Cofide ha creado una gerencia de activos especiales, la cual debe ser la principal generadora de ingresos de la institución durante este año, sostuvo Grados. (Foto: El Comercio)
Cofide ha creado una gerencia de activos especiales, la cual debe ser la principal generadora de ingresos de la institución durante este año, sostuvo Grados. (Foto: El Comercio)
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

El negocio de préstamos de afronta pérdidas. El año pasado, los S/399 millones que recibió como pago de intereses fueron insuficientes para cubrir los S/428 millones en gastos de fondeo. Esto sin agregar los gastos en provisiones y operativos. A enero, la morosidad es del 26,5% y las provisiones alcanzan para cubrir solo el 67% de la cartera morosa. No obstante, Pedro Grados tiene un plan para impulsar a la institución.

— ¿Qué han hecho para enfrentar los problemas?
Cofide tiene cerca de US$2.000 millones en financiamiento de primer piso cuando es una institución de segundo piso, por una mala interpretación de la norma. Cofide le prestaba dinero a un banco local o internacional para que financie a un cliente final, pero en el contrato mencionaba que, si hay un problema de incumplimiento, Cofide asumía el riesgo hasta por el 100%. Hay créditos de este tipo, como el otorgado a Cosac [el Metropolitano] y Minera IRL. Hoy contamos con el Decreto Supremo 113-2017-EF, que corrige este problema.

— ¿Qué dice el decreto supremo?
El decreto supremo nos permite hacer ese tipo de operaciones [de primer piso] siempre y cuando el intermediario asuma un porcentaje significativo del riesgo. Deja a interpretación el porcentaje significativo. Internamente, lo que hemos normado es que vamos a asumir solo el 25% de un financiamiento específico. En algunos casos excepcionales podríamos ir a 50%, pero con autorización de Fonafe, que implica la autorización de cinco ministros. Por ahí, ya hay un control.

— Hoy los ingresos financieros del banco son insuficientes para cubrir los gastos, ¿cómo van a corregir eso?
Cofide tuvo una utilidad de casi S/78 millones en el 2016. Pero, casi de Ripley, [en el mismo año] se contabilizaron intereses que no habían sido cobrados como los de Cosac. Hablamos de US$100 millones en intereses que se incluyeron en los estados financieros y sobre los cuales se han distribuido utilidades al Estado y a los trabajadores, se han pagado impuestos, pero a la caja no entraron. Además, había créditos que en algún momento iban a ocasionar problemas; al generar las provisiones y cambiar el estatus de muchos créditos, nuestra cartera ha disminuido; el gran reto es cómo incrementamos los ingresos financieros y esto se logra creciendo.

— ¿Cuáles son sus planes?
Hemos creado una gerencia de activos especiales, la cual debe ser la principal generadora de ingresos de este año. Con que se resuelvan dos de las cuatro principales operaciones [en problemas] en este año, se superaría nuestro objetivo de utilidad. Vamos a resolver el problema de márgenes disminuyendo los gastos financieros. Los otros gastos han bajado significativamente, porque se ha disminuido el número de gerencias, se están vendiendo activos no importantes y hemos disminuido otro tipo de costos operativos.

— ¿Cuándo cubrirán el 100% de su cartera morosa?
La morosidad ha subido porque ha habido prepagos de deuda. La central hidroeléctrica Cerro del Águila, en la que teníamos una exposición de US$75 millones, ha disminuido su deuda en US$50 millones y hay dos o tres prepagos en camino. Deberíamos terminar de constituir las provisiones ojalá en marzo o si no en junio. En la ley de presupuesto y endeudamiento tenemos aprobados US$100 millones para capitalización de deuda. Eso ya está como capital en trámite en nuestro balance y por lo tanto no juega como provisiones todavía. También viene un aporte de US$50 millones en efectivo que está en las leyes del año pasado y debería entrar en marzo. Eso me da la tranquilidad para retornar a la idea de que el foco tiene que estar en crecimiento.

— ¿En qué sectores se enfocarán?
Buscamos financiar a largo plazo obras de infraestructura en las que participa el Estado Peruano principalmente, como el puerto de Pisco, que es el único crédito que tenemos ya aprobado.
Operaciones corporativas también son interesantes. También queremos ser muy activos en el financiamiento al sector forestal. Financiaremos a la mediana, pequeña y microempresa (mipyme), a las cuales llegamos a través de intermediación. Además, vamos a profundizar la inclusión financiera y todo el tema de los emprendimientos en los que el Perú tiene mucho por recorrer.

Lea más noticias de Economía...

TAGS RELACIONADOS