Wilmer Robles

A sus treinta años Reimond Manco todavía es realidad en el fútbol peruano, aunque la oportunidad de su vida ya le tocó a la puerta muchas veces. Su talento innato enamoró desde su época escolar a toda una generación que lo fue sufriendo a cada tropiezo a lo largo de más de una década. Desde que proyectaba futuro promisorio como “Jotita” hasta su encumbramiento fallido en el medio local, en el mercado exterior y la selección peruana ya de adulto. Pese a todo, el “Rei” sigue siendo único y recuerda con nostalgia que se impuso a James Rodríguez como máxima figura en aquel Sudamericano Sub 17 de Ecuador. Eso sí, confiesa que no deja de soñar con ser el “10” ideal para Paolo Guerrero y Gianluca Lapadula.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más