El momento en el que Sammy Green ingresa a la tienda buscando ayuda.
El momento en el que Sammy Green ingresa a la tienda buscando ayuda.
/ Captura de video
Redacción EC

“Actúa como si fueras mi mamá. Esta señora me está siguiendo”, le suplicó con una voz temblorosa un pequeño niño de 10 años a la cajera de una tienda de regalos ubicada en el poblado de Pottstown, a las afueras de .

MIRA: FBI detuvo a seguidor de Trump en Pensilvania por amenazar a sus agentes

La joven de 17 años, identificada como Hannah Daniels, actuó rápidamente y se dirigió a cerrar la puerta del local, donde la extraña mujer permanecía quieta viendo a Sammy Green, el niño que llegó en busca de auxilio.

La acción de Daniels llevó a que la mujer finalmente se aleje del lugar y que Sammy pueda llamar a su padre.

PERSEGUIDO

El 11 de noviembre Sammy emprendió el regreso a casa luego de que sus clases terminaran. El primer tramo de las seis cuadras que separan a su escuela de su hogar los hizo junto a un amigo y su padre.

Cuando Sammy quedó solo, sin embargo, se percató de que una mujer lo venía siguiendo desde algunas cuadras atrás. Pocos pasos después, la mujer se acercó al niño.

“Le preguntó por su nombre y a dónde estaba yendo”, relató Sam Green, padre del menor, . “La señora le dijo que ‘quizás conocía a su padre’ y le preguntó dónde estaba su familia”.

Según el testimonio del niño, la mujer habría insistido en llevarlo a una tienda local llamada Wawa y le habría prometido comprar lo que quisiera.

Sammy, quien había sido instruido por su padre sobre cómo actuar en estos casos, comenzó a pensar en una salida ante el inminente peligro.

“Busca a un adulto y pídele ayuda”, fue el consejo que recordó el niño.

De esa forma, cuando Sammy y su acosadora pasaron por delante de la tienda, el niño tomó una rápida decisión e ingresó al local.

La escabrosa escena quedó registrada por las cámaras de seguridad del lugar.

SOSPECHOSA

El caso se dio a conocer precisamente porque el padre de Sammy difundió las grabaciones de seguridad en redes sociales, pidiendo ayuda para identificar a la sospechosa mujer.

“Nadie llamó al 911 ni reportó el incidente”, aseguró el jefe de policía de Pottstown, Mick Markovich, luego de que esta se convirtiera en noticia tanto en redes sociales como en la televisión estadounidense.

“Vimos el video en Facebook y lo investigamos desde allí. Varios de nuestros oficiales reconocieron a la mujer en el video como una mujer indigente que a menudo se encuentra en el área. Ella tiene problemas de salud mental. Pudimos encontrarla y enviarla a un centro para que la ayuden”, señaló Markovich según Today Parents.

El padre de Sammy, por su parte, ha organizado un grupo de vigilancia vecinal llamado “Ángel Guardián” que se dedicará a velar por la seguridad de los niños en las calles.

El pequeño Sammy, quien dijo haber estado “asustado y temblando” hasta varias horas después del incidente, tiene ahora una nueva ruta a casa: ir a la casa de un amigo que vive a un par de cuadras de la escuela y esperar a que su papá pase por él.

El señor Green asegura que su hijo ha desarrollado cierto temor al caminar por las calles, pero que no ha perdido por completo su sensación de seguridad. Además, resaltó que “es humilde pero se siente muy orgulloso de la forma en la que manejó la situación”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más