Redacción EC

La inmunóloga Kizzmekia “Kizzy” Shanta Corbett del Centro de Investigación de Vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) es la científica que lidera en Estados Unidos los ensayos de la vacuna contra el nuevo (COVID-19).

Corbett, de 34 años, explicó a CNN que la vacuna contra el coronavirus puede estar lista para ser utilizada por los profesionales de atención médica en algún momento de este año, y para la población del mundo en el 2021.

Desde el mes de marzo, la joven junto a un grupo de científicos empezaron la primera fase del ensayo clínico que evalúa la vacuna que estaría diseñada para proteger al organismo contra el COVID-19.

Corbett junto a su equipo hacen esta investigación en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute (KPWHRI) en Seattle. El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) -parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH)- está financiando las investigaciones.

La vacuna en la que trabaja la Corbett se llama ARNm-1273 y fue desarrollada por científicos del NIAID y sus colaboradores en la empresa de biotecnología Moderna Inc., con sede en Cambridge, Massachusetts. La Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI) apoyó la fabricación de la vacuna candidata para el ensayo clínico de Fase 1.

“Mucha gente confía en nosotros o siente que tenemos un producto que podría, al menos, ser parte de la respuesta que este mundo necesita. Y, bueno, solo decir eso en voz alta no es fácil”, expresó Corbett recientemente a la NBC News.

Actualmente, la científica dijo que tiene como objetivo descubrir mecanismos de patogénesis viral y la inmunidad. Su enfoque es específicamente en el desarrollo de nuevas vacunas contra el coronavirus. Asimismo, su investigación inicial consideró el desarrollo de antígenos vacunales del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS).

En los últimos cinco años, la científica identificó una forma simple de producir proteínas espiga que se estabilizan en una conformación que las hace más inmunogénicas y fabricables. Lo hizo en colaboración con investigadores del Instituto de Investigación Scripp y el Dartmouth College.

“Hemos investigado el desarrollo de la vacuna contra los coronavirus durante los últimos siete años; particularmente bajo mi dirección, el equipo ha investigado el desarrollo del coronavirus durante 5 años”, dijo Corbett a Anderson Cooper de CNN y al doctor Sanjay Gupta, profesor asistente de neurocirugía en la Emory University School of Medicine.

Cabe destacar que Corbett estudió del 2009 al 2014 las respuestas de anticuerpos humanos al virus del dengue en niños de Sri Lanka en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. La científica investigó cómo las personas producen anticuerpos en respuesta a la fiebre del dengue y cómo la genética de la fiebre del dengue afecta la gravedad de una enfermedad.

A pesar de su gran experiencia en el campo científico, la joven de 34 años ha tenido que lidiar con el racismo y el sexismo en las redes sociales.

Un usuario identificado como en Twitter le sugirió que debería “volver a McDonalds donde pertenece”.

Sin embargo, este tipo de comentarios Corbett tiene algunas estrategias para enfrentar este tipo de problemas.

_____________________

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la COVID-19.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

__________________________

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Estados Unidos: 20 compatriotas mueren en Nueva York

Coronavirus en Estados Unidos: 20 compatriotas mueren en Nueva York

TE PUEDE INTERESAR