Un tanque ucraniano destruido a las afueras de Mariúpol. AFP
Un tanque ucraniano destruido a las afueras de Mariúpol. AFP / HANDOUT
Agencia AFP

El ejército reanudó su “ofensiva” sobre dos ciudades sitiadas del sudeste de Ucrania, incluyendo el estratégico puerto de , informó este sábado el portavoz del ministerio ruso de Defensa.

“Debido a la reticencia de la parte ucraniana a influir en los nacionalistas o a prolongar el ‘cese el fuego’, las operaciones ofensivas se reanudaron a las 18H00 de Moscú” (15H00 GMT), precisó el portavoz, Igor Konashenkov.

MIRA: Ciudad portuaria ucraniana de Mariúpol “bloqueada” por fuerzas rusas

Rusia anunció horas antes un cese temporario de las hostilidades, a fin de permitir la evacuación de la población civil de Mariúpol, un puerto del mar de Azov, y de la vecina ciudad de Volnovaja.

“Ni un solo civil pudo salir de Mariúpol ni de Volnovaja por los corredores de seguridad anunciados. La población de esas ciudades está retenida como escudos humanos por los grupos nacionalistas”, aseguró el portavoz.

Según Konashenkov, “batallones nacionalistas” aprovecharon la interrupción de la ofensiva para “agruparse y reforzar sus posiciones”.

No es la opinión de las autoridades quienes acusaron a las fuerzas rusas de violar el alto el fuego temporal.

Además, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) calificó de “desgarradora” la situación de la ciudad. “Vemos que las operaciones del corredor seguro desde Mariúpol y Volnovaja no empezarán hoy (sábado). Seguimos dialogando con las partes sobre el tránsito totalmente seguro de los civiles de diferentes ciudades afectadas por el conflicto”, informó el CICR en un comunicado.

“Las escenas que se suceden hoy en Mariúpol y en otras ciudades son desgarradoras”, añadió la organización, con sede en Ginebra.

En tanto, el alcalde de Mariúpol, Vadim Boichenko, dijo que la ciudad, que habitualmente cuenta con cerca de 450.000 habitantes, estaba sometida a un “bloqueo”, sin electricidad, alimento, agua, gas y transporte. Las fuerzas separatistas prorrusas y el ejército ruso indicaron de su lado que estaba sitiada.

Luego de que el Ministerio ruso de Defensa declarase un alto el fuego para la “apertura de corredores humanitarios”, la alcaldía de este estratégico puerto del mar de Azov anunció en las redes sociales que la evacuación comenzaría antes del mediodía.

Sin embargo, la operación “fue postergada por razones de seguridad”, ya que las fuerzas rusas “continúan bombardeando Mariúpol y sus alrededores”, declaró unas horas más tarde la alcaldía en Telegram.

“Están en curso negociaciones con Rusia para establecer un (alto el fuego) y garantizar la instalación de un corredor humanitario”, agregó.

El control de Mariúpol reviste un carácter estratégico para Rusia, porque le permitiría garantizarse una continuidad territorial entre sus fuerzas llegadas desde la península de Crimea y aquellas de los territorios separatistas prorrusos del Donbás ucraniano, en el este.

Un grupo de periodistas de la AFP que visitó la ciudad este sábado vio escenas de devastación, a pesar de la insistencia del presidente ruso Vladimir Putin de que sus fuerzas no atacan áreas residenciales.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) calificó el sábado de “desgarradora” la situación de Mariúpol.

Un miembro de la oenegé Médicos Sin Fronteras (MSF) que se encuentra refugiado en la ciudad con su familia afirmó que recolectaron “nieve y agua de lluvia” para utilizar ante la imposibilidad de conseguir agua debido a las largas colas en los lugares de distribución.

“Queríamos conseguir también pan ‘social’ (repartido por las autoridades locales) pero no estaba claro el horario ni los puntos de distribución. Según la gente, muchos almacenes fueron destruidos por los misiles y personas muy necesitadas se llevaron las cosas que quedaron”, agregó.

- “Cobardía” -

Las tropas rusas se acercan en tanto a la capital, Kiev, donde encuentran una feroz resistencia y bombardean barrios de los suburbios en el oeste. La ciudad de Chernígov, en el norte, también es objeto de constantes bombardeos que han dejado muchas víctimas civiles en los últimos días.

En Járkov (este), escenario de los bombardeos más intensos al inicio de la guerra, las fuerzas ucranianas lanzaron un contraataque, según el gobierno de Kiev.

El ministro ucraniano de Defensa, Oleksiy Reznikov, afirmó este sábado que Rusia ha cambiado de táctica tras verse enfrentada a una dura resistencia que ha frenado su aparente plan de conquistar rápidamente las grandes ciudades y derrocar al gobierno del presidente Volodimir Zelenski.

“Sí, el enemigo ha avanzado en algunas direcciones, pero solo controla una pequeña área. Nuestros defensores están rechazando y expulsando a los ocupantes”, dijo en Facebook.

“Aviación de todo tipo bombardea ciudades, pueblos e infraestructura civil” agregó, acusando al ejército ruso de “cobardía” y de ser solo capaz de atacar a “niños, mujeres, civiles desarmados”.

Desde que Putin lanzó la invasión de Ucrania el 24 de febrero, Rusia ha bombardeado varias ciudades de ese país y matado a cientos de civiles. Incluso atacó la central nuclear más grande de Europa, provocando un incendio que despertó el temor de una nueva catástrofe nuclear como la de Chernóbil en 1986, en la misma Ucrania.

Las tropas rusas han conquistado dos ciudades importantes en diez días de invasión: Berdiansk y Jérson, en la costa del mar Negro, en el sur de Ucrania.

Este fin de semana está prevista una tercera ronda de negociaciones, según ambas partes. La primera no tuvo resultados concretos y en la segunda se acordó crear corredores humanitarios para que los civiles puedan salir de las zonas de combates.

Más de 1,37 millones de refugiados ya han salido de Ucrania, según la ONU, cuyo Consejo de Seguridad mantendrá el lunes una reunión de emergencia sobre la crisis humanitaria en Ucrania, dijeron diplomáticos a AFP.

- “Consecuencias horribles” -

La guerra mantiene en vilo al mundo y ha afectado a los mercados bursátiles y a los precios de las materias primas y de la energía. Estados Unidos, la Unión Europea y países aliados han aplicado duras sanciones económicas contra Rusia.

Muchas empresas han anunciado que se retiran del mercado ruso. Este sábado fue el turno del líder mundial del textil, el grupo español Inditex, propietario de Zara, que suspendió “temporalmente” su actividad en las 502 tiendas que tiene en Rusia.

Uno de los grandes temores es que el conflicto escale a un nivel nuclear. El presidente Zelenski aseguró que el ataque en la noche del jueves al viernes a la planta atómica de Zaporiyia “pudo poner fin a la Historia. La historia de Ucrania. La historia de Europa”.

“Los comandantes de los tanques rusos sabían a qué le estaban disparando”, señaló Zelenski, quien se dirigirá al Senado estadounidense el sábado por Zoom a pedido de Kiev, indicó un asesor legislativo de Washington.

Algunos legisladores de Estados Unidos han urgido al presidente Joe Biden a adoptar una postura más severa contra Rusia, incluyendo suspender toda la importación de su petróleo.

De momento, Washington y Moscú establecieron una línea telefónica directa entre sus fuerzas armadas para reducir el riesgo de un “malentendido”.

De su lado, la OTAN ha descartado aplicar una zona de exclusión aérea sobre Ucrania por temor de provocar otro conflicto con Rusia.

Zelenski criticó duramente esta decisión, señalando que con ella la Alianza Atlántica “dio luz verde a más bombardeos de las ciudades y pueblos ucranianos”.

Este sábado, Putin advirtió que Rusia consideraría como cobeligerante a cualquier país que intente imponer una zona de exclusión aérea en Ucrania.

“Cualquier movimiento en esa dirección será considerado como una participación en el conflicto armado”, dijo.

- Bloqueo de Facebook -

Putin, que no parece afectado por el aislamiento económico, deportivo y cultural de Rusia, indicó que no prevé introducir la ley marcial, en respuesta insistentes rumores en ese sentido.

“La ley marcial se aplica (...) en caso de agresión especialmente en las regiones donde tuvieron lugar combates. No tenemos una situación de ese tipo, y espero que no ocurra”, explicó.

Según el Kremlin, Putin dijo a su homólogo bielorruso Alexander Lukashenko que “las tareas fijadas para las operaciones (en Ucrania) marchan según los planes y serán cumplidas en su totalidad”.

A nivel interno, las autoridades rusas reforzaron sus restricciones de la libertad de prensa y el acceso a información independiente.

La BBC, Bloomberg y los canales públicos alemanes ARD y ZDF e italiano RAI dijeron que suspendían su presencia en Rusia, luego de que Moscú aprobara una ley que prevé multas y penas de hasta 15 años de prisión para quien publique “noticias falsas” sobre el ejército.

La CNN dijo que suspendería transmisiones en Rusia, mientras el diario independiente ruso Novaya Gazeta anunció que retiraría el contenido sobre Ucrania por la nueva ley.

Varios sitios noticiosos estaban parcialmente inaccesibles en Rusia, mientras que Twitter estaba restringido y Facebook, bloqueado.

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov defendió este sábado la “firmeza” necesaria de la ley, argumentando que Rusia enfrenta una “guerra de la información”.

El aislamiento de Rusia aumentará el 8 de marzo, día a partir del cual la aerolínea rusa Aeroflot ya no efectuará vuelos internacionales, según anunció este sábado la compañía.

___________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Rusia: Vladimir Putin reconoce las repúblicas separatistas y genera el rechazo internacional
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha dado una nueva vuelta de tuerca en la crisis de Ucrania al reconocer hoy la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, en la región oriental ucraniana del Dombás, lo que ha generado de inmediato el rechazo y la condena de los principales actores internacionales implicados en esta crisis en apoyo de Kiev: Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea. (Fuente: EFE)

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más