Desayuno, almuerzo y cena. Conoce los alimentos que no pueden faltar en la dieta de los más pequeños del hogar. (Foto: Shutterstock)
Desayuno, almuerzo y cena. Conoce los alimentos que no pueden faltar en la dieta de los más pequeños del hogar. (Foto: Shutterstock)

balanceada y actividad física son dos conceptos que deberían ir siempre de la mano. En el día a día, niños, jóvenes y adultos –incluso aquellos no tan fanáticos de los gimnasios – están alejados de la pasividad, pues caminan continuamente para movilizarse de un lugar a otro, suben y bajan escaleras, en ocasiones cargan peso y si pueden incluyen en su horario un par de horas de alguna disciplina, deporte o baile.

En las últimas semanas, todos ellos se han visto privados de lo anterior (salvo por los que siguen entrenando en casa), conformando más horas de postura sedentaria y aumentando las probabilidades de subir de peso y perder tonicidad muscular. Por esto, incluir una alimentación adecuada prima incluso más que en otras oportunidades, como herramienta para evitar que al final de esta crisis sanitaria la sociedad enfrente problemas de obesidad y sus consecuencias en todo el organismo.

Para ello, la nutricionista Tania Alfaro de la Clínica Internacional, recomienda balancear la rutina alimenticia en 5 comidas al día, tres principales y dos adicionales. “Se debe empezar con un buen desayuno, donde se incluya al menos una fruta picada. Además, se puede completar con leche, y un sándwich de pan integral acompañado por una proteína, como pollo, huevo, queso, palta o aceitunas”, suma.

Para el almuerzo, la experta aconseja incluir pescado o pollo, menestras y algún carbohidrato de acompañamiento, como papa, yuca o camote. Adicionar una ensalada fresca o cocida también es importante, como también un refresco natural que tenga vitamina C (kiwi, uva, fresas o papaya).

Asimismo, el nutriólogo Raúl Manrique Maidana, recomienda cocinar las carnes con su propia grasa: al horno, asado, a la sartén, a la caja china o salteado. En el caso de incluir huevos fritos, aconseja cocinarlos con manteca de cerdo o aceite de coco, pero lo mejor sería prepararlos duros o pasados.

-ESTABLECER HORARIOS-

La etapa de aislamiento social no es sinónimo de vacaciones. Es importante que los niños tengan un horario adecuado que regule sus actividades durante esta época, herramienta que además los hará sentir más confiados, y con el equilibrio necesario.

“El desayuno no debería ser más tarde de las 9 am, el almuerzo a las 2 pm y la cena a las 7 pm. Se aconseja también que los niños vayan a dormir a las 10 pm a más tardar, ya que eso los motivará a levantarse temprano. Recuerden: dormir más no es descansar más, es todo lo contrario. Levantarse temprano regula el ritmo del cuerpo, suma salud y reduce la ansiedad por comer”, precisa el nutriólogo Raúl Manrique.

Para el desayuno se pueden incluir cereales como la avena, acompañados por alguna fruta de estación picada. (Foto: Shutterstock)
Para el desayuno se pueden incluir cereales como la avena, acompañados por alguna fruta de estación picada. (Foto: Shutterstock)

-FRUTAS Y VERDURAS-

En el caso de las verduras, es indispensable incluirlas al menos dos veces al día, aunque los niños no sean tan fanáticos de ellas. Hay que tomar como punto de partida el hecho de que las mismas tienen un sabor escaso, lo que permite acompañarlas por un aliño que sea del agrado del infante.

En cuanto a las frutas, hay que mantener un consumo variado y no muy exagerado en un solo día, ya que, por tener un sabor dulce, suelen incitar al consumo repetitivo y llevar a que el azúcar que contienen se convierta en grasa dentro del cuerpo. “De preferencia demos a los niños la fruta picada y no en jugos, ya que pierden propiedades y la azúcar añadida puede generar ansiedad”, señala la nutricionista Tania Alfaro.

Es tiempo de tomar conciencia y no caer en excesos durante la cuarentena. Una buena alimentación potencia el sistema inmunológico y nos protege ante cualquier enfermedad. Aprovechar el tiempo para hacer ejercicios o actividades que impliquen movimiento, también es esencial.

Establecer horarios específicos para comer disminuirá el índice de ansiedad en los niños. (Foto: Shutterstock)
Establecer horarios específicos para comer disminuirá el índice de ansiedad en los niños. (Foto: Shutterstock)

¿Cómo prevenir la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la covid-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RECOMENDADO

Consejos para evitar comer por ansiedad durante la cuarentena

Consejos para evitar comer por ansiedad durante la cuarentena

TE PUEDE INTERESAR