Paso en falso: 15 discos fallidos de grandes artistas
Paso en falso: 15 discos fallidos de grandes artistas

RAFAEL VALDIZÁN ()

Errar es humano. Y prácticamente no hay escapatoria a uno o más pasos en falso. Incluso connotados músicos pueden tropezar y lanzar discos que no deben, sea porque no están del todo logrados o porque ellos atraviesan períodos complicados de sus vidas (lo cual puede influir para bien o para mal en el resultado final). O, simplemente, porque están secos creativamente. Hace algunos años, reconoció que se le habían agotado las ideas y tuvo la honestidad de autoexcluirse del mercado discográfico: su último disco en estudio dentro del pop y el rock data de 1993 ("River of Dreams"); y en el 2001 sacó un álbum de música clásica que fue su epitafio. 

A continuación, una lista de 15 discos fallidos de grandes artistas. Algunos de ellos han sido vapuleados por la crítica. Otros han sido reconocidos como fracasos por los propios músicos. Incluso hay algún caso en el que el trabajo ha sido injustamente mal calificado por comentaristas y críticos. De todo hay. Son solo 15, pero estamos seguros de que hay muchos más. ¿Qué discos agregarían a esta lista?

1. "Lulu" - Lou Reed y Metallica (2011)

Cuando se juntaron estos monstruos, muchos se emocionaron. Otros, menos impulsivos, mostraron sus dudas. Después de todo, poco o nada en común tenían Lou Reed y Metallica. Las dudas quedaron confirmadas: "Lulu" es una placa terrible, fue como juntar agua y aceite. Cada cual parece ir por su lado, como si estuvieran en proyectos distintos. El resultado es, sin dudas, caótico. Sin  contar con que la mayoría de temas son densos, muy largos, monótonos e invitan a dormir.

 2. "Human Touch" - (1992)

No es una desgracia, pero para los altos estándares del 'Jefe', se considera un bajón (algo similar sucede con su otro trabajo de 1992, "Lucky Town"). El propio Bruce reconoce que erró: "Lo intenté escribiendo canciones alegres en los primeros años 90, pero no funcionó; a la gente no les gustaron". En efecto, las canciones del "Human Touch", con la excepción de "Soul Driver", caen dentro de lo genérico.

3. "Back to the Egg" - & the Wings (1979)

Este disco del ex Beatle por lo general ha recibido calificaciones muy pobres. Y es cierto: el contenido resulta inconsistente, con composiciones que parecen hechas al apuro, sin la dedicación con la que generalmente Paul trabaja sus discos. Pese a ello, "Back to the Egg" aún es capaz de mostrar algunos temas interesantes como "Getting Closer" y "Again and Again and Again".

4. "Everybody's Rockin'" - (1983)

Para un artista camaleónico como Neil Young, era comprensible que en sus inagotables búsquedas alguna vez le tocara un tropezón. El canadiense ha hecho folk, country, hard rock, incluso algo de electrónica y grunge. Pero cuando quiso meterse en los terrenos del rockabilly, los resultados no fueron los esperados. Simplemente, no es un género idóneo para este grandioso cantautor.

5. "What About Now" - Bon Jovi (2013)

Pese a llenar estadios en todas partes del mundo, lleva años sin entregar un disco absolutamente convincente. El último no es la excepción. La banda de Nueva Jersey suena cansada, sin los bríos de antes. Parece que Jon Bon Jovi quiere ser Bruce Springsteen o pero no lo logra. Canciones anodinas pueblan este álbum. Se salva "I'm With You".

6. "Invincible" - (2001)

El último disco en estudio del Rey del Pop es, en buena medida, un resbalón. No hay una canción memorable aquí. Todo tiene las señas de ser una mera repetición de formas, pero sin fondo. Producción impecable, sonidos rebuscados, un aparato gigantesco aunque vacío por dentro. No queremos imaginar qué habría pasado si Jackson viviera: "Invincible" parecía ser el comienzo de un desnivel.

7. "Metal Machine Music" - Lou Reed (1975)

¿En qué clase de estado habrá ideado Lou Reed este disco? Este consiste en cuatro partes de una misma canción, "Metal Machine Music". Cada una de ellas supera los 15 minutos de duración, pero todas parecen el mismo ruido sin tregua producido por el acoplamiento de una guitarra. ¿Experimental? Tal vez. Pero imposible de escuchar en su totalidad (salvo que te encuentres en un estado de conciencia alterado).

8. "Music from The Elder" - (1981)

Este es uno de esos casos en los que uno podría discrepar con lo que es casi una apreciación general. "Music from the Elder" es visto como lo peor que ha hecho Kiss en su historia. Sin embargo, encuentro varias canciones francamente apetecibles, como "A World Without Heroes", "The Oath", "Just a Boy" o la trepidante correría de la instrumental "Escape from the Island". Claro que hay música mal hecha como "Mr. Blackwell".

9. "Pop" - (1997)

Otro caso similar al de Kiss. Y es que "Pop" ha sido severamente castigado por algunos críticos por la osadía de ser un trabajo básicamente electrónico y bailable. Y si bien es un álbum que aparta a los liderados por Bono de su estilo más característico, este elepé no debería ser tachado de fracaso. Debería ser calificado como un experimento arriesgado de los irlandeses. Un experimento tal vez incomprendido.

10. "St. Anger" - Metallica (2003)

Junto con el "Load" y el "Reload", esta placa ha sido por lo general señalada como el gran fracaso de Metallica en cuanto a lanzamientos. Si bien hay canciones efectivas (como "Frantic" o "Some Kind of Monster" o "The Unnamed Feeling"), el álbum se llenó de detalles que restaron: por ejemplo, el sonido latoso de la batería de Lars Ulrich y la absurda decisión de Kirk Hammett de no hacer solos de guitarra, lo cual contribuyó a una espesa monocromía. 

11. "Cut the Crap" - The Clash (1985)

Qué endemoniadamente lejos del "London Calling" o el "Sandinista!". Al parecer la ausencia de Mick Jones fue gravitante, ya que "Cut the Crap" es prácticamente una caricatura de lo que esta banda solía hacer. Estaba claro que los días de la estupenda banda inglesa estaban contados. Y "Cut the Crap" fue el colofón que no debió ser. Claro, con excepción del tema "This is England".

12. "The X Factor" - Iron Maiden (1995)

La salida de Bruce Dickinson obligó a Iron Maiden a buscar a un nuevo vocalista. A pesar de haber audicionado a gente como Michael Kiske (ex Helloween) y André Matos (ex Angra), se decidieron por Blaze Bayley, en gran medida, el factor disonante en la nueva apuesta: su voz pastosa definitivamente no era para la 'Dama de Hierro'. Una lástima, pues musicalmente es un álbum bien trabajado. 

13. "Self Portrait" - (1970)

Sí, hasta Bob Dylan ha resbalado. Basta escuchar "All the Tired Horses", el primer surco del disco, para empezar a morir de aburrimiento. Imagine un gospel de 3 minutos repitiendo hasta el cansancio la línea "All the tired horses in the sun, how am I supposed to get any riding done". Y pese a algunos buenos momentos (como "Days of 49"), el disco termina perdiéndose en una bruma.

(No se ha incluido material audiovisual de este disco por estar sujeto a derechos de autor).

14. "Van Halen III" - Van Halen (1998)
 
La salida de Sammy Hagar de Van Halen supuso un nuevo reto para la banda. Y se la jugaron por Gary Cherone, quien por entonces gozaba de sus 15 minutos de fama cantando en Extreme. La elección, a priori, no sonaba dislocada. Pero cuando el disco salió a la venta, la decepción fue grande. Más que Cherone adaptándose a Van Halen, parecía que la banda jugaba a ser Extreme.