Los pacientes esperan ser atendidos en Unidad de Cuidados Intensivos.  (GEC)
Los pacientes esperan ser atendidos en Unidad de Cuidados Intensivos. (GEC)

Las imágenes de pacientes con infección grave de usando mascarillas de oxígeno y esperando ser hospitalizados, así como de cuerpos apilados en los mortuorios de los hospitales generan dudas sobre la disponibilidad real de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El Comercio ha podido verificar, luego de consultar con diversas fuentes, que la información oficial brindada por el Ministerio de Salud (Minsa) no corresponde con la cifra real.

El pasado jueves, el ministro de Salud, Víctor Zamora, señaló que hay 656 camas de UCI para atender a pacientes con coronavirus. De estas, dijo que 189 estaban disponibles. Hasta el cierre de este informe, el Minsa reportó una nueva cifra: 726 camas UCI para enfermos COVID-19 y 131 disponibles. Sin embargo, tras contrastar información proporcionada por la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva (Sopemi), directores de hospitales, la Contraloría General de la República y el Minsa, los números oficiales no cuadran.

Según el último reporte de la Sopemi, en todo el país hay 655 camas UCI para pacientes de COVID-19. En Lima existen 416 camas, de las cuales 404 están ocupadas y solo 12 están disponibles. El informe señala que estas son las únicas libres a nivel nacional. Jesús Valverde, presidente de la Sopemi, sostiene que el Gobierno debe sincerar las cifras porque afirmar –como lo ha hecho el Ministerio de Salud en su último comunicado – que hay 131 camas UCI libres “es contradictorio”.

Se considera una cama UCI aquella que consta del equipamiento biomédico y cuenta con profesionales de salud especializados para la atención. Tiene que existir ese binomio para decir que hay una cama UCI. El equipamiento biomédico debe contar con una cama multipropósito, un ventilador mecánico, un monitor y un aspirador”, remarcó Valverde.

Los médicos que laboran en UCI de los hospitales del Minsa, Essalud, Fuerzas Armadas, Policía Nacional y en las clínicas de Lima, todos centros donde se han habilitado ambientes para pacientes de COVID-19, reportan la cantidad de camas que hay para atender esta emergencia. La base de datos se actualiza a diario a partir del trabajo de campo que hacen los médicos intensivistas durante sus guardias. “Solo hay una cama disponible cuando un paciente sale de alta o fallece y uno que está en espera la ocupa inmediatamente”, agregó Valverde.

Jesús Valverde, presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, recibe el reporte diario de sus colegas que trabajan en las UCIs de todo el país sobre camas para pacientes COVID-19.
Jesús Valverde, presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, recibe el reporte diario de sus colegas que trabajan en las UCIs de todo el país sobre camas para pacientes COVID-19.

Al respecto, Frank Brito, asesor del ministro de Salud e integrante del Comando COVID, respondió a El Comercio que los datos que el Minsa reporta sobre las camas UCI los brindan los directores de los hospitales, quienes son los representantes legales.

Lo que puede ocurrir es que puedo recoger la información a las 5 a.m. y a las 5 p.m. ya cambió, porque el ritmo de la disponibilidad es dinámico”, dijo. “El director o representante del hospital es quien nos reporta dos veces al día, a través de una plataforma, sobre la cantidad de camas ocupadas y las disponibles”, agregó.

Brito sostuvo que el reporte de Sopemi “nunca será igual” al que generan desde el Minsa. Precisó que son 250 hospitales que atienden a pacientes de COVID-19 los que reportan a diario.

A las 5 de la mañana, en el hospital Rebagliati tenemos 97 camas ocupadas, según información proporcionada por el gerente. Tenemos siete camas disponibles en el Club de la Salud, cinco en la clínica Ricardo Palma, cinco en el Hospital del Niño de San Borja y cinco en la clínica Bellavista”, señaló.

Brito precisó que el 6 de mayo llegarán a Lima los primeros 50 ventiladores mecánicos de un lote total de 500 que fueron adquiridos por el Minsa a China.

—Falta de personal—

Antes de la pandemia por el COVID-19, en el país ya se registraba un déficit de 700 médicos para la atención en UCI. La norma de salud establece que por cada seis pacientes en UCI debe haber un médico, tres enfermeras y dos técnicos intensivistas. Sin embargo, tras el avance del coronavirus, la demanda se ha rebasado.

Ahora se duplica y hasta se triplica la cifra de médicos que se necesitan. Un grupo de médicos ha salido de descanso porque tienen enfermedades comórbidas y son mayores de 60 años”, indicó Velarde, quien trabaja en la UCI del hospital Dos de Mayo y de la clínica San Pablo.

El presidente de la Sopemi advirtió que la falta de profesionales de salud es grave y que ahora solo hay 600 médicos operativos. “Por esa razón el sistema de salud ha colapsado”, precisó. Valverde y otros médicos de la Sopemi sostuvieron ayer una reunión con la jefa del Comando COVID, Pilar Mazzetti, y su equipo de trabajo. En esta expusieron una serie de estrategias para atender una demanda en situación de desastre, como por ejemplo que un médico que antes atendía a seis pacientes de UCI, ahora asista a 10 o 12.

Disponibilidad de camas UCI para COVID-19 en Lima. (Infografía: El Comercio)
Disponibilidad de camas UCI para COVID-19 en Lima. (Infografía: El Comercio)

—Sin coordinación—

En la última semana, un equipo de auditores de la contraloría ha visitado 38 hospitales en Lima y 63 en las demás regiones del país. Patricia Suárez, subgerenta de Salud de este órgano de control, señaló a El Comercio que “no existe una articulación” entre el Minsa como órgano rector y los diferentes sectores del pliego que son Essalud, las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y las regiones.

Las debilidades de unos hospitales no son cubiertas con las fortalezas de otros. Mientras que en el hospital de la policía Augusto B. Leguía hemos encontrado pacientes a la intemperie, sentados en sillas por más de 24 horas con insuficiente cantidad médicos, en el Hospital Militar Central encontramos 3 camas UCI disponibles, el jueves pasado”, afirmó Suárez.

Reiteró que los pacientes que son transferidos al nuevo hospital de Ate Vitarte, exclusivo para pacientes con infección grave de COVID-19, no son recibidos porque no hay disponibilidad de camas.

María Isabel León, presidenta de Confiep. (Foto: Difusión)
María Isabel León, presidenta de Confiep. (Foto: Difusión)

Los ventiladores de la Confiep

Hace algunas semanas, la Confiep anunció la compra de 200 ventiladores mecánicos para donarlos a los centros de salud del país que atienden a pacientes de COVID-19. Desde entonces, hubo diversos factores, como la demanda mundial, que retrasaron la llegada de estos equipos médicos.

La titular de este gremio empresarial, María Isabel León, explicó a El Comercio que han podido comprar 137 ventiladores en total. Estos han sido adquiridos en dos fábricas chinas.

Estamos ansiosos por saber cuándo van a llegar, que sea lo más pronto posible, porque se necesitan. Ya están pagados por adelantado. Estamos esperando que se cumpla la fecha de entrega. Tenemos el apoyo de la cancillería y de la embajada peruana en China”, señaló León.

La titular de la Confiep indicó que del primer lote comprado –125 ventiladores– llegará una primera remesa en la primera semana de mayo. “Lamentablemente, las fábricas están copadas y no hemos podido conseguir antes porque no hay”, dijo.

Sobre el segundo lote –12 ventiladores– serán despachados a fines del próximo mes. Estos serán enviados de China directamente al Perú.

Asimismo, León indicó que, con un fondo de donaciones, también han comprado los insumos en el mercado local e internacional para que la Marina de Guerra arme 100 ventiladores mecánicos de emergencia.

A SABER:

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

VIDEO RELACIONADO:

Países latinoamericanos toman acción para enfrentar ola de nuevo coronavirus

TE PUEDE INTERESAR