Bruna Rondón (izq.), Violeta Quevedo (der.) Mónica Villanueva y Pamela Ramírez se conocieron en un concurso de innovación en setiembre del 2019. (Foto: Omar Lucas / Somos)
Bruna Rondón (izq.), Violeta Quevedo (der.) Mónica Villanueva y Pamela Ramírez se conocieron en un concurso de innovación en setiembre del 2019. (Foto: Omar Lucas / Somos)
Vanessa Cruzado Alvarez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En estos meses de , los padres se han convertido en ‘maestros auxiliares’: deben estar presentes en las clases de sus hijos, evitar que sus pequeños se distraigan, realizar las tareas juntos y más. Escenario que se complica para las familias con . “Lo veo en casa con mi mamá y mi hermano Gianluca, que tiene discapacidad intelectual. Los padres, que tienen un rol más protagónico en la educación de sus hijos, tienen que suplir al terapeuta o al profesor y sin muchas herramientas”, dice Bruna Rondón (28).

MIRA: “Papito y Mamita”: el directorio digital que promueve emprendimientos de adultos mayores

Situación similar viven más de 50 padres que forman parte Lulú, una comunidad que nació en febrero de este año de la mano de Mónica Villanueva (34), Violeta Quevedo (25) y Pamela Ramírez (26), que también tienen a un familiar con discapacidad. “Uno de los problemas de los padres con hijos con discapacidad es que les falta apoyo emocional. Hemos estado con los padres de manera cercana a través de webinars y talleres”, agrega Bruna.

En el grupo, se leían mensajes como “hoy he sido profesora de arte de David” u “hoy he hecho terapia con Isabelita”. “Nos mandaban fotos de sus actividades y veíamos que habían cambiado sus salas para hacerle terapias a sus hijos. Era momento de ayudarlos”, cuenta Rondón.

Gracias a su proyecto Lulú La Academia, ganaron la categoría Educación en el reto Hombro a Hombro. Esperan lanzar el piloto este año. (Foto: Omar Lucas / Somos)
Gracias a su proyecto Lulú La Academia, ganaron la categoría Educación en el reto Hombro a Hombro. Esperan lanzar el piloto este año. (Foto: Omar Lucas / Somos)

Junto a sus compañeras, decidieron crear Lulú La Academia, una plataforma virtual que busca empoderar a los padres con un menor con discapacidad mediante una currícula codiseñada por especialistas y por las experiencias de las familias. “Aquí encontrarán el ABC de las terapias: desde cómo hacer terapia sensorial, ocupaciones o de lenguaje hasta cómo mantener la atención del niño”, enfatiza Rondón. Por su parte, Violeta proyecta que que este año va a salir un piloto de la plataforma.

Si bien las alianzas con la asociación Soy Autista y Qué y la Sociedad Peruana de Síndrome Down permite que avanzar en el contenido de la plataforma, esperan que más especialistas puedan sumarse al proyecto. “Vamos a necesitar de especialistas para ser parte del contenido que van desde temas de educación, terapias, soporte emocional. Esto para que se fortalezca el piloto. Invitamos a los padres con hijos con discapacidad, a especialistas y organizaciones en educación especial y plataformas a que se sumen. Mientras más unidos estemos, podemos lograr un cambio en la educación de personas con discapacidad”, concluye Villanueva.

Si desea ser parte, puede contactarlas vía Facebook en o por Instagram en @lulucrianzaatipica. //

MIRA: Los diseñadores que intervienen lugares públicos con productos de fácil armado

DATO

Lulú La ACADEMIA ganó en la categoría Educación del reto Hombro a Hombro, organizado por la empresa de apoyo social del mismo nombre. En su primera edición, recibió más de 300 postulaciones provenientes de 35 ciudades del país. Para más información, visite

VIDEO RECOMENDADO

La lucha de las personas con discapacidad en tiempos de pandemia