This US Navy handout photo obtained April 6, 2020 shows Lt. Wade Miller, from Orlando, Florida, treating a patient aboard the hospital ship USNS Mercy (T-AH 19)on April 4, 2020 in Los Angeles, California. - Mercy deployed in support of the nation's COVID-19 response efforts, and will serve as a referral hospital for non-COVID-19 patients currently admitted to shore-based hospitals. This allows shore base hospitals to focus their efforts on COVID-19 cases. One of the Department of Defense's missions is Defense Support of Civil Authorities. DoD is supporting the Federal Emergency Management Agency, the lead federal agency, as well as state, local and public health authorities in helping protect the health and safety of the American people. (Photo by Ryan M. BREEDEN / US NAVY / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO /US NAVY/RYAN M. BREEDAN/HANDOUT " - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
This US Navy handout photo obtained April 6, 2020 shows Lt. Wade Miller, from Orlando, Florida, treating a patient aboard the hospital ship USNS Mercy (T-AH 19)on April 4, 2020 in Los Angeles, California. - Mercy deployed in support of the nation's COVID-19 response efforts, and will serve as a referral hospital for non-COVID-19 patients currently admitted to shore-based hospitals. This allows shore base hospitals to focus their efforts on COVID-19 cases. One of the Department of Defense's missions is Defense Support of Civil Authorities. DoD is supporting the Federal Emergency Management Agency, the lead federal agency, as well as state, local and public health authorities in helping protect the health and safety of the American people. (Photo by Ryan M. BREEDEN / US NAVY / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO /US NAVY/RYAN M. BREEDAN/HANDOUT " - NO MARKETING - NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
Redacción EC

El estudio más grande realizado hasta la fecha, sobre una muestra de más de 40.000 casos de confirmados por secuenciación del genoma del virus en Inglaterra, confirma un riesgo dos veces mayor de hospitalización por infecciones en pacientes con la variante Delta frente a las infecciones con Alfa.

MIRA: EE.UU. acusa a China de retener “información crucial” sobre los orígenes del COVID-19

Asimismo, el riesgo de visitas de atención de emergencia o ingreso hospitalario también fue 1,5 veces mayor para las personas infectadas con la variante Delta en comparación con la variante alfa. Además, sugiere que es probable que los brotes de la variante Delta generen una carga mayor para los servicios de salud que la variante Alfa, particularmente en personas no vacunadas y otras poblaciones vulnerables.

Por otro lado, el estudio refleja principalmente el mayor riesgo de hospitalización entre las personas no vacunadas o parcialmente vacunadas, ya que estas personas constituyeron la mayoría de los casos en el estudio.

MIRA: Un fármaco para el corazón podría ser útil frente al COVID-19 grave

El estudio, que ha sido publicado en ‘’, ha sido realizado con datos del Servicio Nacional de Infecciones, Salud Pública de Inglaterra de entre el 29 de marzo y el 23 de mayo de 2021, y fue realizado por investigadores de Public Health England y la Universidad de Cambridge.

La variante Delta se informó por primera vez en India en diciembre de 2020 y los primeros estudios encontraron que era hasta un 50% más transmisible que la variante de COVID-19 que anteriormente había ganado dominio en todo el mundo, conocida como la variante alfa, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido. Un estudio preliminar de Escocia informó previamente una duplicación del riesgo de hospitalización con la variante Delta en comparación con la variante Alfa y se sospecha que el delta está asociado con una enfermedad más grave.

MIRA: Los profesores tendrían que ser prioritarios para recibir la vacuna contra el COVID-19, según la OMS

“Este estudio confirma hallazgos previos de que las personas infectadas con Delta tienen una probabilidad significativamente mayor de requerir hospitalización que aquellas con Alfa, aunque la mayoría de los casos incluidos en el análisis no estaban vacunados. Ya sabemos que la vacunación ofrece una excelente protección contra Delta y como esta variante representa más del 98% de los casos de COVID-19 en el Reino Unido, es vital que quienes no hayan recibido dos dosis de vacuna lo hagan lo antes posible”, señala el Gavin Dabrera, uno de los autores principales del estudio y epidemiólogo consultor del Servicio Nacional de Infecciones, Salud Pública de Inglaterra.

Durante el período de estudio, hubo 34.656 casos de la variante Alfa (80%) y 8.682 casos de la variante Delta (20%). Si bien la proporción de casos delta en el período de estudio en general fue del 20%, creció hasta representar alrededor de dos tercios de los nuevos casos de COVID-19 en la semana que comenzó el 17 de mayo de 2021 (65%, 3.973 / 6.090), lo que indica que había superado el nivel Alfa para convertirse en la variante dominante en Inglaterra.

MIRA: De las miasmas a los aerosoles, por Elmer Huerta

Aproximadamente uno de cada 50 pacientes ingresó en el hospital dentro de los 14 días posteriores a su primera prueba COVID-19 positiva (2.2% de casos alfa, 764/34.656; 2,3% de casos delta, 196/8.682). Después de tener en cuenta los factores que se sabe que afectan la susceptibilidad a la enfermedad grave por COVID-19, incluida la edad, el origen étnico y el estado de vacunación, los investigadores encontraron que el riesgo de ser admitido en el hospital se duplicó con la variante Delta en comparación con la variante Alfa. Concretamente se observó un aumento del riesgo de 2,26 veces.

Múltiples estudios han demostrado que la vacunación completa previene tanto la infección sintomática como la hospitalización, tanto para las variantes Alfa como para las Delta. De hecho, en este estudio, solo el 1,8% (794/43.338) de los casos de COVID-19 (con cualquiera de las variantes) habían recibido ambas dosis de la vacuna, el 74% de los casos (32.078/43.338) no estaban vacunados y el 24% (10.466 / 43.338) estaban parcialmente vacunados.

Los autores señalan que, por lo tanto, no es posible sacar conclusiones estadísticamente significativas sobre cómo el riesgo de hospitalización difiere entre las personas vacunadas que luego desarrollan infecciones Alfa y Delta. Por lo tanto, los resultados de este estudio informan principalmente sobre el riesgo de ingreso hospitalario para quienes no están vacunados o están parcialmente vacunados.

“Nuestro análisis destaca que, en ausencia de vacunación, cualquier brote de Delta impondrá una carga mayor en la atención médica que una epidemia de Alfa. Vacunarse por completo es fundamental para reducir el riesgo de infección sintomática de un individuo con Delta en primer lugar y, lo que es más importante, para reducir el riesgo de enfermedad grave e ingreso hospitalario de un paciente de Delta”, explica la doctora Anne Presanis, una de las autoras principales del estudio y Estadística Senior de la Unidad de Bioestadística del MRC, Universidad de Cambridge.

No obstante, los autores señalan varias limitaciones al estudio. Es más probable que algunos grupos demográficos busquen atención hospitalaria, lo que podría haber sesgado los resultados, y puede haber habido cambios en la política de admisión hospitalaria durante el período del estudio, aunque el ajuste por demografía y tiempo calendario debería haber minimizado dicho sesgo.

Además, los autores no tuvieron acceso a información sobre las condiciones de salud preexistentes de los pacientes, que se sabe que afectan el riesgo de enfermedad grave por COVID-19. Ellos contabilizaron esto indirectamente usando la edad, el género, la etnia y el nivel estimado de privación socioeconómica.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

'De ti depende', la campaña que busca inspirar confianza en las vacunas contra el COVID-19
'De ti depende', la campaña que busca inspirar confianza en las vacunas contra el COVID-19

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter...