Redacción EC

La ruptura del látex de uno de los 24 condones con clorhidrato de cocaína que llevaba escondidos dentro de su estómago casi le cuestan la vida a una joven de 36 años que pretendía llevar el estupefaciente a Francia. Y es que Gloria Patricia Vidarte Bravo no soportó más los cólicos y, en pleno aeropuerto de la ciudad de Piura, confesó a la Policía que era burrier y llevaba drogas en el organismo.

"Me pidieron que tomara 66, pero no pude, solo ingerí 24", dijo entre lágrimas desde una cama en el hospital Santa Rosa II, en la citada ciudad.

Según se informó, la droga que Vidarte llevaba sumaba dos kilos y estaba valorizada en US$150 mil. De haber ingerido los 66 condones con cocaína, el monto de lo transportado habría llegado a los US$300 mil.

No obstante, por arriesgar su vida en semejante viaje, la muchacha iba a recibir US$5.000. 

Agentes de la Policía custodian a Vidarte en el hospital, mientras buscan a quienes la convencieron de traficar con la ilegal droga.