Liz Cheney, representante de Wyoming de 54 años, fue destituida como como presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes por criticar la postura del exmandatario Donald Trump. (Foto: AP)
Liz Cheney, representante de Wyoming de 54 años, fue destituida como como presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes por criticar la postura del exmandatario Donald Trump. (Foto: AP)
Redacción EC

Han pasado casi cuatro meses desde que abandonó la Casa Blanca, pero su nombre sigue estando en la primera línea del debate político de . Así quedó demostrado este miércoles, luego de que los congresistas republicanos votaran a favor de destituir a Liz Cheney como presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes tras mostrar abiertamente su oposición al exmandatario.

MIRA: Hamás anuncia que disparó 130 cohetes contra Israel

En dicho cargo, la representante de Wyoming de 54 años era la mujer con el cargo más alto dentro del partido y la tercera republicana más influyente, solo por detrás del líder de la minoría, Kevin McCarthy, y del encargado de fijar la posición del partido, Steve Scalise.

El rechazo de la bancada republicana contra Cheney, hija del exvicepresidente durante la Administración Bush Dick Cheney, llega luego de que la legisladora criticara reiteradamente las acusaciones de fraude durante las elecciones del 2020 alentadas por Trump. , 3 de cada 10 estadounidenses dudan de que Joe Biden haya ganado los comicios de forma transparente.

Si quieren líderes que posibiliten y expandan mentiras destructivas, yo no soy su persona, tienen muchos otros que elegir para eso. Ese será su legado”, dijo Cheney tras su destitución, según medios estadounidenses que tuvieron acceso a la reunión privada que se celebró en el Parlamento estadounidense.

No podemos abrazar la gran mentira y abrazar la Constitución. Y en el futuro, la nación la necesita. La nación necesita un partido republicano fuerte. La nación necesita un partido que se base en los principios fundamentales del conservadurismo”, agregó la aún congresista a los medios, .

La legisladora, además, había sido parte del puñado de republicanos que votó a favor de destituir al exmandatario en el segundo juicio político en su contra realizado en febrero acusándolo de azuzar a sus seguidores de realizar el asalto al Capitolio. Todos los congresistas que se opusieron a Trump en dicha votación han sufrido alguna forma de represalia por parte de los republicanos.

Estas acciones indicarían la clara influencia que mantiene el exgobernante sobre el Partido Republicano, motivada principalmente con miras a recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes durante las elecciones legislativas que se realizarán en el 2022, luego de haberla perdido en el 2018.

Pese a que Trump abandonó la Casa Blanca con solo el 40% de aprobación, la cifra más baja para el primer mandato de un presidente desde Jimmy Carter, mantiene una base sólida de apoyo entre sus seguidores.

(Trump) ha convencido a la mayor parte de esa agrupación política para que haga una enorme apuesta: que la manera más segura de volver a lograr el poder es adoptando su estilo pugilístico, el divisionismo racial y las inaceptables teorías conspirativas, en vez de atraer a los electores suburbanos indecisos que le quitaron la Casa Blanca al partido y que quizás estén buscando políticas de fondo para la pandemia, la economía, la atención médica y otros temas“, escribe al respecto la periodista Lisa Lerer (NYT).

La estrategia de apostar totalmente por el trumpismo, sin embargo, no es una estrategia apoyada por todos los miembros del partido, que temen principalmente que dicha inclinación por la extrema derecha los aleje de futuros votantes y grupos de interés que terminarían decantándose por el Partido Demócrata.

“El futuro del partido no será un hombre de 70 años hablándole al espejo en Mar-a-Lago y todos estos aduladores haciendo maromas para obtener su aprobación”, dijo Barbara Comstock, una veterana funcionaria del partido, al NYT.

Al respecto Cheney ha dicho que hará “todo lo posible” por mantener alejado a Trump de la Casa Blanca en el futuro, lo que haría prever que la legisladora encabezaría una oposición interna contra el exmandatario que no ha descartado sus intenciones de postularse nuevamente al cargo.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR