Oblitas junto al réferi Walter Eschweiler, esperando que se incorpore. (Foto: Getty Images)
Oblitas junto al réferi Walter Eschweiler, esperando que se incorpore. (Foto: Getty Images)

Perú perdía ante Italia en su segundo partido del Mundial en España 1982, cuando el partido se vio obligado a detenerse por un hecho inusual. Entre las miles de cosas inesperadas que pueden suceder en una cancha de fútbol, José ‘El Patrón’ Velásquez eligió la, quizás, más sorprendente de todas: hacerle una ‘falta’ al árbitro.

MIRA: De vuelta a las canchas: Trauco reinició entrenamientos en Saint-Étienne tras pruebas de COVID-19

A los 20 minutos, César Cueto le dio un pase a Velásquez en el medio del campo, pero el volante no llegó a tiempo. Al ver que el italiano Giancarlo Antognoni fue rápidamente por el balón, el ‘Patrón’ también decidió correr y se llevó casualmente de encuentro al juez alemán Walter Eschweiler. En otras palabras, lo ‘atropelló’.

El árbitró cayó al suelo de cabeza y, junto con él, todas sus tarjetas. Al sentarse, se agarró rápidamente la nariz, pero aún así se dio el tiempo para pitar la paralización del partido. Ya con eso, se levantó, ante la mirada de Oblitas y el mismo Velásquez, quien lo agarró del brazo para disculparse.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: “No es que Alianza no tenga fondos, la pandemia afectó todo”


Mediante señas con los brazos, Oblitas le explicó que debió pararse mejor (el balón pasó entre sus piernas antes de chocar), mientras Eschweiler, de 46 años, se sacaba un pañuelo, ya que estaba sangrando por la boca. A su vez, el ‘tano’ Francesco Graziani le reclamaba que le saque alguna tarjeta al peruano.

Aún desorientado en el campo, los mismo futbolistas pidieron que los médicos ingresen a la cancha. Los galenos de ambos países se acercaron para hacerle un breve tratamiento bucal. Luego de un minuto de paralización, el juego se reanudó con balón parado para Perú. Al minuto 83, Rubén Díaz igualaría el marcador.

Los médicos examinan al árbitro Walter Eschweiler (Foto: Getty Images)
Los médicos examinan al árbitro Walter Eschweiler (Foto: Getty Images)


“No lo vi, de repente estaba en el suelo. La suerte fue para el diente que cayó, porque sabía que el seguro médico lo iba a tratar”, contó el árbitro en DDRTV en 1990, seis años después de su retiro. Previo a Rusia 2018, confesó en el medio Frankfurter Allgemeine que le han preguntado sobre esta acción “unas cien mil veces”.

“Lo tomo con humor y lleno de serenidad. Como árbitro, no debes tomarte demasiado en serio de todos modos. Los espectadores vienen al estadio y quieren ver el partido, no el árbitro. Si él no estaba allí, era mejor”, recordó en el mismo medio. El reconocido ex árbitro tiene actualmente 85 años.

Walter Eschweiler (a la derecha) y Wolfgang Paul attend en el Salón de la Fama del fútbol alemán en el 2019. (Foto: Getty Images)
Walter Eschweiler (a la derecha) y Wolfgang Paul attend en el Salón de la Fama del fútbol alemán en el 2019. (Foto: Getty Images)
LEE TAMBIÉN: De ‘fantasma’ a ‘decepción’: las críticas a Cristiano Ronaldo tras caer en la final de la Copa Italia

Pero los peruanos no estuvieron tan felices con el alemán. Muchos aseguran que se hizo de la vista gorda en una clara falta en el área en contra Juan Carlos Oblitas. Además, lo acusaron de ser muy blando con los italianos. El Comercio, en su edición del día siguiente, aseguró que impidió el triunfo de los nuestros.

“No nos cobraron un penal que le hicieron a Oblitas”, recuerda Luis Zacarías. Años después, este preparador físico se encontró con Walter Eschweiler y le reclamó por qué nos robaron ese partido. “Es que era Italia”, le dijo. “Dimos todo, yo no podía ni abrir el ojo y ‘Panadero’ se rompió el tabique”, le contó Jaime Duarte a Trome hace unos años. El ‘Chiquillo’ salió del campo por diez minutos por un duro golpe y regresó con varios puntos en la ceja.

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)
(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

El mismo ‘Patrón’, alguna vez, habló del incidente en el estadio de Balaídos, de Vigo. “Esa es la anécdota que más recuerdo. Me estrellé con el árbitro y como íbamos perdiendo, no me importó y seguí la jugada, pero vi que cayó al piso, se dio una vuelta y perdió un diente”, contó el seleccionado nacional hasta 1985.

Este incidente es recordado por varios medios internacionales, como uno de los momentos más épicos en la historia de los Mundiales, junto a la ‘Mano de Dios’ de Maradona, en 1986, o el golpe de cabeza de Zidane a Materazzi, en 2006.

Walter Eschweiler, nacido el 20 de setiembre de 1935, empezó su carrera como árbitro internacional en 1971. Un mes antes de chocar con Velásquez, dirigió la final de la Copa de Europa, que el Barcelona español derrotó 2-1 al Standard. España 1982 fue el único Mundial que dijo presente y tan solo dirigió el empate entre peruanos e italianos.

El collage con la caída del árbitro alemán Walter Eschweiler. José Velásquez chocó con él. (Fotos: Ovación).
El collage con la caída del árbitro alemán Walter Eschweiler. José Velásquez chocó con él. (Fotos: Ovación).

MÁS EN DT

VIDEOS RECOMENDADOS

Claudio Pizarro se retira: Los mejores jugadores con lo que compartió equipo
La Champions League regresa en agosto y con un formato inédito