Los precios del petróleo se han derrumbado por las restricciones impuestas por la crisis sanitaria del coronavirus. (Foto: AFP)
Los precios del petróleo se han derrumbado por las restricciones impuestas por la crisis sanitaria del coronavirus. (Foto: AFP)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

La Organización de Países Exportadores de Petróleo () advirtió el miércoles que la demanda mundial de petróleo caerá más de lo anticipado en 2020 debido a la pandemia de y dijo que la recuperación del próximo año encara una gran incertidumbre, dejando en evidencia las dificultades que enfrentan el grupo y sus aliados para apoyar al mercado.

MIRA: Sunat: Recaudación tributaria cae en julio pero reduce ritmo de contracción

La demanda mundial de crudo bajará en 9,06 millones de barriles por día (bpd) este año, de acuerdo al reporte mensual de la OPEP, que el mes anterior había previsto un declive de 8,95 millones de bpd en el consumo.

“Los precios del petróleo y productos derivados en el segundo semestre del 2020 continuarán siendo impactados por las preocupaciones en torno a una segunda ola de infecciones de coronavirus y mayores existencias globales”, dijo la OPEP en su informe.

Los precios del petróleo se derrumbaron porque las restricciones por el coronavirus paralizaron los viajes y la actividad económica.

Si bien algunas naciones han levantado algunas de sus restricciones y cuarentenas, lo que permitió a la demanda de combustible recuperarse, aún existen temores por rebrotes de la enfermedad que han evitado que los precios del barril reboten como la OPEP espera.

MIRA: SBS suspende temporalmente liquidación de Financiera TFC por medida cautelar del Poder Judicial

El grupo mantuvo su estimación de que la demanda de petróleo en 2021 repuntará en 7 millones de bpd, pero indicó que el cálculo está sujeto a la enorme incertidumbre generada por el “impacto negativo en el consumo de crudo”, como la demanda de viajes aéreos, la llegada al mercado de autos más eficientes en cuanto al combustible y la competencia energética.

“Casi todos nuestros expertos en el mercado esperan dificultades en cuanto a que el combustible para aviones pueda compensar la demanda perdida en el 2021”, dijo la OPEP. “La demanda de gasolina enfrentará presiones para regresar a los niveles del 2019”.

Para hacer frente a la caída de la demanda, la OPEP y sus aliados, una alianza conocida como OPEP+, acordaron un recorte récord de suministros de 9,7 millones de bpd que comenzó el 1 de mayo, mientras que Estados Unidos y otras naciones dijeron que disminuirían el bombeo.

En su informe de agosto, la OPEP dijo que su producción aumentó en 980.000 bpd a 23,17 millones de bpd en julio, en gran parte porque Arabia Saudita y otras naciones petroleras del Golfo pusieron fin a los recortes voluntarios adicionales que habían realizado en junio.

La cifra representó una adhesión del 97% en el acuerdo de suministros durante julio, de acuerdo a los cálculos de Reuters, por debajo de la cifra estimada para junio.

TE PUEDE INTERESAR