Esta fotografía en la que se ve al príncipe Andrés abrazando de la cintura a una joven Giuffre en el 2001 desbarataría la versión del duque de York de no haber conocido a su acusadora. (Foto: Virginia Giuffre)
Esta fotografía en la que se ve al príncipe Andrés abrazando de la cintura a una joven Giuffre en el 2001 desbarataría la versión del duque de York de no haber conocido a su acusadora. (Foto: Virginia Giuffre)
Redacción EC

Hoy mi abogado presentó una demanda contra el por abuso sexual bajo la Ley de Víctimas Infantiles. Como explica en detalle la demanda, fui traficada a él y abusada sexualmente por él”, declaró frente a las puertas de un juzgado de Nueva York Virginia Giuffre, una de las por lo menos 30 víctimas que denunciaron haber sido parte de la red de tráfico sexual de y quien ha acusado el tercer hijo de la reina Isabel II por haberla violado cuando aún era menor de edad.

MIRA: Demandan al príncipe Andrés por abusos sexuales en el caso Epstein

Giuffre, de 38 años, ya había dicho en el 2019 que el duque de York había abusado de ella entre 1999 y el 2002; es decir, entre los 15 y 18 años. Según su testimonio, lo había conocido a través de Ghislaine Maxwell, la mujer investigada por la justicia estadounidense tras haber sido acusada de ser la encargada de captar menores de edad para la red de pedofilia de Epstein.

Ese mismo año, el príncipe brindó una entrevista a la BBC en la que negaba “categóricamente” haber mantenido relaciones sexuales con Giuffre e incluso negó haberla conocido. Una fotografía en la que se ve a Andrés abrazando de la cintura a una joven Giuffre en el 2001 desbarataría la versión del príncipe.

El escándalo remeció a la corona británica, llevando a que Andrés -se dice que es el hijo preferido de la reina Isabel II- fuese obligado a abandonar todos sus trabajos como representante monárquico.

Con la denuncia presentada por Giuffre, se espera que Andrés finalmente se siente frente a la justicia estadounidense para enfrentar las acusaciones, algo a lo que ha ido huyendo desde hace dos años, pese a que en la misma entrevista con BBC aseguraba que acudiría ante el llamado judicial si así fuese necesario.

Los “ricos y poderosos no están exentos” de enfrentar a la justicia, dijo Giuffre durante su rueda con los medios.

Algo que, sin embargo, ha sucedido por muchos años con Andrés, el conflictivo príncipe que acumula innumerables escándalos a sus 61 años. A continuación, repasaremos algunos de los más sonados.

DE HÉROE A VILLANO

A los 22 años Andrés regresó como un héroe a Inglaterra, luego de haber combatido en la Guerra de las Malvinas participando como piloto de helicópteros. Desde entonces, sus compañeros de armas lo apodaban “Andresito el cachondo” por su insaciable apetito sexual, lo que entonces lejos de ser mal visto aportaba a su fama de ‘playboy’, según reseña un .

Con 22 años, el príncipe Andrés combatió en la Guerra de las Malvinas como piloto de helicóptero. (Foto: AP)
Con 22 años, el príncipe Andrés combatió en la Guerra de las Malvinas como piloto de helicóptero. (Foto: AP)

, desde pequeño Andrés ha tenido fama de hostigar a los trabajadores del Palacio de Buckingham, llevando a que en un momento uno de ellos incluso le propinara un golpe “que lo dejó tirado en el suelo”.

El primer remezón público lo vivió junto a la fotógrafa y actriz estadounidense Koo Stark, su novia entre 1981 y 1983. El inminente matrimonio entre ambos se vio frustrado luego de que se difundieran fotografías de Stark en topless y que la reina se enterara de que había grabado una película que incluía escenas lésbicas sexualmente explícitas.

La pareja se disolvió y en 1985, a través de la princesa Diana de Gales, Andrés conoció a Sarah Ferguson con quien se casó un año más tarde. Fruto del matrimonio nacieron las princesas Beatriz y Eugenia, en 1988 y 1990, respectivamente.

ESCÁNDALOS MARITALES

Los primeros años de matrimonio entre Andrés y Sarah transcurrieron bajo aparente calma. Sin embargo, tras el nacimiento de las princesas se hicieron cada vez más frecuentes las publicaciones en los tabloides sobre supuestas infidelidades de ambas partes.

La más famosa, quizás, sea la fotografía captada en 1992 donde se ve a Fergie -como se apodó a la duquesa en la prensa del corazón- junto al asesor financiero John Bryan mientras este besa sus pies. El escándalo nunca fue perdonado por Felipe de Edimburgo, esposo de Isabel II, quien vetó a Sarah del Castillo de Balmoral por el escándalo.

La pareja se disolvió en 1996, presuntamente obligados por la familia real cansada de tantos escándalos. Sin embargo, siempre se mantuvieron cercanos, lo cual los condujo a nuevos problemas.

LÍDERES CUESTIONADOS

Con su separación, los escándalos no cesaron para Andrés. El verano siguiente a su divorcio viajó a Tailandia para realizar una “gira prostibularia”, según denunciaron los medios británicos en su momento. En 1999 se le vio en otra fiesta, esta vez en Estados Unidos, a la que también asistieron prostitutas y proxenetas.

Pero los escándalos de Andrés no solo se limitaban al plano sexual, siendo los más graves los que harían sospechar de supuestos sobornos y favores políticos a cuestionados políticos y sanguinarios dictadores comprobados.

Tras su retiro de las Fuerzas Armadas, Andrés fue designado referente especial del Reino Unido en el exterior. Una suerte de embajador de la corona, encargado principalmente del plano comercial. Esta posición fue aprovechada por el príncipe para acercarse a poderosos jeques y dictadores de Medio Oriente.

Entre otras cosas, Andrés ha sido acusado de ofrecer un almuerzo en el Palacio de Buckingham para Mohamed Sakher El Materi, el yerno multimillonario del ahora depuesto hombre fuerte tunecino Zine El Abidine Ben Ali, y de aceptar como regalo un collar de oro de 30.000 dólares. para su hija Beatriz de un contrabandista de armas libio convicto”, reseña el artículo de Vanity Fair.

Los escándalos de Andrés de York no solo se limitaban al plano sexual, siendo los más graves los que harían sospechar de supuestos sobornos y favores políticos a cuestionados políticos y sanguinarios dictadores comprobados. (Foto: AP)
Los escándalos de Andrés de York no solo se limitaban al plano sexual, siendo los más graves los que harían sospechar de supuestos sobornos y favores políticos a cuestionados políticos y sanguinarios dictadores comprobados. (Foto: AP)

“Luego estaba la historia de un viaje secreto que Andrés había hecho en 2008 a Libia, donde conoció a Muammar Gadafi y, según informes, discutió la liberación de una prisión escocesa del terrorista Abdelbaset al-Megrahi de Lockerbie (quien, de hecho, fue liberado al año siguiente). Además, se informó que Andrés había volado a Sharm el Sheikh con David “Spotty” Rowland, un controvertido empresario británico que proporcionó 66.000 dólares para ayudar a pagar las asombrosas deudas de Sarah Ferguson. Mientras estaba en Egipto, Andrés cenó con Nursultan Nazarbayev, el presidente corrupto de Kazajistán, cuyo yerno posteriormente compró la mansión de Andrés Sunninghill Park, por US$25 millones, 4,9 millones de dólares más que el precio de venta”, agrega la misma revista.

Tanto Vanity Fair como otras publicaciones, británicas e internacionales, destacan cómo Andrés se vio bien librado de estos escándalos gracias al manto protector de la Corona Británica, especialmente de la reina Isabel II, quien no ha dudado en apoyar incondicionalmente a su hijo.

AMISTAD CON EPSTEIN

Pero, sin duda alguna, la relación que mayores consecuencias le trajo a Andrés fue su amistad con Jeffrey Epstein. Ya en el 2008 el empresario estadounidense había sido condenado a 13 meses de prisión y el príncipe aseguró entonces haber roto su relación con su amigo, del que decía desconocer su lado como depredador sexual.

Sin embargo, unas fotografías publicadas en el 2010 donde se les ve a ambos caminando juntos, poco después de que Epstein se volviera a declarar culpable por prostitución de menores ante una corte de Florida, terminaron por sepultar la reputación de Andrés.

El príncipe tuvo que renunciar a su cargo como referente especial de Reino Unido en el exterior, presuntamente obligado por su hermano mayor, el príncipe Carlos de Gales.

Epstein fue acusado formalmente por tráfico sexual y abuso de menores en el 2019, y al poco tiempo apareció muerto en su celda. Pero desde entonces, las víctimas no han dejado de aparecer levantando su voz contra las otras figuras que también participaban en las infames fiestas, entre ellos el príncipe.

Esto fue lo que lo llevó a tener que abandonar todas sus labores como parte de la monarquía en el 2019 y, según fuentes cercanas a Buckingham, se mantendría así hasta que concluyan los procesos legales en su contra. A pesar del dolor de la reina que, según los mismos entendidos, sigue apoyando a Andrés, su favorito.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China? null

TE PUEDE INTERESAR