El 30 de diciembre, en la última sesión del directorio de del año pasado, donde participó , gerente general de la empresa estatal, se decidió separar de la institución a Zenaida Calderón Anticona, quien hasta entonces era la gerenta corporativa de Cumplimento de la institución. Nueve días antes, la auditora había advertido en un informe que no se respetaron los procedimientos en la licitación que ganó Heaven Petroleum Operators (HPO), de Samir Abudayeh.

Abudayeh había sostenido reuniones con el presidente Pedro Castillo en Palacio de Gobierno el 15 y 18 de octubre. Precisamente, después de estas citas, HPO obtuvo un contrato para la venta de 280 mil barriles de biodiésel a Petro-Perú por US$74 millones. Por este hecho, la fiscal anticorrupción Norah Córdova inició una investigación preliminar contra el empresario, Chávez Arévalo, entre otros, por presunta colusión y negociación incompatible.

MIRA: Encuesta El Comercio-Ipsos: Excandidatos presidenciales encabezan preferencias para alcaldía de Lima

La ex gerente corporativa de Cumplimiento de la empresa estatal ratificó que se dieron irregularidades, que fueron advertidas en un expediente de control que ella expuso ante el directorio el 22 de diciembre.

“No se cumplieron los procedimientos que Petro-Perú tiene aprobados para este tipo de procesos […] Hay una guía donde se habla específicamente de este tipo de adquisiciones, y se establece que debes invitar sí o sí a los postores internacionales, no existe razón o motivo para no llamarlos a participar”, manifestó Calderón Anticona a El Comercio.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

En el informe técnico N° GCCU-113-2021, a la que accedió El Comercio, la auditora subrayó que la adquisición a nivel internacional fue cancelada “sin considerar” lo previsto en de la empresa estatal, que norma la adquisición de hidrocarburos. Esta disposición refiere que “toda compra programada de biocombustible” en el mercado local, “siempre se realizará en forma paralela con un proceso internacional, a fin de determinar la mejor alternativa”.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Calderón también observó que en el informe N°GGRL- 3065-2021, que fue propuesto por el gerente de Cadena de Suministro, Muslaim Abusada Sumar, y aprobado por Chávez Arévalo, se usan argumentos, como la reactivación económica de la industria local de biocombustibles, que no están relacionados a las necesidades operativas de Petro-Perú.

MIRA: Bruno Pacheco y Silvia Barrera también registran ingresos a Petro-Perú

La ex funcionaria, además, indica que Abusada Sumar, el 28 de octubre, comunicó a HPO y a Bio Energy Perú SAC, las dos únicas que llegaron a la etapa final de la buena pro, sobre un error material en la fórmula de precios, por lo que le dieron un plazo para remitir una nueva propuesta hasta las 4:00 p.m. de ese mismo día. Solo la empresa de Abudayeh cumplió dentro del horario.

Sin embargo, se ha advertido que el gerente de Cadena de Suministros informó a los postores sobre la fe de erratas a las 4:13 p.m. Es decir, 13 minutos después de que concluya el plazo. “En el expediente [de la licitación] no está la propuesta [de HPO], no se sabe cómo llegó”, mencionó la auditora a este Diario.

Otra alerta en el informe de Calderón fue que Juan del Carmen Gallarday Pretto, gerente de Seguridad de Petro-Perú, que suscribió el contrato con HPO, no tenía las facultades para hacerlo.

“El contrato lo tenía que firmar el gerente de Cadena de Suministros, pero como demoró el traslado de poder [porque Abusada ingresó en octubre], lo que hizo Chávez fue ampliar, a través de un memorándum, los poderes del gerente de Seguridad, eso no debió pasar. [Gallarday] solo tenía facultades en sus funciones, a temas de seguridad, no para autorizar la compra o venta [de biocombustible]”, remarcó.

MIRA: “Ódiame pero no en un libro: Acuña y una ‘pasión’ desmedida por ciertas publicaciones”. Una crónica de Fernando Vivas

Calderón cuestionó que Petro-Perú, al informar sobre la anulación de este primer contrato con HPO haya dejado entender que la única irregularidad detectada fue la falta de notario.

“Aquí se ha ocultado información que el directorio ya sabía, ese comunicado es del 23 de diciembre y yo ya había expuesto el informe el 22 de diciembre″, mencionó.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

El mismo 22 de diciembre, uno de los integrantes del directorio de la empresa petrolera del Estado le solicitó a la auditora emitir un nuevo informe, donde se establezcan las responsabilidades individuales por el contrato con Heaven Petroleum Operators.

No obstante, siete días después, de acuerdo a fuentes de El Comercio, Chávez Arévalo, quien había quedado tocado por el primer documento, solicitó, a través de un grupo de WhatsApp, donde están los gerentes de Petro-Perú, que Calderón sea despedida porque ya no era de su confianza. Esta medida se concretó 24 horas después.

“Yo estuve de vacaciones desde el 24 de diciembre hasta el 7 de enero, el 5 de enero me comunican formalmente sobre mi despido, dejaron una carta en mi casa”, manifestó Calderón.

Y aunque la ex funcionaria evitó señalar si sufrió presiones tras exponer su informe, sostuvo que “el deber de un servidor público no es adecuar nuestros argumentos en base a intereses oscuros, si algo está mal debemos advertirlo”.

(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)

Oposición pide el retiro de Chávez

Desde el Congreso, el portavoz de la bancada de Renovación Popular, Jorge Montoya, consideró que la continuidad de Chávez Arévalo en la gerencia de Petro-Perú no es sostenible. “Lo que está pasando en esta empresa del Estado amerita una reorganización en la gerencia y en el directorio, hay demasiados incidentes, lo están cubriendo y han sacado a una persona que es íntegra”, añadió.

Montoya, en diálogo con este Diario, indicó que existe la intención de “ocultar” la verdad sobre la primera licitación a favor de la empresa de Abudayeh.

“El Ejecutivo debe actuar, es el presidente Castillo el que debe arreglar esta situación. Hay un grado de soberbia muy alto en el señor Chávez”, expresó en referencia a la grabación difundida por “Panorama”, en la que se escucha al alto funcionario decir que solo saldrá del cargo, cuando se vaya el jefe de Estado.

MIRA: Cuando a Pedro la izquierda lo niegue tres veces. Una crónica de Fernando Vivas

El parlamentario Alejandro Cavero (Avanza País) dijo que solicitará que se amplíen las preguntas en la interpelación al ministro de Energía y Minas, Eduardo González, a fin de que también responda por la situación de Chávez Arévalo y no solo para la designación de Daniel Salaverry en Perú-Petro. “Hace rato que el gerente de Petro-Perú debió haber renunciado, y este [el informe] es una raya más al tigre”, remarcó.

El congresista Carlos Anderson (Podemos Perú) afirmó que el gerente de la referida empresa estatal “actúa como dueño y señor” de esta, al “deshacerse de personas incómodas”. “El caso de la señora Calderón es un claro ejemplo. En lugar de premiarla por su acuciosidad en defensa de los intereses del Estado, ‘le retira la confianza’. Una total vergüenza y mayor aun por ser un funcionario ‘que goza de la total confianza del presidente y de sus principales ministros’”, expresó.

MIRA: Encuesta El Comercio-Ipsos: Aprobación a Pedro Castillo cae | INFOGRAFÍA

El portavoz de la bancada de Somos Perú, Wilmer Elera, opinó, a título personal, que parece que Chávez Arévalo tenía temor de lo que hubiera podido descubrir la auditora en el segundo informe. “Este señor debe dar un paso al costado, aquí hay sospecha de un acto de corrupción. Parece que realmente no ha evaluado el daño que le está haciendo a la institución”, acotó.

A su turno, el vocero de Acción Popular, Elvia Vergara, indicó que la Comisión de Fiscalización del Parlamento, que ya investiga la licitación a favor de HPO, deberá citar al gerente general de Petro Perú. “Si hay indicios de corrupción, de todas maneras, debe ser cambiado”, complementó.

Más información

El 8 de setiembre, a la medianoche, Hugo Chávez Arévalo visitó al presidente Castillo. Lo acompañaron Fermín Silva Cayatopa, director de la Clínica La Luz, y Yober Sánchez Delgado, gerente de Sistemas y Redes del Perú SAC. Ocho días después, Chávez fue nombrado integrante del directorio de Petro-Perú. Y dos semanas más tarde, gerente general.

Según informó “Panorama”, Chávez Arévalo, como contratista del Estado, ha sido inhabilitado al menos tres veces por incumplimientos. También tiene una deuda pendiente con la Sunat por más de S/18.800.

Te puede interesar

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más