Redacción DT

El 2008 nació una nueva estrella en la , Jon Jones tuvo un debut soñado frente al brasileño André Gusmao y los próximos cuatro años lo consolidarían como una de las máxima figuras de la empresa. Sin embargo, los escándalos y mal asesoramiento llevaron a que su carrera tenga pasajes oscuros que afectaron su regularidad, la cual lo llevó a ser el campeón más joven de la UFC.

El 19 de mayo del 2012 se registró el primer escándalo de ‘Bones’, cuando estrelló su Bentley Continental GT y fue detectado que conducía en estado de ebriedad y tuvo que pasar varias horas en el calabozo, hasta que su madre tuvo que recogerlo.

Tres años más tarde, luego de retener su título frente a Daniel Cormier, dio positivo por cocaína en el control antidoping. Tras ello, fue reclutado en un centro de rehabilitación.

“Era un adicto a las drogas. Una de las cosas de las que la gente no se da cuenta, es que puedes ser un adicto a las drogas incluso si eres un fumador de hierba. No hace falta consumir drogas fuertes para ser un adicto”, precisó luego del escándalo en una entrevista.

Apenas tres meses después, Jones no respetó un semáforo en rojo y provocó una triple colisión de vehículos para luego darse a la fuga. Unas horas después, se entregó y tuvo que pagar una fianza de 2500 dólares. Sin embargo, una mujer embarazada se fracturó el brazo, lo que hizo que el incidente llegue a los medios.

Esto habría colmado la paciencia de Dana White, presidente de la UFC, quien decidió eliminarlo de la empresa y le quitó el título que defendió con anterioridad.

Cuando todo parecía encaminarse y el luchador podría volver a tomar su rumbo, dos días previos a su pelea con Daniel Cormier (campeón en aquel momento), la Agencia de Antidoping de Estados Unidos (USADA) decidió dejarlo fuera de competencia al dar positivo por sustancias prohibidas en su organismo.

Como si fuera poco, el 2020 volvió a protagonizar un nuevo escándalo, al ser detenido por conducir en estado de ebriedad y el uso indebido de un arma de fuego.

Te puede interesar:

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la covid-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Hay cura para la covid-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

Más en DT:




TAGS RELACIONADOS