Natalia Andrea Larrañaga Fajardo.
FOTO: Archivo particular
Natalia Andrea Larrañaga Fajardo. FOTO: Archivo particular

A Natalia Andrea Larrañaga Fajardo le encantaba viajar porque así lo había hecho desde que era una adolescente, cuando estuvo hace 12 años de intercambio en el St Michael’s Catholic College SE16, cerca del puente de Londres, en .

Sabía inglés, porque lo había aprendido cuando de niña fue matriculada en el colegio Colombo Británico, de , durante el cual hizo el intercambio en Europa, y eso le permitía desenvolverse en distintos ámbitos, cuando se iba de vacaciones o por estudios por fuera del país.

MIRA: Llegó a México para celebrar su cumpleaños y apareció muerta al día siguiente: Qué se sabe del caso de Shanquella Robinson

A Natalia le encantaban el mar y el buceo.

La ingeniera civil caleña estaba de vacaciones, disfrutando un fin de semana en San Andrés para ir a bucear, pero la muerte la sorprendió con tan solo 26 años, cuando la embistió la hélice de un yate turístico, que suele hacer recorridos con visitantes de la isla.

De acuerdo con el capitán de navío Octavio Gutiérrez, jefe del comando específico de San Andrés, la joven ingeniera, egresada de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, se encontraba en la zona conocida como White Watta.

Es un área cerca del hotel GHL Sunrise, de donde había zarpado el yate con el nombre Paradise One, con 24 pasajeros y dos tripulantes.

La caleña, de acuerdo con informes del capitán Gutiérrez, no había zarpado en esa nave.

Ella hizo trasbordo al yate Paradise One, porque vio que allí estaban unos amigos suyos.

Ella se acerca a la zona y reconoce a unos amigos en la embarcación. La aborda y, por circunstancias que desconocemos, ella se resbala, cae hasta la zona de la popa y sufre unas heridas en la pierna izquierda”, dijo el oficial.

Hay versiones que están siendo investigadas y una de ellas es que a la joven se le habrían caído sus chanclas al agua, pero aún no se ha confirmado.

Cuando ella cayó al mar se topó con la hélice del yate Paradise One que estaba en movimiento, lo que le ocasionó graves heridas en sus piernas y en su espalda. Tuvo cortadas en extremidades inferiores, región perianal y dorso lumbar, según el Hospital Departamental de San Andrés.

Los pasajeros angustiados pedían auxilio y fue así que, de inmediato, una persona en jetski llevó a la joven al muelle Cotton Cay. Estuvo perdiendo mucha sangre y luego fue trasladada de urgencias al Hospital Departamental de San Andrés.

Entró en un paro cardiorespiratorio por la gravedad de sus heridas y pese a los intentos de los médicos por salvarla, Natalia falleció en las primeras horas de este lunes 28 de noviembre.

La joven caleña quería estas vacaciones para luego retornar a Cali a retomar sus actividades como ingeniera civil.

Estudió su carrera en la Pontificia Universidad Javeriana, de Cali, entre junio de 2014 y diciembre 2019.

Esta caleña se definió en una red social como: “Soy una ingeniera civil con énfasis en el área de construcción e infraestructura vial, de pensamiento analítico y reflexivo; con capacidad para resolver problemas, trabajar en equipo y cumplir con objetivos y fechas establecidos”.

El yate Paradise One quedó inmovilizado, mientras las autoridades adelantan las respectivas investigaciones.

El caso de Natalia Larrañaga recordó el de Ángela Maestre Ramírez, de 34 años, quien murió en marzo de 2017, en un accidente similar, en las aguas de San Andrés.

En la Capitanía de Puerto de San Andrés recomendaron a turistas y a residentes de la isla no estar cerca de embarcaciones en movimiento, avisar a sus acompañantes o tripulación de cualquier actividad a realizar en el agua y hacer uso del chaleco salvavidas a bordo, para garantizar su seguridad.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más