El proyecto empezó en el distrito de Mancos, con casi una veintena de cultivos. Los distritos de Shilla y de Amashca han sido los siguientes en llevar a cabo la iniciativa.
El proyecto empezó en el distrito de Mancos, con casi una veintena de cultivos. Los distritos de Shilla y de Amashca han sido los siguientes en llevar a cabo la iniciativa.
Nora Sugobono

No solo son saludables (tienen hierro, magnesio, vitamina C y ácido fólico), versátiles (mermeladas, jugos, postres, o simplemente bañadas en leche condensada; un antojo como pocos), y muy sabrosas. Las fresas, además, también son rentables. Principalmente porque la producción dura todo el año, y ello garantiza una salida constante del producto. Si bien nuestros suelos y climas son adecuados, los cultivos de este fruto se han concentrado sobre todo en la costa (Lima y La Libertad). Nuevas iniciativas, sin embargo, buscan ampliar las alternativas en áreas pequeñas, donde se puede generar empleo continuo durante la cosecha. Carhuaz, a más de 2600 m.s.n.m., es un terreno fértil. Rara vez se olvida la sensación de morder una fresa fresca cuando se hace bajo un cielo como ese.

Con cada caja comprada se colabora directamente en la implementación de nuevos cultivos sustitutorios, cuyas ganancias ayudan a los pobladores de Mancos, Shilla y Amashca.
Con cada caja comprada se colabora directamente en la implementación de nuevos cultivos sustitutorios, cuyas ganancias ayudan a los pobladores de Mancos, Shilla y Amashca.

Desde hace tres años, la asociación sin fines de lucro Misión Huascarán actúa en distintas zonas de la sierra de Ancash con iniciativas sociales que integran educación, desarrollo económico, salud y nutrición, entre otras actividades (todas subvencionadas a través de donaciones y voluntariado). El objetivo principal recae en transformar la vida de pobladores en situación de pobreza de las zonas rurales de la región, además de crear oportunidades para un mejor futuro. La agricultura -principal actividad económica de la zona- era tanto un reto como una oportunidad.

Una buena parte de la producción se destina para el mercado de Carhuaz, pero se está trabajando por conseguir puntos de venta en Lima. (Foto: Alonso Ventura)
Una buena parte de la producción se destina para el mercado de Carhuaz, pero se está trabajando por conseguir puntos de venta en Lima. (Foto: Alonso Ventura)

Las fresas fueron la mejor alternativa para llevar a cabo el proyecto de mejora agrícola en Carhuaz, enfocado en generar cultivos diversificados y rentables. Las variedades -aclimatadas a la zona- poseen una mayor resistencia a las plagas y crecen bajo esquemas de cultivo agroindustrial. Esto quiere decir que se usan coberturas plásticas UV (micro túnel) que protegen a los cultivos de heladas y contaminación, además de mantener las temperaturas del aire y suelo, y aumentar el rendimiento de la cosecha. Las familias que participan de la iniciativa perciben ahora ingresos semanales. El tema es que sus ventas aún se limitan, en su gran mayoría, al mercado de la ciudad.

Aproximadamente un centenar de pobladores están involucrados en el trabajo del cultivo de la fresa. (Foto: Alonso Ventura)
Aproximadamente un centenar de pobladores están involucrados en el trabajo del cultivo de la fresa. (Foto: Alonso Ventura)

Mensualmente, se cosechan unos 800 kilos de fresas en el distrito de Mancos. Se espera, eso sí, duplicar la producción hacia inicios de 2020 gracias a los cultivos instalados recientemente en los distritos de Shilla y Amashca. Aún no hay puntos de venta en Lima, pero la puerta está abierta.

Más información en:

284-5775