Florence Pugh interpreta a Yelena Belova en el Universo Cinematográfico de Marvel. (Fuente: Marvel Studios/Marvel Comics)
Florence Pugh interpreta a Yelena Belova en el Universo Cinematográfico de Marvel. (Fuente: Marvel Studios/Marvel Comics)
Juan Luis  Del Campo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Nada dura para siempre, menos aún en el , que ya ha visto a dos de sus estrellas, (Steve Rogers/Capitán América) y (Tony Stark/Iron Man) salirse de la franquicia debido a viajes en el tiempo o la muerte de su personaje. Ahora con el estreno de “” este 9 de julio le decimos adiós también a y su interpretación de la superespía Natasha Romanoff, más conocida como la Viuda Negra, una despedida ya anticipada debido a la muerte de este personaje en “Avengers: Endgame” (2019).

MIRA: “Black Widow”: Florence Pugh y su increíble ascenso de ‘youtuber’ a estrella de cine

En su lugar queda Florence Pugh y su personaje de Yelena Belova, con “Black Widow” sirviendo como la película que permitirá pasar el título de la heroína a su sucesora. Y aunque todavía no hemos podido ver la cinta antes del estreno, los avances de la misma muestran una relación más unida entre ambas superespías que su versión en los cómics, donde Yelena y Natasha tienen una relación usualmente antagonista.

AMIGAS Y RIVALES

Creada por la dupla de la guionista Devin Grayson y el artista J.G. Jones, Yelena Fyodorovna Belova apareció por primera vez en los cómics en enero de 1999, como parte de la historia de “Inhumans (Vol.2) #5. En ella se la presenta como una hermosa y letal espía graduada del programa de la Academia de la Habitación Roja, la misma organización soviética detrás del entrenamiento de de Natasha Romanoff, así como la sucesora al título de Viuda Negra luego de que la heroína desertara a sus maestros.

El primer encuentro entre Yelena y Natasha en los cómics ocurrió en "Black Widow" (1999). (Fuente: Marvel)
El primer encuentro entre Yelena y Natasha en los cómics ocurrió en "Black Widow" (1999). (Fuente: Marvel)

Pero no fue hasta que Devin Grayson publicó la miniserie “Black Widow” " (1999) que el personaje de Yelena empezó a adquirir profundidad. l, Grayson reveló que concibió al personaje como una manera de contrastar al de Natasha.

‘Black Widow’ (1999) era sobre Natasha confrontando su propio envejecimiento, así que para ilustrar eso necesitábamos a alguien más joven para que se le oponga”, remarcó la escritora. La transformación de la Unión Soviética a la Federación de Rusia a inicios de los 90 sirvió como punto de contraste para contrastar a los personajes, en particular al de la Viuda Negra, tan intrínsecamente relacionado a la Guerra Fría.

Habíamos recientemente vivido esta extraordinaria transformación política, y Yelena me dio una manera de diferenciar la generación de rusos que crecieron como ciudadanos soviéticos y los que le siguieron después del Tratado de Belavezha”, explicó.

El primer encuentro entre Natasha y Yelena no mostró a un claro ganador. (Fuente: Marvel)
El primer encuentro entre Natasha y Yelena no mostró a un claro ganador. (Fuente: Marvel)

Es así que entre Natasha y Yelena hay una compleja relación, más cordial que enemigas y menos cercana que aliados. La relación también tiene un punto juguetón, ya que Natasha se refiere a su contraparte con el apodo de “pequeña”, en cierto modo apuntando a una relación cuasifraternal. Es así que en su primera historia juntas, la confrontación entre las dos agentes termina sin una confrontación final.

Dos años después, esta rivalidad continúa en “Black Widow” (2001), una historia donde Natasha le enseña lo lóbrego y truculento que puede ser el negocio de los espías, al robarse el argumento de la película “Face/Off” (“Contracara” en Hispanoamérica) e intercambiar su rostro por el de Yelena. El trauma de la situación, que incluso hace que la espía más joven dude de su propia identidad, lleva a que se retire de este estilo de vida por un tiempo y se convierta en una modelo y empresaria.

En "Black Widow" (2001), Natasha le mostró el lado más oscuro de la vida del espionaje. (Fuente: Marvel)
En "Black Widow" (2001), Natasha le mostró el lado más oscuro de la vida del espionaje. (Fuente: Marvel)

Cuando primero conocemos a Yelena (”Black Widow” (1999)), ella es joven, impetuosa y ávida de probarse a sí misma frente a Nat. Ella considera a Natasha más un título que una persona, y uno que Natasha ya no merece. En la siguiente serie (“Black Widow” (2001)), la cual escribí junto a Greg Rucka, Nat se esfuerza en mostrar a Yelena la magnitud en que, incluso como una ‘rusa libre’, Yelena todavía es una espía y una graduada de la Habitación Roja y, por lo tanto, una herramienta de su gobierno y/o quien ofrezca más”.

Natasha está anclada en sensibilidades y la crianza soviética y Yelena refleja a la Rusia contemporánea”, explicó la guionista. “Obviamente, ellas son más que eso - Nat es mayor, más experimentada y menos interesada en la aprobación de los demás, así como una persona muy apasionada que forma conexiones profundas con otras personas sin querer, mientras que Yelena es de alguna manera menos cínica de su habilidad para cambiar al mundo que Nat, menos obstaculizada por una asociación con conocidos de altos principios, y más probable a identificarse como asexual que seguir los caminos románticos de Nat - pero esa es la tensión central entre ambos personajes.”

En 2002, Yelena Belova regresó con su propia miniserie, una precuela que muestra su origen titulada “Black Widow: Pale Little Spider”, donde investiga el asesinato de uno de su mentor. Pero su retiro no fue interrumpido hasta el 2005, cuando S.H.I.E.L.D. la reclutó para investigar una operación de minería ilegal de vibranium - el material del que está hecho el escudo del Capitán América - en la Tierra Salvaje, un refugio de dinosaurios ubicado en la Antártica (Sí, los cómics son raros).

En los últimos tiempos Yelena ha adoptado la identidad de White Widow (Viuda Blanca). (Fuente: Marvel)
En los últimos tiempos Yelena ha adoptado la identidad de White Widow (Viuda Blanca). (Fuente: Marvel)

En esta misión la espía será críticamente herida y convertida en una especie de androide. No sería su única transformación y en los próximos años Yelena sería asesinada, clonada, así como sometida a otros giros de tuerca que no le permitieron recuperar la prominencia que tuvo en sus primeras apariciones.

Solo en los últimos año ha empezado a aparecer más, con su mayor evolución como personaje ocurriendo en “Black Widow” (2020), cuando un clon del personaje con las memorias de la original asume la identidad de White Widow (Viuda Blanca) y rescata a Natasha Romanoff de un intento de lavarle el cerebro. En esta saga la relación entre las heroínas es mucho más cordial, asemejándose quizás a la contraparte fílmica que debió salir a la par con estas historietas cómicas si no fuera por el COVID-19.

La relación entre Natasha Romanoff y Yelena Belova ha mejorado en las últimas sagas. (Fuente: Marvel)
La relación entre Natasha Romanoff y Yelena Belova ha mejorado en las últimas sagas. (Fuente: Marvel)

SALTO A LA GRAN PANTALLA

Es así que cuando veamos a Florence Pugh y Scarlett Johansson compartir la pantalla este 9 de julio, ya se nos ha adelantado que entre sus personajes no habrá la amarga rivalidad que sus contrapartes en los cómics recién han dejado atrás.

Esto fue una evolución a lo largo del proyecto, según reveló la propia Johansson, quien sirve también como productora ejecutiva de “Black Widow”.

Florence Pugh como Yelena Belova en "Black Widow". (Fuente: Marvel Studios)
Florence Pugh como Yelena Belova en "Black Widow". (Fuente: Marvel Studios)

Queríamos incluir al personaje de Yelena temprano en el proyecto, pero este se fue transformando durante los meses de preparación y desarrollo”, afirmó la actriz en diálogo . “Diría que la historia de dos mujeres compitiendo entre ellas y tratando de traerse abajo era poco interesante (...) Se sentía anticuado y no verídico”.

Es así que la relación entre ambas se transformó en algo diferente, “basada en una experiencia compartida, un conocimiento y una hermandad”. Esto, aclara, no significa que no haya conflictos entre Yelena y Natasha, adelantando que habrá muchos “sentimientos complicados”.

Tengo mucha empatía por esa relación y por la historia y trauma de ambos personajes”, añadió. “Esa historia compartida, oscura como parezca, las une y hay mucho amor entre ellas. Su relación es contenciosa y todo lo demás que viene de ese tipo de vínculos de hermandad.

Esta línea de pensamiento fue compartida por la propia Pugh, como “la molesta hermana pequeña que dice todo lo que se le viene a mente sin consecuencias”.

Florence Pugh y Scarlett Johansson en "Black Widow". La relación entre sus personajes ha sido comparada a la de hermanas. (Fuente: Marvel Studios)
Florence Pugh y Scarlett Johansson en "Black Widow". La relación entre sus personajes ha sido comparada a la de hermanas. (Fuente: Marvel Studios)

Cuando la conocemos, ella está descubriendo el mundo de una nueva manera”, continuó. “Está herida, es complicada y se rebela. Cuando se encuentra con el personaje de Scarlett, Natasha, Yelena está redescubriendo quién es después de estar en la Habitación Roja por tanto tiempo. Y juntas se dan cuenta que las dos están sufriendo en maneras muy similares”.

Para saber cómo se resolverá esta relación tendremos que esperar hasta el 9 de julio, cuando la cinta por fin llegue a cines y Disney+. Lo que sí sabemos es que Yelena está para quedarse como la nueva Viuda Negra, con una aparición ya programada en la serie de Disney+ “Hawkeye”.

VIDEOS RECOMENDADOS

Florence Pugh habla sobre Yelena Belova y "Black Widow". (Fuente: Saltar Intro)
Florence Pugh habla sobre Yelena Belova y "Black Widow". (Fuente: Saltar Intro)

TE PUEDE INTERESAR