Los fiscales se retiraron de Palacio el sábado por la mañana. Se les vio saliendo con documentos en las manos.. (Foto: GEC)
Los fiscales se retiraron de Palacio el sábado por la mañana. Se les vio saliendo con documentos en las manos.. (Foto: GEC)
Víctor Reyes Parra

La fiscalía culminó el sábado por la mañana, luego de más de 15 horas, c, fechas vinculadas a una diligencia previa en la que se buscó detener a Yenifer Paredes, cuñada del presidente Pedro Castillo.

Representantes del equipo especial de la fiscalía y de la policía, encabezados por el fiscal Jorge García Juárez, .

MIRA: Ministra Alessandra Herrera no consignó investigación en declaración jurada, pese a norma

Eduardo Pachas y Benji Espinoza, abogados del presidente, llegaron aproximadamente una hora después, mientras que Castillo retornó a Palacio a las 10:30 p.m., luego de haber cumplido actividades en la región Loreto.

La dio a la fiscalía 24 horas para la diligencia, al considerar las demoras que podían resultar de sacar una copia espejo de las grabaciones. A las 9 a.m., la defensa del presidente declaró a la prensa que la diligencia estaba por culminar y que se realizó “sin ninguna obstaculización, sin ninguna traba ni dificultad”.

Pachas manifestó que la fiscalía “ya tiene las cámaras y se ha dado cumplimiento al mandato”. En tanto, si bien negó que Paredes haya estado en Palacio el 9 de agosto, cuando fueron a detenerla y no la hallaron, indicó que esto no sería delito porque toda persona con orden de detención tiene derecho a “ponerse a buen recaudo”.

Agregó que, en ese supuesto negado, tampoco habría encubrimiento por parte del presidente por ser un pariente muy cercano; mientras que Espinoza remarcó que “no hay encubrimiento entre familiares”.

El equipo de fiscales y policías se retiró a las 10:30 a.m. sin declarar a la prensa. La diligencia fue parte del caso en que se investiga a Paredes. El presidente no está incluido en esta carpeta fiscal del equipo especial.

Nuevo recurso

Espinoza también anunció que presentarán en los próximos días una casación con el objetivo de que la Corte Suprema deje sin efecto el allanamiento. En diálogo con El Comercio, comentó que su principal argumento será que la sala que emitió la resolución no tenía competencia para ordenar esta medida en Palacio de Gobierno, sino que solo podía hacerlo el juzgado de la Corte Suprema donde se ven los casos en los que el presidente es investigado.

El abogado explicó que presentarán el recurso ante la propia sala que ve el caso de Paredes, a pesar de que la defensa de Castillo no es parte de este, para que lo eleve a la Corte Suprema. Al respecto, fuentes judiciales explicaron que una casación puede tardar varios meses, incluso años, para resolverse.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más