Un vecino de Ezmarai Ahmadi, parado en medio de los escombros de la casa de Ahmadi que resultó dañada en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en el vecindario Kwaja Burga de Kabul el 18 de septiembre de 2021. (Foto: Hoshang Hashimi / AFP)
Un vecino de Ezmarai Ahmadi, parado en medio de los escombros de la casa de Ahmadi que resultó dañada en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en el vecindario Kwaja Burga de Kabul el 18 de septiembre de 2021. (Foto: Hoshang Hashimi / AFP) / HOSHANG HASHIMI
Agencia AFP

Los militares estadounidenses implicados en un ataque con drones en en el que murieron 10 civiles, entre ellos siete niños, a finales de agosto, no serán castigados, informó el Pentágono el lunes.

No hay pruebas suficientes para responsabilizarlos personalmente”, indicó el portavoz del Pentágono, John Kirby. La decisión del ataque, que se produjo en los últimos días de la presencia estadounidense en Afganistán, la tomó el secretario de Defensa, Lloyd Austin, tras un informe de dos altos cargos.

El ataque con aviones no tripulados del 29 de agosto tuvo lugar en los días finales de la evacuación de Kabul liderada por Estados Unidos, después de que los talibanes tomaron el control de Afganistán.

Funcionarios estadounidenses dijeron que tenían información de inteligencia sobre un posible ataque del Estado Islámico en las operaciones de evacuación en el aeropuerto de Kabul, y lanzaron un misil desde un dron a un objetivo que en realidad era una familia de civiles, en la que incluso había un empleado afgano de un grupo de ayuda estadounidense.

A principios de noviembre, un informe inicial del inspector general de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, teniente general Sami Said, catalogó el ataque como trágico, pero llamándolo “un error honesto”.

La revisión del jefe del Comando Central, general Kenneth McKenzie Jr., y del jefe del Comando de Operaciones Especiales, general Richard Clarke, usó el informe de Said y detalló recomendaciones sobre los procedimientos para futuros ataques con drones.

Sin embargo, no exigió que alguien fuera castigado por el error.

“Lo que vimos aquí fue un colapso en el proceso, en la ejecución y eventos procesales, no el resultado de negligencia, no el resultado de una mala conducta, no el resultado de un liderazgo deficiente”, reseñó Kirby.

Si Austin “creyera (...) que la rendición de cuentas estaba justificada, ciertamente apoyaría ese tipo de esfuerzos”, agregó.

________________________________

VIDEO RECOMENDADO

La OMS clasifica como "preocupante" nueva variante del coronavirus y la llamará ómicron
La nueva variante B.1.1.529 del covid-19, detectada por primera vez en África austral, fue clasificada el viernes como "preocupante" por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y llevará el nombre "ómicron".

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más