Mundo. La selección llegaba con 15 partidos sin conocer la derrota y, sorprendentemente, era uno de los favoritos en las apuestas para clasificar a octavos de final. Aunque la estadía en Rusia fue corta, el apoyo de la hinchada nunca cesó en Rusia donde Perú parecía ser local en todos los partidos que jugó. Aquel 16 de junio de 2018, el estadio Mordovia Arena de Saransk se convirtió en el Estadio Nacional de Lima, al albergar a 40.502 espectadores, en su mayoría peruanos, quienes no dejaban de cantar ‘Contigo Perú’, mientras derramaban un mar de lágrimas.

MIRA: Perfil de un futbolista que nunca dejó de ser pelotero

Deporte Total tuvo la oportunidad de conversar con tres periodistas que estuvieron en Rusia cubriendo a la selección. Ellos nos contaron detalles desde su llegada a Rusia hasta el momento del partido y el impresionante mar de peruanos que convirtió el Mordovia Arena en un reflejo del coloso de José Díaz.

El hincha peruano denota pasión por donde vaya y Rusia fue un claro ejemplo. La Plaza Roja de Moscú, ciudad donde concentraba la selección, se convirtió en la Plaza Blanquiroja. Perú vs. Dinamarca era el atractivo principal el sábado 16 de junio de 2018 y el ambiente era de fiesta porque marcaba el debut de ‘la blanquirroja’ en la cita mundialista. El desenlace no fue el esperado, pero la actitud positiva no se perdió hasta el último partido ante Australia.

MIRA: Fotógrafos a ras de cancha y el penal de Cueva

1. El viaje a Rusia

Viajar a Rusia no solo significaba un reto para la selección, detrás de este sueño iban muchos peruanos que bajo diversas circunstancias tomaron la decisión de partir al país euroasiático. “Viajamos el 9 de junio y llegamos el 10. Hicimos tres escalas: Lima – Panamá, Panamá – París, París – Moscú. Estuve en un avión donde la mayoría eran peruanos y fue impresionante ver que tanta gente que llegaba a Rusia solo para seguir a la selección”, cuenta Steve Romero quien vivió su primera experiencia de cubrir a la selección peruana en un Mundial.

El hecho de encontrarse con una gran cantidad de compatriotas en Rusia hizo sentir a todos como en casa. Para un periodista, cubrir un Mundial con su selección es un recuerdo inolvidable. “En las pantallas enfocaban los rostros de los peruanos, todos los vídeos que mostraban la marea peruana que llegaba a Rusia era increíble”, narra Arturo León, quien cubrió el Mundial con el diario El Comercio.

SOLO PARA SUSCRIPTORES: ¿Cuál era el plan que tenía el ‘Tigre’ para jugar el Mundial de Rusia sin Paolo Guerrero?

Para Franco Lostaunau (de ESPN) , ese viaje significó reafirmar ese amor por la selección teniendo en cuenta que estuvo presente en los peores momentos. “Tanto tiempo fuera de un mundial y mi generación creció con una selección de puras derrotas que alimentaban mi amor por la selección”.

Los hinchas peruanos fueron mayoría en el Mordovia Arena de Saransk. (Foto: AFP)
Los hinchas peruanos fueron mayoría en el Mordovia Arena de Saransk. (Foto: AFP)

2. Los cánticos peruanos en Saransk

El Mordovia Arena de Saransk abría sus puertas y el estadio se comenzó a colmar de hinchas vestidos de blanco y rojo. La gente no solo había llegado desde Perú. Bien dicen que “donde vayas habrá un peruano”. En Rusia se pudo corroborar esta inmensa pasión. Los equipos salieron al campo a hacer los calentamientos previos y cada país mundialista había elegido una canción característica. ”Fue la FIFA quien le dio ese privilegio a Perú y a Dinamarca, pero fue notoria la diferencia de apoyo cuando sonaron ambas canciones”, nos cuenta Steve Romero. La Federación Peruana eligió ‘Contigo Perú’ y los cánticos en el estadio reflejaban el mar de emociones que se vivía en ese momento inolvidable.

“Yo me sentía como un hincha más, es difícil separar el hecho de ser periodista con el de ser hincha. Estaba tan emocionado como cualquier hincha. Era alucinante ver tantos peruanos en una ciudad pequeña. Estaba nervioso por todo lo que se venía. El ambiente era de locos, eran prácticamente todos peruanos. Escuchar el ‘Contigo Perú’ te hacía imposible no derramar una lágrima". Arturo León siente que Saransk fue una fiesta y el hecho de ser periodista no dejaba el lado humano.

Lo mismo pasaba con Franco Lostaunau que destaca la labor del hincha y que siempre estuvo a la altura de la situación: “Todo fue espectacular, desde cómo clasificamos hasta la planificación porque llegamos a ese partido con mucha ilusión. Era difícil no mantener la cordura. En el himno fue imposible no emocionarse. ‘El Contigo Perú’ me hizo llorar. El público de Perú bordeaba un 95% y los daneses un 5% para ser generosos. Los peruanos estuvieron a la altura siempre”.

3. La formación inicial

La formación de Ricardo Gareca no revela muchas sorpresas, la duda de aquella noche era la presencia de Paolo Guerrero quien llegó con suspenso al Mundial tras levantarse la sanción por un caso de dopaje. Sin embargo, la información se comenzó a filtrar y el arranque del ‘Depredador’ no se iba a dar. “Me enteré un día antes que Paolo Guerrero no iba a jugar, en el entrenamiento previo. Es complicado que no se filtre la alineación. Basta que uno lo diga para que comience a circular. Uno siempre intenta tener una fuente adentro para que te dé información. Trabajaba de 8 a 9 horas al aire. Yo creo que Perú tenía mejor equipo y aunque no tenía nombres resaltantes se veía unión en el plantel. No era fácil enfrentar a Dinamarca que posee experiencia en los mundiales”, cuenta Lostaunau.

Para Arturo León esto no era sorpresa: “No había mucho que descubrir en cada alineación porque Gareca siempre paraba el equipo igual. Perú no estaba acostumbrado a ganar ni a llegar como casi favorito ante una selección europea. La gente pensaba que llegaríamos a octavos”.

Perú debutó en el Mundial Rusia 2018 con una derrota 1-0 frente a Dinamarca. Así vimos a la selección en el Mordovia Arena. (Foto: EFE)
Perú debutó en el Mundial Rusia 2018 con una derrota 1-0 frente a Dinamarca. Así vimos a la selección en el Mordovia Arena. (Foto: EFE)

4. El penal de Christian Cueva

Uno de los momentos que marcó un antes y después del encuentro fue el penal de Christian Cueva. La emoción embargó al hincha cuando el árbitro revisó el VAR y sancionó la falta, pero el desenlace enmudeció el Mordovia Arena. “Sentimos que se perdió una gran oportunidad. Los pocos gritos que se escuchaban fueron de los daneses. En 20 o 30 segundos la hinchada logró recomponerse para no dejar de alentar en ningún momento”, cuenta Steve Romero.

Arturo León sintió aquel momento como un instante triste en la tribuna, pero en el campo de juego nadie juzgó ni criticó a Christian Cueva: “Sentí que ‘se me apagó la tele’. Fueron largos segundos en los que no escuchaba nada y no podía creer lo que estaba pasando. Las caras de la gente eran de desconcierto y decepción. También dolor. Fue muy deprimente. Lo que veía era que los jugadores reaccionaron bien, todos estaban con Cueva. Creo que el equipo se recuperó, fallamos oportunidades y por eso no ganamos. El fútbol es una suma de un montón de cosas”.

“Hay gente que dice que Cueva hubiera metido el penal y el resultado era distinto. Pero no es así, yo no mato a Cueva por eso. Tenía muchos créditos para patearlo. En el momento fue triste, pero son cosas que pasan”, dice Franco Lostaunau.

5. El gol de Dinamarca

Perú salió golpeado en el segundo tiempo y buscaba aperturar el encuentro ante Dinamarca que iba apelando a los contraataques. Los daneses encontraron desorden en una jugada y esto dejó a Tapia y Yotún lejos de los cuatro defensas para apoyarlos. Trauco no cerró el espacio y Poulsen se encontraba habilitado. La definición fue precisa para vencer a Pedro Gallese que salió rápido y no pudo detener el balón. Gol de Dinamarca, otro golpe para Perú. “Dos cosas rápidas pasaron. Sentí que se complicaba más todo. El penal era la gran opción de ganar y empezar ganando un partido es mucho más fácil que hacerlo perdiendo. El gol de Dinamarca no lo sentí tan fuerte. Pensé que se podía empatar”, narra Arturo León.

Para Franco Lostaunau, este gol cambió el trámite del partido y se vio a Dinamarca con un carácter defensivo para cuidar el resultado a pesar de los repetidos ataques de Perú. “Uno está tranquilo cuando la selección juega bien, pero el gol te cambia el panorama. Jugamos bien, aunque queda el sinsabor que se pudo hacer algo más. Los goles son los que definen el fútbol”, contó.

Perú vs. Dinamarca: Poulsen anotó el primer gol de los daneses en el Mundial Rusia 2018. (Foto: AFP)
Perú vs. Dinamarca: Poulsen anotó el primer gol de los daneses en el Mundial Rusia 2018. (Foto: AFP)

6. El final del partido

Perú obtuvo un 53.4% de posesión de balón sobre un 46.6% de Dinamarca, “la selección jugó bien, hizo un buen Mundial. Los resultados son los que mandan y no estuvimos con esa fortuna para anotar”, apunta Lostaunau.

Los 17 remates al arco ante los 10 del rival demostraron que la carencia de efectividad fue lo que llevó a la derrota. Perú perdió en su debut, pero el apoyo se mantuvo intacto y el equipo se mantuvo unido siempre. “A nadie le quedó esa sensación que Perú no dejó todo. Siento que ni bien terminó el partido, a nadie le importó si era Francia el rival para la siguiente fecha. Me quedo con el momento que termina el partido y los jugadores se van a aplaudir a la tribuna y todos los hinchas cantando. Nunca había visto a una afición tan fiel como la peruana. Esa relación de amor con su selección es incondicional. Los jugadores estaban con Cueva y la hinchada también. Era como el padre que intentaba ayudar a su hijo. Para mí, Perú siempre fue local en todos los partidos”, así lo sintió Steve Romero.

Luis Advíncula jugó los 90 minutos del partido Perú vs. Dinamarca. (AFP)
Luis Advíncula jugó los 90 minutos del partido Perú vs. Dinamarca. (AFP)

7. Las reacciones al final del encuentro

Perder en el debut mundialista suele ser un golpe duro. La selección peruana sintió quizá que decepcionó a 30 millones de peruanos que esperaban celebrar el regreso luego de 36 años. Arturo León fue parte del grupo de periodistas que recogió algunas declaraciones: “En la zona mixta, Perú se demoró en salir y nadie quería hablar. Pero Cueva fue el primero en acercarse a hablar. Me sorprendió bastante porque me lo imaginaba derrotado. La prensa se le fue encima”.

Franco Lostaunau tuvo la oportunidad de hablar con Cueva luego del encuentro y reconoce que fue de los primeros en dar la cara y asumir aquella acción que pudo cambiar el partido: “Noté mucha confianza en los jugadores. Existía la sensación de positividad y estaban conformes con lo que habían demostrado en el campo. Cueva fue de los primeros en declarar. Tengo un recuerdo de él poniendo la cara siempre, nada de tristeza”.

Algo que también se destacó fue el lado humano de cada futbolista que tenía que asumir rápidamente la derrota y pensar en el siguente rival. El desenlace significó un cambio en el pensar de Steve Romero que cubría por primera vez a la selección peruana: “Ese partido me permitió conocer el lado humano de cada futbolista. Ver qué hay detrás del goleador o del que hace regates. Veía en ellos a esos niños que habían crecido con dificultades y estaban cumpliendo su sueño, pero con ese afán de revancha por decepcionar a 30 millones de peruanos”.

La aventura de Perú en Rusia fue corta, aquel encuentro contra Dinamarca marcó un antes y después que sirvió con impulso para el siguiente rival que era Francia. La hinchada jugó un partido aparte durante toda la participación y siempre hizo sentir el aliento incondicional que daba un empuje especial a todos los jugadores. Ese amor persiste hasta hoy. Es un amor eterno.

MÁS EN DT..,

NO DEJES DE VER