• El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 1
    1/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 1

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 10
    2/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 10

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 2
    3/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 2

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 9
    4/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 9

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 5
    5/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 5

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 8
    6/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 8

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 3
    7/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 3

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 7
    8/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 7

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 4
    9/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 4

  • El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 6
    10/10

    El oscuro origen de falsas denuncias de traficantes de órganos - 6

Este jueves 1 de diciembre se desataron enfrentamientos en la comisaría de , luego que una turba asegurara que la policía había liberado a dos personas que los propios vecinos habían detenido por ser "traficantes de órganos".

La policía, en realidad, había acudido al rescate de dos encuestadores que circulaban por Huaycán como parte de su trabajo. Los vecinos, alertados por estas cadenas de mensajes llenos de denuncias falsas, los acusaron de ser los traficantes de órganos, y procedieron a atacarlos al punto de casi quemarlos vivos.

En las imágenes arriba te mostramos algunas de las imágenes que comenzaron a circular vía Facebook entre los vecinos de Huaycán y otros sectores de Lima Este desde los últimos días de noviembre. Junto a estos virales llenos de mentiras, mostramos el origen de las verdaderas fotos, las cuales han sido utilizadas para generar psicosociales similares en toda Latinoamérica desde hace años.

El Comercio pudo rastrear algunas de las imágenes, que vienen siendo compartidas desde el 2013 siempre con el mismo engaño: bandas de secuestradores de niños que trafican con órganos. Las fotografías más crudas de presuntas víctimas son en realidad imágenes que vienen siendo rebotadas en foros dedicados al morbo desde hace años.