El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Mark Milley, habla durante una conferencia de prensa sobre la situación en Afganistán el 18 de agosto de 2021 en el Pentágono en Washington, DC. (Olivier DOULIERY / AFP).
El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, el general Mark Milley, habla durante una conferencia de prensa sobre la situación en Afganistán el 18 de agosto de 2021 en el Pentágono en Washington, DC. (Olivier DOULIERY / AFP). / OLIVIER DOULIERY
Agencia EFE

El jefe del Estado Mayor Conjunto de, general Mark Milley, advirtió este martes de que el riesgo de que se produzca una confrontación “significativa” entre las grandes potencias mundiales “está creciendo, más que decrecer”.

Milley hizo estas declaraciones en una comparecencia ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara Baja, junto al secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, sobre el presupuesto militar para el año fiscal 2023 (que comienza en octubre) solicitado por el Gobierno del presidente Joe Biden al Congreso.

MIRA: El impactante antes y después de Volodymyr Zelensky en 40 días de invasión rusa de Ucrania

A la hora de defender el incremento del presupuesto para defensa un 4 % respecto a 2022, Milley aseguró que EE.UU. hace frente a dos potencias globales, China y Rusia, “con capacidades militares significativas, que intentan fundamentalmente modificar las normas en las que se basa el orden global actual”.

“Estamos entrando en un mundo que se está convirtiendo en más inestable y la posibilidad de un conflicto internacional significativo entre las grandes potencias está aumentando, no disminuyendo”, indicó el general.

Recordó que en sus 42 años de servicio ha sido testigo de la mayor paz y seguridad en Europa, “y quizás en el mundo”.

MIRA: La guerra mata a 165 niños ucranianos mientras sigue el foco en Bucha

Sin embargo, “la invasión rusa de Ucrania está amenazando no solo con socavar la paz y la estabilidad europeas, sino la global, que mis padres y una generación de estadounidenses luchó muy duro para defender”, reflexionó.

Destacó que actualmente hay unos 400.000 soldados estadounidenses “en guardia” desplegados en 155 países y llevando a cabo operaciones a diario.

Por su parte, Austin defendió el presupuesto de defensa solicitado al Congreso, que incluye “más de 56.000 millones de dólares para plataformas y sistemas de la fuerza aérea; más de 40.000 millones para mantener el dominio de los mares, lo que engloba la compra de nueve fragatas de guerra, y casi 13.000 millones para respaldar y modernizar la fuerza terrestre”.

MIRA: Ucrania denuncia más de 50 ataques en la región de Kharkiv en 24 horas

Agregó que este presupuesto, de ser aprobado, busca un aumento del sueldo de 4,6 % del personal castrense, así como inversiones en la salud mental de los soldados y la lucha contra los abusos sexuales en las Fuerzas Armadas.

La propuesta presupuestaria desglosada por Austin contempla 6.000 millones de dólares para la Iniciativa de Disuasión en el Pacífico para contrarrestar los desafíos que presenta China.

“Vamos a mejorar nuestra postura, infraestructuras, presencia y preparación en el Indopacífico, lo que incluye un sistema de defensa antimisiles en Guam”, detalló el jefe del Pentágono.

En paralelo, el Departamento de Defensa solicita más de 130.000 millones de dólares “para investigación, desarrollo, pruebas y evaluación”, un incremento del 10 % respecto al presupuesto previo, ya que EE.UU. quiere impulsar la Inteligencia Artificial y sus capacidades en el espacio y en ciberdefensa.

A finales de marzo, el Gobierno de Biden presentó un proyecto presupuestario de 5,79 billones de dólares, con un mayor gasto en defensa coincidiendo con la guerra en Ucrania, que quiere financiar subiendo los impuestos a las corporaciones y los más ricos.

En concreto, el Ejecutivo quiere destinar 813.000 millones de dólares a defensa, lo que supone un incremento del 4 % respecto al año fiscal 2022, de los que 31.000 millones de dólares serían en gasto nuevo.

Para la guerra en Ucrania y reforzar el flanco este de la OTAN, la Administración de Biden busca asignar 6.900 millones de dólares con el fin de “contrarrestar” la invasión rusa del territorio ucraniano.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más