Ejecutivo plantea crear un impuesto a los juegos y apuestas online. (Foto: Mincetur)
Ejecutivo plantea crear un impuesto a los juegos y apuestas online. (Foto: Mincetur)
Redacción EC

El Consejo de Ministros aprobó este martes -de manera unánime- el anteproyecto de ley, preparado por el Mincetur, para regular los juegos y apuestas deportivas a distancia (internet), con lo que se pretende recaudar S/ 160 millones al año.

Esta iniciativa será enviada al Congreso de la República para su discusión y análisis en las comisiones respectivas.

MIRA | ¿Qué ha pasado para que el precio del pollo suba S/ 1,65 en primeras semanas de mayo?

El anteproyecto plantea un impuesto directo aplicado al Ingreso Neto (Net Win). Asimismo, se establecen los porcentajes de distribución, así como los beneficiarios sobre la base de la competencia administrativa y de su vinculación con la actividad objeto de regulación.

En ese sentido, se establece que del 100% recaudado por concepto del Impuesto a los Juegos, el 40% se dirigirá al Tesoro Público, el 20% restante va al Instituto Peruano del Deporte (IPD) y el 40% al Mincetur de acuerdo con la siguiente distribución interna: 25% a las labores de control y fiscalización de la actividad y el 75% a la promoción y desarrollo turístico.

Según el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez, se da un importante paso para regular esta actividad que viene generando un importante movimiento económico (aproximadamente S/ 4.500 millones anuales) sin rendir ingresos al erario nacional.

MIRA | Presidente BID: América Latina tiene la oportunidad de brillar

Además, el ministro señaló que es urgente que estas operaciones sean controladas de manera integral, pagando impuestos y cumpliendo con condiciones adecuadas, tal como ha sucedido en Colombia, México, Argentina, y gran parte de los Estados Unidos y Europa.

El Consejo de Ministros estuvo a favor de la propuesta de Mincetur porque establece un marco legal que permitirá salvaguardar la transparencia en el juego y la integridad del deporte, la promoción del juego responsable, el establecimiento de controles de acceso para proteger a los sectores vulnerables y evitar el lavado de dinero, activos y financiamiento al terrorismo, entre otros”, dijo.

Agregó que lo recaudado (alrededor de S/ 160 millones anuales) podrán ser invertidos en la reactivación del turismo, además en obras de infraestructura pública y promover el deporte. “El gobierno del presidente Pedro Castillo tiene claro que esta actividad debe ser regulada de manera eficiente para beneficio de todos los peruanos”, añadió.

MIRA | Exportaciones peruanas crecieron en el 1T, pero los envíos de minerales al exterior cayeron en marzo

Más detalles

El anteproyecto de ley recalca que el Mincetur será la entidad responsable de autorizar el uso de plataformas tecnológicas y locales físicos para los juegos y apuestas deportivas, por lo que es crucial que estas empresas estén inscritas en el Registro Único de Contribuyentes.

Además, deberán tener un representante legal en el Perú y un dominio con la terminación “.pe”.

También refiere que la fiscalización de las plataformas tecnológicas se realizará por accesos físicos y/o lógicos, presenciales o remotos. La propuesta además prohíbe la participación en los juegos y apuestas deportivas a distancia de los menores de edad y personas con ludopatía.

MIRA | Melgar FBC: cuando se aprende de los grandes a hacer negocios

A la par, las empresas que no cuenten con la autorización sectorial respectiva estarán prohibidas de suscribir contratos de publicidad o patrocinio. Respecto a las sanciones administrativas estas incluyen: amonestación, multa (de 1 a 500 UIT), suspensión de actividades, cancelación de autorización y/o registro administrativo, inhabilitación hasta por 10 años e inhabilitación permanente.

Es importante mencionar que la propuesta indica que luego de ser promulgada, el Mincetur deberá emitir el reglamento en un plazo que no exceda los 60 días hábiles.

Cabe señalar que, a partir de la fecha de entrada en vigencia de la norma, las empresas deberán cumplir con lo señalado en el dispositivo legal en un plazo de ciento 120 días calendario.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más