Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Actualidad

¿Sabes qué es ‘binge-watching’ o los ‘atracones’ de series?

Si eres de los que no puede solo un capítulo de tu serie favorita, debes leer esta nota

¿Sabes qué es ‘binge-watching’ o los ‘atracones’ de series?

¿Sabes qué es ‘binge-watching’ o los ‘atracones’ de series?

Si ‘selfie’ fue la palabra del 2013, binge-watching puede ser la de este año, aunque no es un término nuevo. Se acuñó en los noventa cuando en EE.UU. se popularizó la venta de temporadas completas de series en paquetes de DVD y la gente dedicaba horas para ver de manera continuada varios capítulos o toda la serie. ‘Binge’ se refiere a darse un atracón. Entonces, ‘binge-watching’ es darse un ‘atracón’ a la vista frente al televisor.

Ahora, gracias a la banda ancha, los servicios de ‘streaming’ tipo Netflix o las descargas directas desde Internet, el concepto se ha reavivado. Es tanta la gente que en los últimos años se ha entregado al ‘binge-watching’ que los expertos han empezado a analizar este fenómeno. 

“Nos está cambiando culturalmente. Una manera de responder por qué nos damos estos ‘atracones’ de series de TV es usar la razones por las que nos atracamos con comida: por una sensación de seguridad, de comodidad, de aislarnos del mundo”, escribió el antropólogo cultural Grant McCracken en “Wired”.

¿Y cuántos capítulos hay que ver seguidos para considerar que tenemos ‘binge-watching’? Aunque todavía no hay estudios específicos, hay quienes consideran que ver más de cuatro episodios es suficiente para manifestar el comportamiento obsesivo, propio de los ‘atracones’.

Netflix ha manifestado públicamente que consideran el ‘binge-watching’ como la nueva manera normal de consumir TV. Una clara demostración de ello es que pone en línea las temporadas completas de sus series originales.

PUNTO DE VISTA
El drama está en la televisión
Por Diego Pajares, periodista de Luces

El fenómeno de ver temporadas completas de series de un porrazo no es nuevo. De hecho, producciones como “Los Soprano” (1999) y “The Wire” (2002), consideradas dos de las mejores de todos los tiempos, no fueron un éxito en su versión “semana a semana”.

La mayoría de televidentes conocimos la grandeza de estas ficciones después de estrenadas, por lo menos, sus dos primeras entregas. Eso significa que compramos los DVD y vimos los episodios en largas maratones.

Es cierto que hoy en día la tecnología favorece el consumo inmediato de series (Netflix es el más claro ejemplo), pero la calidad de estas producciones en los últimos años tiene demasiado que ver con esta afición. 

El gran nivel de series populares como “Breaking Bad”, “Juego de tronos”, “House of Cards”, entre otras, justifica las horas que pasamos frente al televisor. Nadie quiere hacer una maratón de una serie que no le parezca buenísima.

DATOS

  • Según una investigación de la Universidad de Michigan, ver televisión puede tener un efecto restaurador para el cerebro.
  • Cuatro semanas le tomó a una estudiante en EE.UU. ver los 120 episodios de “How I Met your Mother” en sus vacaciones, según “The Washington Post”.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías