En diversos países, los universitarios han vuelto a clases presenciales. (Foto: El Peruano)
En diversos países, los universitarios han vuelto a clases presenciales. (Foto: El Peruano)
Yerson Collave García

Periodista de ciencia y salud

yersoncollave@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El Perú tiene ahora más de la mitad de la población vacunada contra el , un avance que contados países de la región han logrado. En ese contexto, las autoridades de salud y educativas han anunciado el próximo retorno a clases universitarias presenciales, a más de un año y ocho meses de que estas fueron suspendidas por la pandemia.

MIRA: COVID-19 | ¿Qué hace que los peruanos decidan vacunarse (y qué no)?

En varias regiones, los jóvenes en edad universitaria ya han comenzado a ser vacunados. Y la principal apuesta de las universidades y del Ministerio de Salud para lograr un retorno seguro a las aulas son las jornadas de inmunización como el ‘Vacuna Rock’, realizado esta semana en la Universidad de San Marcos.

La población mayor de 18 años ya se está siendo vacunada desde hace dos semanas en regiones como Lima, y antes en Tumbes o Huancayo. Pero muchos de los universitarios aún están a la espera de su segunda dosis, luego de la cual se necesita por lo menos dos semanas para alcanzar la protección total.

MIRA: COVID-19 | Las dos dosis de la vacuna aumentan los niveles de anticuerpos en las vías respiratorias

El Ministerio de Salud aseguró que las clases podrían iniciar antes de fin de mes, pero todo depende de que cada centro de estudios cuente con protocolos de bioseguridad para recibir a los estudiantes.

De acuerdo con del Ministerio de Educación, en el año 2020 se registró poco más de un millón de estudiantes universitarios matriculados, lo que significa una caída de más de 300 mil estudiantes respecto al 2019.

MIRA: Pfizer asegura que su vacuna es un 90,7% efectiva en niños entre 5 y 11 años
Vacunación contra el COVID-19 a mayores de 18 años en el Campo de Marte, Jesús María. (Foto: Britanie Arroyo / @photo.gec)
Vacunación contra el COVID-19 a mayores de 18 años en el Campo de Marte, Jesús María. (Foto: Britanie Arroyo / @photo.gec)

Contagio en centros de estudio

El contagio de COVID-19 en centros de estudio, principalmente colegios, ya ha sido estudiado en múltiples lugares del mundo, como EE.UU. y Europa, y se ha mostrado que las escuelas -en general- no detonan brotes en la transmisión del virus si se respetan las medidas de bioseguridad ya conocidas, como el uso de mascarillas, la distancia social y la ventilación de los espacios, además del cerco de casos confirmados y sospechosos.

Lo que sucede en los centros de este tipo, dice un de la Organización Mundial de la Salud (OMS), refleja de la situación epidemiológica de la comunidad en la que están insertos. Es decir, si en la comunidad la transmisión es alta, entonces la institución educativa también tendrá casos en alza. Esto, señala el documento, coincide con el incumplimiento de los protocolos o el relajamiento de los mismos.

“Es importante controlar la transmisión comunitaria para proteger los ambientes educativos. Las escuelas hacen parte de la comunidad. Si hay un aumento en la comunidad, entonces esto se repetirá en las escuelas y universidades. No obstante, que las escuelas sean las que impulsen la transmisión en la comunidad es algo que puede ser más complejo [de explicarse]. Desde que estamos en la pandemia, el uso de mascarilla, principalmente, ha jugado un papel en el control de la transmisión. Estas medidas de bioseguridad son muy importantes”, dijo en respuesta a El Comercio el doctor Ciro Ugarte, director de Emergencias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El especialista comenta que, si bien es una decisión difícil, el riesgo a largo plazo de no abrir los centros de estudio es mayor por la pérdida de aprendizaje, por lo que se necesita establecer protocolos claros y que estos se respeten. Además, se debe considerar que la situación es distinta, ya que ahora se cuenta con vacunas, pero es necesario tener cuidado en relajar las medidas ante la presencia de las variantes más contagiosas.

“Aun con la vacunación, cuando se quitaron las restricciones y no se usa máscaras o no se respeta el distanciamiento físico en las escuelas, se ha observado un aumento en nuevos casos, incluso cuando las personas estaban vacunadas […] estar en las escuelas puede tener un efecto en el contagio, pero el uso de medidas de protección puede ayudar a controlar el contagio. Reabrir escuelas y universidades, tomar esa decisión, es muy difícil, porque puede haber repercusiones en los estudiantes y la familia, entonces hay consecuencias a futuro”, explica.

'Vacuna Rock' en el rectorado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. (Foto: Andrés Paredes / @photo.gec)
'Vacuna Rock' en el rectorado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. (Foto: Andrés Paredes / @photo.gec)

Un publicado en la revista PNAS halló que el retorno a los colegios a fines de 2020 en EE.UU. tuvo relación con un aumento de casos de COVID-19 y muertes, pero esto puede deberse -dicen los autores- a factores conexos, como el levantamiento de restricciones a nivel comunitario y al hecho de que los padres también retornaron a sus centros de trabajo, que también son espacios de transmisión.

Sin embargo, la investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) determinó que el aumento de casos se debió sobre todo a un factor: el uso de mascarillas no era obligatorio entre estudiantes y docentes en los condados incluidos en el análisis.

Otro estudio publicado en analizó la transmisión de COVID-19 asociada con la reapertura de universidades en Reino Unido y halló que “la implementación de múltiples intervenciones, además de las ya conocidas medidas de bioseguridad, podría reducir las tasas de infección en un 75%”.

“Descubrimos que controlar la transmisión es posible con una combinaciones de distanciamiento social, enseñanza en línea, autoaislamiento y potencialmente pruebas masivas [de covid] a estudiantes asintomáticos”, dicen los autores, quienes destacan que los grupos en las clases deben ser pequeños y que, si bien la aplicación de test de covid es efectiva para evitar la transmisión, es costoso implementarla.

Población universitaria y COVID-19

Un grupo de postulantes rindió el examen de admisión 2021 en el recinto deportivo de la Decana de América. Foto: Hugo Curotto / @photo.gec
Un grupo de postulantes rindió el examen de admisión 2021 en el recinto deportivo de la Decana de América. Foto: Hugo Curotto / @photo.gec

A diferencia de los menores de 17 años y niños, los jóvenes peruanos en edad universitaria en diversas regiones ya están siendo vacunados. Pero la población universitaria no solo incluye a estudiantes, sino también a profesores y trabajadores no docentes, ellos -en su mayoría- ya fueron inmunizados contra el COVID-19 debido a su edad.

Es importante señalar que la cobertura de vacunación en mayores de 40 años es de 74%; esta es la edad promedio de los docentes en el país, según el Banco Mundial. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, hay cerca de los docentes universitarios en el Perú.

En el Perú, de los casi 200 mil fallecidos en la pandemia, poco más de dos mil fueron personas de entre 20 y 29 años, de acuerdo a la Sal Situacional COVID-19.

VIDEO RELACIONADO

EEUU acepta viajeros con mezcla de vacunas

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: