Nueva variante del Sars-CoV-2 fue detectada a través del secuenciamiento del genoma del virus en el INS. (Foto referencial: INS / Minsa)
Nueva variante del Sars-CoV-2 fue detectada a través del secuenciamiento del genoma del virus en el INS. (Foto referencial: INS / Minsa)
Gladys Pereyra Colchado

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Cuando el país vive un rebrote de contagios, los casos de mortalidad llevan al menos diez días al alza y las camas de cuidados intensivos se copan en varias regiones, ayer finalmente se confirmó que la nueva variante del virus , hasta 70% más contagiosa, está en el Perú.

MIRA: Gobierno detectó el primer caso de la nueva variante británica COVID-19 en el Perú

En conferencia de prensa, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, informó que el primer caso de la variante fue detectado en una mujer que participó en una reunión familiar en los días previos a la Navidad. De ella se sabe que vive y trabaja en Lima, y que, al menos, dos de sus acompañantes han dado positivo en COVID-19. Sus muestras están siendo secuenciadas para identificar si también se trata de la nueva mutación de procedencia europea.

“Ya tenemos la nueva variante que está circulando en Europa. Es muy importante que todos recordemos que tenemos que mantener todas las medidas para evitar el contagio. Aquí no hay pastillita mágica ni automedicación, lo más importante es evitar que nos contagiemos”, dijo Mazzetti.

¿Qué se sabe de la variante?

La nueva variante fue por el Reino Unido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 14 de diciembre, pero se estima que apareció desde setiembre en el sur de dicho país. Aunque no se ha demostrado hasta la fecha que sea más letal, sí tiene un nivel más alto de transmisión.

“Si en una reunión una persona contagiaba a dos o tres, ahora va a contagiar a cinco, seis o siete personas”, explicó el viceministro de Salud Pública, Luis Suárez Ognio.

No se trata, sin embargo, de la única mutación del virus. De acuerdo con la OMS, las mutaciones son bastante frecuentes y ocurren cuando “los virus hacen copias de sí mismos en un proceso denominado replicación, en el que, a veces, las nuevas copias presentan pequeños cambios”. De hecho, según un informe publicado por el biólogo evolutivo Andrew Rambaut, de la Universidad de Edimburgo, citado por la BBC, el SARS-CoV-2 acumula en promedio entre una y dos mutaciones por mes.

Y el Perú no ha sido la excepción. Pablo Tsukayama, coordinador del Laboratorio de Genómica Microbiana de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), que realiza vigilancia genómica, explica que en el país se han detectado varias mutaciones, aunque esta es la primera vez que se trata de una con mayor nivel de contagio.

“En el Perú ya sabemos, por lo que hemos secuenciado, que hay varias decenas de variantes circulando, y en el mundo hay miles. Sin embargo, justo esta variante está mutando en la famosa proteína espiga del virus, porque se alteró esta proteína que da una mayor capacidad de ser reconocida por las células. Es más pegajosa a la célula humana y por lo tanto puede reproducirse mucho más”, explicó a El Comercio.

Cuatro claves sobre la detección

1. ¿Cómo se detectan las mutaciones del SARS-CoV-2?

Pablo Tsukayama explica que para identificarlas se requiere realizar el secuenciamiento del genoma, método que ‘lee’ las características del virus. “A través de un hisopado extraemos el material genético, pero en vez de hacer un PCR, que consiste en amplificar una región chica del virus, amplificamos todo el virus y lo ponemos en un instrumento que lee la secuencia de 30.000 letras del genoma”, explica.

De acuerdo con el especialista, para la vigilancia genómica se toman muestras aleatorias de la población con la finalidad de determinar qué variantes del virus están presentes en una determinada región. Precisamente es así como Reino Unido detectó la variante más contagiosa, cuya denominación es VUI 202012/01 (por las siglas en inglés de «variante en investigación, año 2020, mes 12, variante 01»).

“En el Perú se han secuenciado casi 400 genomas entre el INS y la Cayetano Heredia. En Sudamérica, unos 4.000, mientras que Reino Unido llega casi a 200.000, indica.

2. ¿Para qué sirve la vigilancia genómica?

PPara determinar qué variante predomina y tomar las medidas sanitarias que correspondan. “No basta saber que tenemos la nueva variante. Se necesitan muestreos periódicos para ver si sube en frecuencia”, dice Tsukayama. Por eso, pide descentralizar los centros que realizan el proceso de secuenciamiento a fin de lograr una mayor cobertura en regiones.

Según el especialista, también se requiere financiamiento para costear los insumos que implican este análisis. “Nuestro cálculo es que cuesta aproximadamente 1.000 soles cada genoma en materiales. Hemos hecho esto con fondos de Concytec, pero necesitamos secuenciar más”, agrega.

3. ¿Las variantes reducen la eficacia de las pruebas?

Mazzetti precisó que la nueva variante no afecta el trabajo de las pruebas moleculares y tampoco de las vacunas que se desarrollan en el mundo. “Las pruebas PCR y antigénicas pueden detectar el virus mutado o no”, dijo. Lo que no especifican es el tipo de variante.

4 ¿En esta estrategia son útiles las pruebas rápidas?

Tsukayama indica que estas pruebas han sido diseñadas solo para estudios de seroprevalencia, pero no para determinar casos de virus activos en las personas contagiadas. “Con eso no se puede aislar y secuenciar el virus. Necesitamos diagnóstico molecular”, indica.

VIDEO RECOMENDADO

Minsa confirma el primer caso de la nueva variante del SARS CoV-2 proveniente del Reino Unido

Minsa confirma el primer caso de la nueva variante del SARS CoV-2 proveniente del Reino Unido
Minsa confirma el primer caso de la nueva variante del SARS CoV-2 proveniente del Reino Unido

TE PUEDE INTERESAR