Jefe del EI duerme con cinturón bomba para evitar ser capturado
Jefe del EI duerme con cinturón bomba para evitar ser capturado

La batalla entre ely las fuerzas iraquíes se intensifican al cumplirse dos meses de la ofensiva de Mosul, el principal bastión de este grupo yihadista en Iraq. Ante el avance de la milicia afpoyada por EE.UU., los yihadistas se protegen cada vez más, entre ellos su máximo jefe, Abu Bakr al Baghdadi.

Según contó un informante a la inteligencia iraquí, el jefe yihadista "se ha vuelto muy temperamental", informó la agencia Reuters.

Una de las principales medidas de prevención que tomó Al Baghdadi fue dejar de realizar apariciones públicas, por ello no se le ve desde antes del inicio de la batalla de Mosul. "A él solía importarle mucho como se veía", señaló el informante de la inteligencia iraquí.

La fuente de inteligencia aseguró que el líder de Estado Islámico actualmente vive bajo tierra, utilizando túneles que se extienden por toda la ciudad.

"Va a la cama usando un cinturón suicida", detalló.

"Está convencido de que nunca será llevado vivo por lo que lo usa en caso de que sea arrestado", concluyó el informante.

--- Lento avance ---

La ofensiva respaldada por Estados Unidos para aplastar a Estado Islámico en su último gran bastión en Iraq entró el jueves a su segundo mes, mientras las fuerzas que combaten al grupo suní de línea dura intentaban finalmente cercar Mosul desde todas las direcciones.

Los militantes han estado retrocediendo en forma constante desde áreas alrededor de Mosul y hacia la ciudad desde el inicio de la batalla el 17 de octubre, con respaldo aéreo y terrestre de una coalición liderada por Estados Unidos.

El servicio de contraterrorismo, una unidad de élite del Ejército, traspasó los límites orientales de la ciudad por primera vez hace dos semanas. Otras unidades del Ejército aún deben entrar por el lado norte y sur.

Otro avance tuvo lugar el miércoles, cuando milicias respaldadas por Irán anunciaron la captura de una base aérea al oeste de Mosul, parte de su campaña para interrumpir la ruta entre las partes siria e iraquí del califato declarado por Estado Islámico en 2014.

La captura de la base de Tal Afar también ofrece a las fuerzas principalmente chiíes una plataforma para lanzar operaciones contra blancos de Estado Islámico dentro de Siria y resalta el potencial de la operación en Mosul para redefinir el poder estratégico en el norte de Iraq.

Al este de Mosul, fuerzas peshmerga kurdas también están tomando territorios bastante lejos de las fronteras tradicionales de su región autónoma.

Las autoridades iraquíes han declinado entregar un calendario para la recaptura de la ciudad, pero probablemente durará meses. Los militantes han lanzado varios contraataques contra el avance de fuerzas en letales combates urbanos en estrechas calles aún llenas de residentes.

Según estimaciones de militares iraquíes, en Mosul aún habría entre 5.000 y 6.000 combatientes de Estado Islámico que enfrentan una coalición de 100.000 efectivos, entre fuerzas del Gobierno iraquí, combatientes kurdos y unidades paramilitares chiíes.

La organización no gubernamental Human Rights Watch dijo el jueves que Estado Islámico mató a más de 300 ex policías el mes pasado y que fueron enterrados en una fosa común en la ciudad de Hammam al-Alil, al sur de Mosul.

Fuente: Agencias

TE PUEDE INTERESAR...
Fuerzas iraquíes entran a Mosul por primera vez desde 2014
 
LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS