El estado peruano tendrá que contestar a la demanda, según refirió el presidente de Enagás, Antonio Llardén. (Foto: GEC)
El estado peruano tendrá que contestar a la demanda, según refirió el presidente de Enagás, Antonio Llardén. (Foto: GEC)
Agencia EFE

Agencia de noticias

El presidente de , Antonio Llardén, ha dicho este martes que esperan que el que ha interpuesto al Gobierno de Perú para recuperar su inversión en el Gasoducto Peruano del Sur () esté terminado a finales de 2022.

El Gobierno de Perú rescindió el 23 de enero de 2017 la concesión del GSP a un consorcio en el que participaba la empresa española, junto a la constructora brasileña y , debido a los escándalos de corrupción que afectaban a Odebrecht.

La constructora brasileña -con una participación del 50%-, Enagás y Graña y Montero -ambas con un 25%- eran las compañías concesionarias para la construcción de este gasoducto, que suponía una inversión de US$7.328 millones (6.856 millones de euros), pero el Gobierno peruano decidió rescindir el contrato por los escándalos de corrupción que afectaban a Obedrecht.

Ante ello, Enagás decidió entablar una demanda contra Perú ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi). En agosto del año pasado se informó que la firma española fijó en US$1.980 millones el valor de la demanda.

Llardén, en una rueda de prensa en que ha presentado los resultados de la compañía en 2019 y la revisión de las perspectivas estratégicas para el periodo 2020-2026, ha señalado que se está ya dentro del proceso de arbitraje, que ha sido admitido por el Banco Mundial (BM), y se ha pasado la etapa previa.

Ha explicado que ahora el estado peruano tendrá que contestar y probablemente el arbitraje pueda estar terminado a finales de 2022.