Leslie A. Galván

Marina y Leandra, dos jóvenes asistentes al , cruzaban miradas durante la canción “Kilómetros” de Sin Bandera. La primera vez que hablaron fue en una fiesta hace tres meses y desde entonces la comunicación no paró. Cobijadas por las letras de esa banda y la música de Manuel Turizo, Danny Ocean y Camila, juntaron sus labios en un beso que rogaba eternidad. “La chica que tengo al lado no es cualquiera, vale la pena”, dijo la primera con una sonrisa en el rostro y, posiblemente, algo de tristeza, porque su compañera debe viajar a España una temporada y la distancia es casi intolerable para ella.

MIRA: Lo que nunca dijo de Sin bandera, La Voz Perú y la canción que hizo con Tony Succar

Así como ellas, familias, mejores amigos con intenciones de dejar de serlo y hermanas del alma desde el colegio asistieron a la velada que prometía ser el mejor concierto del año en su categoría de baladas y latin romántico. Una larga cola empezó desde las ocho de la noche en la calle del Arena Perú Explanada. Tras la presentación de la banda telonera Melnik, Manuel Turizo apareció en su forma más sensual y carismática para liberar la espera de un show que, para muchos de los asistentes, fue el mejor de la noche.

La banda telonera fue Melnik en el Lima Music Fest 2022.
La banda telonera fue Melnik en el Lima Music Fest 2022. / César Bueno/ El Comercio

“Quiéreme mientras se pueda” fue la canción que empujó al público más cerca del escenario. Turizo saltó, bailó sensual con ese cuerpo de 22 años; es alguien distinto a su última presentación en Lima hace años, cuando todavía no terminaba el colegio. Este 2022, Turizo cantó los temas de “Dopamina”, su segundo álbum de música urbana. Aquí bailaron todos, incluso las vendedoras de cerveza.

De izquierda a derecha, Julián y Manuel Turizio; hermanos en concierto.
De izquierda a derecha, Julián y Manuel Turizio; hermanos en concierto. / César Bueno/ El Comercio.

“Todos los que tengan su pareja al lado, abrácenla. ¡Mira que te ha traído a ver a Manuel Turizo, Sin Banderas, Danny Ocean, Camila! ¡Qué más quieres! Apriétala bien rico y que sienta que la quieres”, dijo el artista antes de empezar con “Bésame”. Casi al acabar la canción, aparecieron en escena dos guitarristas peruanas para ofrecer una versión distinta de la última parte del tema. De inmediato, Turizo gritó: “Ahora, vamos a cantarle a esas mujeres que no necesitan un man al lado para sentirte más grandes y más duras”. entonces cantó “+Linda”, uno de sus éxitos en conjunto con Dalex, Arcángel, De La Ghetto y Beélo. A falta de tales artistas, está su hermano, Julián Turizo, fiel compañero de videoclips y giras. Solo tiene 25 años, pero ya salió de Colombia para recorrer el mundo en familia.

Luego le tocó el turno a Danny Ocean, quien vestía el mismo chullo peruano que Turizo para reprogramar a las personas con sus piezas de dancehall, muy populares entre los limeños. La favorita, “Dembow”, marcó la pauta entre el público del centro, donde se alzaron carteles de frases cariñosas y banderas de Venezuela. Esa canción no está incluida en “@dannocean”, el álbum de 2022 donde el cantante nacido de las redes sociales sale de la caja para componer letras “medio pesimistas”, como . Pero sí cantó “Fuera del mercado”, una de la lista que más ha pegado entre sus fans.

Danny Ocean, en la mitad de su presentación, pidió al público levantar la mano con un gesto particular del lenguaje de señas, que significa "amor". "Las mantienen levantadas", dijo.
Danny Ocean, en la mitad de su presentación, pidió al público levantar la mano con un gesto particular del lenguaje de señas, que significa "amor". "Las mantienen levantadas", dijo.

Esta es una canción muy especial para mí y me gustaría que me acompañaran”, dijo Danny Ocean. “¡Me rehúso! ¡Me rehúso!”, gritaron en las zonas laterales; pero ese no fue el tema. En cambio, fue el turno de “Cuando me acerco a ti”. Fue una pequeña sorpresa que no se refiriera al tema antes mencionado, a su “bebé” que lo lanzó la fama. Pero la noche no acabó ahí, faltaban las apariciones de Mike Bahía en un yate, desde algún lugar del mundo, en un acompañamiento virtual con la canción “Detente”. Esta fue una excepción, porque TINI no se mostró de la misma manera cuando fue el turno de la canción “Tu no me conoces”; por eso, tal vez, Ocean compensó tal ausencia abrigándose del frío con una bandera de Perú.

Solo hasta el final del show Danny Ocean cerró con “Me rehúso”, la canción más reproducida de Spotify en Colombia, Chile y México durante su lanzamiento en 2017, según . Un éxito que le cayó como una avalancha de más de 400 millones de reproducciones y es el broche de oro sentimental para una noche donde los abrazos abundaron. “Para todos esos amores que han sido obligados a ser separados”, dijo el hijo de padres diplomáticos que debió emigrar de su país por la crisis económica, dejando atrás al amor de su vida. “Me rehúso a darte un último beso, así que guárdalo”, es una de las frases que le sirvió como composición y fue el regalo de San Valentín para ella mientras los dividía la distancia.

A la medianoche llegó el momento más profundo. Leonel García y Noel Schajris de Sin Bandera empezaron su show con “Kilómetros” y, después, “Para alcanzarte”; verdaderos clásicos de su repertorio. Muchos cerraron los ojos en la primera y cantaron con los brazos cruzados en el pecho. Durante “Ves”, personas de todo género tenían las manos sujetas, sus brazos rodeaban desde la espalda a quienes amaban, y el rostro de García estaba tan cerca de las lágrimas como los ojos del público.

Sin Banderas presentó una versión exquisita de "Sirena" con un trompetista agregado. Después, Leonel García ofreció un espacio en el final de la canción donde utilizó la conga para darle otro sabor a la canción.
Sin Banderas presentó una versión exquisita de "Sirena" con un trompetista agregado. Después, Leonel García ofreció un espacio en el final de la canción donde utilizó la conga para darle otro sabor a la canción. / César Bueno/ El Comercio
Los asistentes al Lima Music Fest 2022.
Los asistentes al Lima Music Fest 2022. / César Bueno/ El Comercio

En la performance de Camila, se vivió la misma atmósfera. Los fanáticos en primera fila esperaban un arranque con “Todo cambió”, pero no sabían que ese tema sería el cierre maestro del acto. Antes de cantarla, los mexicanos Mario Domm y Pablo Hurtado ofrecieron otros éxitos como “Perdón”, que tuvo una presentación diferente. “Tal vez, ustedes no se acuerden o algunos sí, pero antes había unas caseteras donde podías dejar mensajes por el teléfono. Tenía que pedirle perdón a ella, pero no me respondía. Bueno, dije, ‘vamos a ser pacientes’. Al día siguiente, le marqué de nuevo a la contestadora. No contestaba. ‘Mi amor, contéstame, por favor’, y no contestó nunca más. ‘En buena onda, o me contestas o te pongo en la radio’, yo hablaba. ¡No me contestó! ¿Y qué creen que pasó?”, entonces Domm empezó la canción: “Prometí amarte para siempre…”.

Los asistentes detrás parecían cansados, pero Mario Domm aún lucía una sonrisa de oreja a oreja, pues se trata de uno de los conciertos de retorno de la agrupación tras la pandemia. “Nos pusieron a hacer un concierto virtual y no saben lo pinche que fue. Pero el mensaje es que los extrañábamos mucho, chicos”, le habló a su público. El gran final unió a Sin Bandera y Camila para compartir letras con los temas “Abrázame” y “Mientes tan bien”. Para este entonces había menos público si se compara con el inicio, pero ese vacío no significó nada para lo que llenaron los artistas durante casi seis horas de concierto; algo que agradecieron con humildad. Entonces llegó la foto final, un clásico al igual que sus canciones.

Camila en concierto.
Camila en concierto. / Cortesía de Raúl Umeres
Más sobre el show
El problema con los teloneros y una pérdida de impulso

En la última canción del grupo telonero Melnik, la audiencia estaba tan desesperados por escuchar el evento principal que fueron algo groseros con la banda invitada. “¡No!”, gritaban en coro cada vez que anunciaba que continuaría con una canción. No obstante, el público recuperó la compostura al despedirlos (hubo aplausos fuertes y risas).

A la salida del festival, hubo comentarios sobre un aparente descenso en la emoción del público entre un artista y el siguiente.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más