Este San Valentín, te invitamos a conocer la inspiradora historia de Gloria Ramos y Enrique Cuadros, pareja de esposos con discapacidad auditiva que puso en marcha su propio emprendimiento de juegos de mesa elaborados a mano. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)
Este San Valentín, te invitamos a conocer la inspiradora historia de Gloria Ramos y Enrique Cuadros, pareja de esposos con discapacidad auditiva que puso en marcha su propio emprendimiento de juegos de mesa elaborados a mano. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)
Celeste Pérez

En un en el que han cambiado las reglas del juego –entre mascarillas, distanciamiento, cuarentena y pérdidas irreparables – vale la pena volver nuestros ojos a aquellas historias que animan a continuar. Esas que causan ilusión, que demuestran que el amor sí puede ser sinónimo de esperanza y fortaleza. Una de ellas es la que Gloria Ramos (70) y Enrique Cuadros (80) han venido construyendo hace ya más de cuatro décadas, y que en las últimas semanas se ha vuelto viral gracias a las .

MIRA TAMBIÉN: Los emprendimientos gastronómicos que nacieron en pandemia y causan furor en Twitter

La popularidad reciente se debe a “GLOREN”, emprendimiento de juegos de mesa elaborados a mano que la pareja creó en el 2019 con el fin de unir sus talentos (Enrique es carpintero de toda la vida y Gloria una tejedora con arte innato en las manos) y configurar algo divertido para pasar tiempo en familia, considerando que ellos fueron bendecidos con tres hijos, Iván, Daniella y Carlos.

Los juegos de mesa, ludo, damas y ajedrez, son elaborados a mano por la pareja de esposos. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)
Los juegos de mesa, ludo, damas y ajedrez, son elaborados a mano por la pareja de esposos. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)

Al inicio, la propuesta quedó en un número limitado de juegos de mesa que vendieron durante la campaña de Navidad de ese año. Sin embargo, llegada la pandemia, decidieron volver a producir y convertirlo en un emprendimiento familiar, que al día acumula casi 4 mil seguidores en Twitter y ya no solo ofrece ludo, damas y ajedrez, sino que también ha incluido en su catálogo otros juguetes y juegos importados muy originales.

MIRA TAMBIÉN: Ramalia Vizcarra: la niña promesa del ajedrez que deja en alto al Perú en torneos internacionales

AMOR EN LOS SETENTAS

Para entender el éxito de la dupla (y la ternura inevitable que irradian en cada postal), probablemente debamos remontarnos al inicio de esta historia de amor, allá por los años sesenta, cuando Gloria y Enrique aún correteaban en el recreo de su colegio en Barranco.

Lo que inició como una amistad, con los años escaló a un enamoramiento, a una ilusión adolescente de esas que hacen sentir invencible. Y no es exageración, pues Enrique tuvo que viajar hasta Chiclayo para conquistar a su amada, además de tomar el coraje para hablar con su mamá y hermanos y asegurarles que lo que sentía por ella era real y sincero.

MIRA TAMBIÉN: La exitosa marca de zapatos peruana que comparte un curioso detalle con Christian Louboutin

Avanzó el tiempo y su amor solo se volvió más enigmático. Tanto así que todo apunta a que fueron la primera pareja con discapacidad auditiva que logró casarse en Chiclayo. “Decidimos casarnos ahí porque mi familia y yo somos de Chiclayo. Pero resultó que nos impedían casarnos por nuestra discapacidad auditiva. Eso no nos detuvo, luchamos contra eso y fuimos a los medios locales. La presión fue tanta que nos logramos casar”.

Gloria y Enrique en la fachada de su casa, en el distrito de Barranco. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)
Gloria y Enrique en la fachada de su casa, en el distrito de Barranco. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)

Con el paso de los años decidieron volver e instalarse en aquellas calles donde inició su historia, y ahora ya llevan casi cuarenta años viviendo en el distrito bohemio. ¿El secreto de su amor? “El secreto es que no hay secretos. El amor es una lucha constante del día a día. Los errores nos ayudaron a aprender más del otro y a fortalecer más nuestra relación y familia”, confiesan.

MIRA TAMBIÉN: “Papito y Mamita”: el directorio digital que promueve emprendimientos de adultos mayores

La admiración es también un punto importante, algo que uno simplemente nota cuando ve a la dupla mirándose, no hacen falta palabras. “Enrique es una persona bastante trabajadora y muy inteligente”, cuenta Gloria, ilusionada. “Gloria que se preocupa por todo en la casa y nunca se cansa de luchar por lo que quiere, rescata Enrique.

Gloria y Enrique son una pareja de esposos con discapacidad auditiva que decidió emprender con su propio negocio de juegos de mesa a finales del 2019. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)
Gloria y Enrique son una pareja de esposos con discapacidad auditiva que decidió emprender con su propio negocio de juegos de mesa a finales del 2019. (Fotos: Renzo Salazar/ El Comercio)

EMPRENDER EN PANDEMIA

“Para nosotros, que somos adultos mayores y personas con discapacidad, los desafíos y limitaciones siempre han sido muchos, y ahora más con la pandemia. Felizmente nuestros hijos nos ayudan a comprar los insumos, a preparar toda la parte operativa y la producción, además de toda la parte de la publicidad y ventas por las redes sociales”, comenta la pareja.

Hoy por hoy, ya no es solo Enrique quien elabora los juegos de mesa en su taller, sino que cuenta con el apoyo de ‘Lucho’, amigo de la familia que suma al proceso de producción desde su carpintería, además de dos personas que apoyan con el delivery y el soporte constante de sus con el movimiento de su propuesta en redes.

Sobre el mensaje que buscan transmitir, ellos sostienen que más allá de vender un juego de mesa, lo que buscan es aportar a la creación de espacios para compartir en familia, volviendo a aquellos tiempos en los que las pantallas no lo eran todo y nos mirábamos más a los ojos. “Jugar en familia puede llevar a todos a reflexionar sobre el valor de la unión, más aún en esta pandemia. Lo segundo que también queremos transmitir es que siempre hay que luchar y no darse por vencidos, ni por la edad, ni por otras limitaciones”, defiende la dupla.

(Foto: Renzo Salazar/ El Comercio)
(Foto: Renzo Salazar/ El Comercio)

Asimismo, Carlos Cuadros, hijo mayor de la pareja, recalca la importancia de un compromiso real de la sociedad en la inclusión de las personas con discapacidad, pues para él “no es cuestión solamente de que las personas seamos más empáticas con el otro, sino que también se necesitan fuertes cambios desde el Estado. Una sociedad se vuelve inclusiva no por arte de magia, con mensajitos para cambiar la actitud. Son necesarias reformas estructurales para cambiar nuestros paradigmas de desarrollo”, indica.

Sobre sus padres, afirma que lo que más admira es su lucha constante y perseverancia para lograr todo lo que se han propuesto, para sacar adelante a su familia. “Yo y mis hermanos crecimos como en cualquier otra familia. Tuvimos momentos difíciles, limitaciones económicas y de oportunidades, pero mis papás siempre estuvieron ahí. Siempre supimos reírnos ante la adversidad. Creo que crecer viendo la desigualdad de cerca nos marcó y animó a generar un cambio”, concluye.

**Encuentra a GLOREN en , y . Para hacer pedidos, también puedes escribir al 994 962 401, vía Whatsapp.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR: