Leclerc no ha podido ganar sus carreras en Monaco. (Foto: AFP)
Leclerc no ha podido ganar sus carreras en Monaco. (Foto: AFP) / CHRISTIAN BRUNA
Daniel San Román

La distancia que separa el Festival de Cannes con el es de 55 kilómetros, un viaje en auto de menos de una hora. Por eso no es extraño que en esta fecha los fotógrafos automovilísticos convivan con los paparazzis producto de la constelación de figuras cinematográficas que toman los balcones de Montecarlo y los yates mediterráneos para ver el callejero más glamoroso del mundo. Sin embargo, este fin de semana, a diferencia de ediciones anteriores, la atención de la afición ha estado más en el asfalto que en las tribunas. Leclerc, el hijo insigne del principado de Mónaco, corre en sus calles frente a los suyos y sobre un Ferrari. Sólido trípode emotivo para una ciudad, de poco más de 40 mil habitantes, que ve a uno de los suyos siendo el epicentro del mundo.

MIRA: El peruano que guarda la camiseta de Benzema y el día que Luis Díaz la rompió en Matute ante Alianza

A Leclerc nunca le ha ido bien en Montecarlo. Por más que sus calles las conoce de memoria jamás ha ganado. Desde que llegó a la F1, e incluso cuando disputaba la F2, Charles no se ha erigido frente a sus compatriotas. Por eso la presión está sobre él porque no solamente llega de sumar cero en España, perder la punta y tener un auto afilado sino porque su afición espera que en casa haga respetar la localía de una vez por todas y suene, nuevamente, el himno del principado en el baño de champagne. Un momento que los aficionados esperan desde 1931 cuando el piloto monegasco Louis Chiron ganó a bordo de un Bugatti T51.

Montecarlo es un circuito angosto y trabado donde la adherencia se valora más que la velocidad. Una fecha de tracción, esfuerzo y mucho trabajo para los frenos y cauchos. Por eso la pole de ayer de Leclerc se cotiza tanto hoy en un callejero donde los adelantamientos son un trabajo artesanal. No nos olvidemos de la edición del 2003 cuando ningún piloto pudo superar a ningún rival en los 78 giros programados. El circuito es tan entreverado que en su momento Nelson Piquet, tricampeón de la categoría, afirmó que manejar en él era “como ir en bicicleta por la sala de tu casa evitando romper los adornos”.

La primera línea la completa su coequiper Sainz mientras que atrás largarán los Red Bull que para hoy prometen drama. Con un Checo Pérez que se ha mostrado, durante todo el fin de semana, insolente en los tiempos contra Verstappen la gran pregunta es si el equipo volverá a exigirle al mexicano el enrroque, como en Catalunya, en salvaguarda del bicampeonato del holandés. Inquietud morbosa que baja de los paddocks mientras se anuncia 70% probabilidades de lluvia para la carrera. ¿Quién dijo que en los principados solamente se escriben cuentos de hadas?

Además…
SIGUE LA CARRERA

ESPN / Star

Hora: 8:00 a.m.


Minuto a minuto

elcomercio.pe/deporte-total

SIGUE LA CARRERA

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más