Celeste Pérez

Afrontar los días de si tienes pequeños en tu hogar puede parecer tarea complicada. Su energía interminable, altos niveles de curiosidad y ganas de descubrir el mundo componen una fórmula que puede dar batalla al hecho de tener que quedarse en casa, acto que puede terminar en llantos o peleas. Para evitar esos malos ratos, lo mejor es elaborar una rutina que los mantenga distraídos, e incorporar en ella actividades que no solo les diviertan, sino que también los estimulen.

“El que los niños estén más acompañados de los padres, que usualmente están trabajando, les refuerza muchísimo el ánimo. Es buen momento para poder observarlos y darse cuenta de sus gustos, intereses, aptitudes y actitudes. Gocen de tener buenas conversaciones y diversión sana que acompañen estos intereses. Vean estos días como algo positivo para sus vidas, y programen actividades gratificantes junto a ellos”, comenta la psicóloga clínica Antonella Galli, de la clínica Ricardo Palma.

Cabe resaltar que las actividades sensoriales son altamente importantes en el desarrollo de los niños más pequeños (desde los seis meses hasta los dos años, aproximadamente) ya que comprenden un vehículo de descubrimiento para los sentidos y la producción de aprendizajes y conceptos en el cerebro.

Anette Enriquez y Alexandra Avanzini, fundadoras de Diverti-Misses, emprendimiento que brinda shows y talleres infantiles 100% educativos; comparten algunas de las actividades que las familias pueden poner en práctica durante estos días, con materiales que fácilmente puedes encontrar en el hogar.

“Este tipo de juegos ayudan a desarrollar y mejorar la memoria. Además, estimulan al cerebro para que pueda construir conexiones, las mismas que incrementarán las capacidades del niño y lo ayudarán a resolver problemas más complejos durante su crecimiento”, señalan Enriquez y Avanzini, quienes también son profesoras de educación inicial.

Las actividades que proponen llaman al uso del sentido del tacto en un 100%, por lo que incluyen materiales con diversas texturas como la espuma, la avena y la harina. Un juego simple puede ser invitar a los niños a pintar algo con témperas, pero esta vez sin ponerles los límites de una hoja para emplear lienzos más grandes como el de una caja sin uso o tal vez un papelógrafo. Dejar que se ensucien es primordial también (aunque algunos padres le huyan) ya que el tacto de los niños es más receptivo, y no se encuentra solo en las manos.

Sobre ello, las educadoras recalcan lo siguiente: “los niños más pequeños aprenden a través de los sentidos, y el sentido más sensible es el del tacto. Mientras el niño tenga más información del medio (avena, harina, témperas, etc) en la actividad), construirá más aprendizajes”.

Además, ambas refuerzan la importancia de establecer una rutina (horario) con ellos durante estos días, pues el saber qué es lo que irá pasando durante las horas les brindará seguridad y confianza, lo que finalizará en un mejor equilibrio emocional y calma.

Para conocer más detalles de las actividades sensoriales que puedes disfrutar con niños de 9 meses a dos años durante este tiempo en casa, dale ‘play’ al video que se encuentra al inicio de esta nota.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus: ¿Cómo evitar la ansiedad en los niños por la pandemia?

TE PUEDE INTERESAR