Conforme las fases de reactivación económica fueron desarrollándose, se observó un descenso de las ventas. (Foto: Pixabay)
Conforme las fases de reactivación económica fueron desarrollándose, se observó un descenso de las ventas. (Foto: Pixabay)
Lorely Requejo

Así como sucedió en otros sectores, el desempeño del mercado de en el país ha sufrido una contracción debido a la pandemia del COVID-19. Al 2019, se alcanzaron los 21,6 millones de unidades vendidas; sin embargo, desde el periodo enero a julio de este año, se registraron 3,6 millones de productos vendidos, según señalo GfK en su estudio “Mercado de juguetes 2020″.

Siendo así, en comparación con el año anterior, este 2020 se ha observado una caída en las ventas de 26%. Hasta antes de la propagación del virus, las Muñecas y los Carritos habían sido las categorías favoritas de los consumidores.

MIRA: Diez juegos para compartir con nuestros hijos durante esta cuarentena | FOTOS

No obstante, cuando se dio inicio al aislamiento social obligatorio, se vio un cambio de tendencia. “A partir del inicio del confinamiento, hubo un incremento de preferencia por los juegos de mesa”, señala Hoseok Kang, Product manager de Market Insights de GfK Perú. Ello debido a que las personas permanecían más tiempo en sus hogares y requerían una forma de entretenimiento.

“Dentro de los juegos de mesa, hemos visto que aquellos que son para niños de siete años a más, han sido los que más se han vendido durante este periodo", precisó el ejecutivo.

En el estudio se lee, en términos más detallados, que desde el inicio de la cuarentena hasta el comienzo de la fase 3 de la reactivación económica, esta categoría registró un crecimiento de 54% en ventas, 63% en facturación y su ticket promedio fue de S/ 41.

Sin embargo, conforme las fases de reactivación económica fueron desarrollándose, se observó un descenso de las ventas. Así, la preferencia por los juegos de mesa pasó de representar un 15% del total de ventas en su pico más alto, a un 8% ante esta situación.

Los juguetes armables mostraron un buen desempeño.
Los juguetes armables mostraron un buen desempeño.

MAYOR IMPACTO

En cuanto a la campaña por el Día del Niño, Kang expresó que el resultado de las ventas se vio impactado por el anuncio de confinamiento social establecido a partir del domingo 16 de agosto, que coincidió con la celebración.

“El resultado de ventas de esa semana fue negativo. Se facturó 26% menos que la misma semana del año anterior”, especificó Kang. “En promedio, se gastó 30 soles en juguetes".

Según los datos mostrados, se vendió un total de 695.000 unidades y se facturaron S/ 20 millones. Particularmente, los juguetes armables mostraron un buen desempeño. Finalmente, el ejecutivo expresó que, pese a que los canales de han mejorado su eficiencia, no lograron apalancar el ritmo de las transacciones.

VIDEO RELACIONADO

Cadena de Favores: solidaridad frente al COVID-19
El alimento que nutrirá al desvalido se acumula en un improvisado almacén, en donde manos sagaces separan los juguetes que buscan devolverle la sonrisa a los ni

TE PUEDE INTERESAR