Bruno Ortiz Bisso

Hace varios meses atrás tuve la oportunidad de de , la actualización de uno de sus modelos más interesantes de la gama media, que había logrado reunir muchas características para resaltar en ese competitivo segmento, donde varias marcas chinas empiezan a respirarle en la nuca.

LEE TAMBIÉN: Vivo da una grata sorpresa con un nuevo smartphone en la gama media y con 5G

Para que te ubiques mejor dentro del portafolio de , la marca surcoreana tiene una gran familia Galaxy A, que agrupa a sus smartphones de entrada y de gama media. Dentro de cada una de esas gamas tiene subdivisiones, según las características. ¿Cómo identificas las gamas y las versiones? Por las dos cifras y las letras que acompañan a cada modelo. Por ejemplo, en el caso del Galaxy A10 el 1 indica que está dentro de la gama de entrada [dependiendo del mercado, va del 0 hasta el 2] y el 0 indica que es la primera versión. Si te encuentras con un Galaxy A32, el 2 te indica que es la tercera actualización completa que ha tenido el equipo. Si, por el contrario, te encuentras, por ejemplo, con un Galaxy A20s, la letra s te indica que el modelo ha recibido algunas actualizaciones muy puntuales.


En el caso de este [que, según la explicación anterior se trataría de la tercera versión del modelo A50] tiene varios modelos: el Galaxy A52 , que funciona con redes LTE; el Galaxy A52 5G, que es compatible con las nuevas redes de comunicación móvil; y el modelo que me tocó probar en las últimas semanas, que es el Galaxy A52s 5G, es decir, que tiene algunas modificaciones específicas con respecto a la versión 5G.

Como lo había adelantado , por especificaciones este Galaxy A52s 5G se mostraba con una interesante actualización. Luego de tenerlo por varios días, puedo decir confirmarlo.


Tu checklist

Sin novedad en diseño. En este aspecto no nos encontraremos con cada nuevo. No obstante, en particular el aspecto de la parte posterior de esta nueva línea de equipos, con el módulo de cámaras completamente integrado a la parte posterior, sumado a los colores en tonos pastel, me siguen pareciendo muy bien logrados. Por delante, cámara dentro de la pantalla y bordes delgados.


Experiencia Samsung completa. En este vas a encontrar ese tipo de cosas que te dejan en claro que estás usando un dispositivo de la empresa surcoreana [claro, teniendo en cuenta la gama en la que estás]. Tiene una pantalla con mucho brillo, color y buenos ángulos de visión, con la novedad de contar con una tasa de refresco de 120 Hz. El reconocimiento facial y el sensor de huellas son rápidos y de mucha precisión. Su capa de personalización One UI sigue madurando a buen ritmo [aunque, a veces la inclusión de aplicaciones propias de la marca suele ser exagerada]. El rendimiento general del smartphone es muy bueno, aunque con las limitaciones esperables para un equipo de la gama media. Un extra nada despreciable: protección IP67 al agua y al polvo.

Cámaras correctas. La combinación de cámaras principales tiene un desempeño bueno en este . Aunque con tonos un poco pálidos [para mi gusto], ofrecen buenos resultados cuando hay buena iluminación. Aunque con el modo Noche, tanto con las principales como con la cámara delantera, entrega resultados muy correctos, se nota el trabajo extra por la poca luz. El lente gran angular hace un trabajo interesante, sin deformar exageradamente las imágenes. La cámara delantera es de 32 megapíxeles y ofrece fotos muy interesantes, con bastante detalle.

En video, la experiencia con este dispositivo de también es buena, aunque no destacable. Correcta, sería la palabra. Tiene la posibilidad de grabar en resolución 4K a 30 cuadros por segundo.

El plus del 5G. Este nuevo modelo actualiza su configuración y le agrega, además, la posibilidad de tener compatibilidad con las redes 5G. Hasta el momento en que se publica esta reseña, aún se ofrece el servicio en modo de prueba, con coberturas insuficientes en algunas zonas de Lima. Pese a todo, el dispositivo no tuvo problemas en detectarlas y conectarse, yendo con velocidades de intercambio de datos esperables en los lugares donde lo utilicé.

La pata más coja. En punto débil más notorio del es la batería. Es de 4.500 mAh que son suficientes para soportar una jornada, en promedio. Por ahí, sin tanta exigencia, podrías conseguir autonomía para más de un día. Sin embargo, el adaptador que trae en la caja es de 25W con lo que queda relegado en cuanto a la posibilidad de una real carga rápida, teniendo en cuenta que otros competidores en la misma gama permiten recargas con adaptadores de pared desde 30W en adelante.

Precio

El se encuentra disponible con operadores locales, a través de diferentes tiendas de retail y comercio electrónico, así como en la página oficial de . El precio del equipo desbloqueado es de S/ 1.999, aunque se puede encontrar a menor precio dependiendo de las ofertas vigentes en cada comercio. En operadores se encuentra desde los S/ 1.779 dependiendo del proveedor y el plan elegido.

LEE TAMBIÉN: Este Realme es uno de los móviles 5G más económicos en el Perú

¿Vale la pena?

En lo personal, considero que el de es una muy buena opción. Pese a sus puntos en contra y limitaciones propias, me parece que se trata del dispositivo “más redondo”, más completo, en su oferta final (combinación de hardware y software) dentro de la gama media en el mercado local. Si estabas considerando ir por otro equipo, si es que está en tus posibilidades, quizás valga la pena invertir unos cientos de soles más para intentar con este modelo. Pero, ojo, su precio final tampoco es tan descabellado, pues está dentro del rango de otros modelos de la competencia.

TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER…

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más