Como en su concierto del 2018 en Lima, volvió a tocar junto al mar. Pero esta vez arrancó con una canción que parecía compuesta para la ocasión: “Seaside” (playa, en inglés). “Do you want to go to the seaside?”, empezó entonando Luke Pritchard con las olas nocturnas de San Miguel a pocos metros del escenario.

LEE TAMBIÉN: Luke Pritchard de The Kooks se confiesa: “He querido hacer un disco esperanzador para mi hijo”

El Arena 1 de la Costa Verde cumplió como recinto la noche del martes. La primera zona, más cercana al estrado, dispuesta como campo amplio y abierto; la segunda, más atrás, fue instalada con buen criterio como una tribuna elevada, para asegurar la buena visibilidad de todos. Y pese a que esa zona tenía asientos, casi la totalidad de asistentes optó por disfrutar el concierto de pie.

El inicio con “Seaside” responde a la celebración de los 15 años del álbum debut de la banda británica “Inside In/Inside Out”. Al menos en el arranque, respetaron el orden del disco, que prometieron tocar íntegro. Allí estuvieron “See the World”, “Sofa Song”, “Eddie’s Gun” y algunas de las favoritas del público, “Ooh La” y “She Moves In Her Own Way”.

Con su formación rockera clásica (voz, guitarra, bajo, batería), The Kooks es una banda efectiva en vivo. No experimenta demasiado, sabe a lo que apuesta. Y eso es un reflejo de ese álbum que los llevó a la fama del indie en el 2006. Sonidos con gancho y letras amables. Tal vez por eso sus posteriores producciones no han conseguido el mismo éxito de su debut: mientras otros grupos de su generación buscaron innovaciones sonoras, Pritchard y compañía siguieron pisando terreno seguro.

Quizá la excepción sea el álbum que tienen preparado para lanzar el próximo, “10 Tracks to Echo In the Dark”, y del cual ya han revelado casi la mitad. Con mayor presencia de sintetizadores, el disco se atreve a buscar horizontes diferentes. Por ejemplo “Connection”, el tema de apertura de esa nueva placa, que también tocaron en el concierto y que sonó con interesante potencia.

El resto del concierto también trajo más de lo esperado: hubo algunos temas más guitarreros, baladas iluminadas por las linternas de los celulares, el infaltable chullo lanzado por el público para lucimiento del artista, etc.

Tras la falsa despedida habitual, los Kooks volvieron con tres canciones más. “Matchbox”, “No Pressure” y la absoluta favorita del respetable, “Naïve”, que vino acompañada por el clásico ondeo de la bandera peruana por parte de Pritchard, quien se la colgó del pantalón casi como un gesto literal: el símbolo infalible de cómo meterse a su público al bolsillo. Tarea cumplida.

MÁS FOTOS DE THE KOOKS EN LIMA

La banda peruana Inzul fue la encargada de abrir el concierto de The Kooks en Lima. (Foto: Move Concerts Perú)
La banda peruana Inzul fue la encargada de abrir el concierto de The Kooks en Lima. (Foto: Move Concerts Perú)
La banda británica The Kooks deleitó a sus fans peruanos el último martes en Arena 1 de la Costa Verde. (Foto: Move Concerts Perú)
La banda británica The Kooks deleitó a sus fans peruanos el último martes en Arena 1 de la Costa Verde. (Foto: Move Concerts Perú)
La banda británica The Kooks deleitó a sus fans peruanos el último martes en Arena 1 de la Costa Verde. (Foto: Move Concerts Perú)
La banda británica The Kooks deleitó a sus fans peruanos el último martes en Arena 1 de la Costa Verde. (Foto: Move Concerts Perú)
La banda británica The Kooks deleitó a sus fans peruanos el último martes en Arena 1 de la Costa Verde. (Foto: Move Concerts Perú)
La banda británica The Kooks deleitó a sus fans peruanos el último martes en Arena 1 de la Costa Verde. (Foto: Move Concerts Perú)

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más