En noviembre se espera firmar los primeros contratos entre Cofide y las entidades financieras, advierte el MEF (Foto: El Comercio)
En noviembre se espera firmar los primeros contratos entre Cofide y las entidades financieras, advierte el MEF (Foto: El Comercio)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Con el reglamento publicado el domingo pasado, la con garantía estatal está a poco tiempo de implementarse. Según estimó en su momento el presidente del Congreso, Manuel Merino, la medida alcanzaría a 7,5 millones de peruanos con deudas en el sistema financiero.

MIRA: Majes-Siguas II: Congreso aprueba otorgar garantía soberana para destrabe del proyecto

Sin embargo, el alcance que tendría la ley sería menor de lo esperado, en opinión de los expertos. En diálogo con El Comercio, el decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Pacífico, Carlos Casas, estimó que el universo potencial de beneficiarios es menor al indicado por el Legislativo.

“Algunos ya reprogramaron deudas. Definitivamente el efecto será menor. No serán 7 millones y medio, sino la tercera parte, y dependerá mucho de las condiciones que establezcan para el deudor”, explicó.

Es así que Casas espera un alcance de cerca de 2,5 millones de personas, cifra que se encuentra incluso muy por debajo de los más de 4 millones que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha señalado como el universo potencial.

MIRA: Cusco: ¿Cuál es su situación en pandemia y qué alternativas hay para que reviva el turismo?

Situación de las deudas

Es importante mencionar que el programa llega en un momento en que las reprogramaciones ya se encuentran avanzadas. Según datos de la Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), al 9 de octubre los bancos han reprogramado 3′617.897 créditos de consumo, lo que representa el 49% del total otorgado solo en este tipo de créditos.

Además, se han reprogramado cerca de 4 millones de créditos a familias peruanas, incluyendo hipotecas y créditos de consumo de todo tipo. En esa misma línea, la encuesta de Ipsos para setiembre revela que un 31% de los encuestados ya había modificado las condiciones originales de su crédito. Del mismo modo, es un 35% el universo de encuestados que tiene una deuda en el sistema financiero formal.

Situación de endeudamiento a setiembre. (Fuente: Ipsos / Infografía: Antonio Tarazona)
Situación de endeudamiento a setiembre. (Fuente: Ipsos / Infografía: Antonio Tarazona)
MIRA: Congreso aprueba la creación del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego en reemplazo del Minagri

En este punto, cabe mencionar que el beneficio de la medida radica en reducir el costo de la tasa de interés que se aplica a estas reprogramaciones entre un 15% y un 25%. Del mismo modo, se debe aplicar solo a aquellos que cuenten con una buena calificación crediticia.

Es por ello que para el docente de la Facultad de Negocios de la UPC, Jorge Luis Ojeda, será la entidad financiera la que realmente determine mediante evaluación si se puede aplicar un beneficio mayor.

“Las entidades van a examinar los pros y contras sobre el cliente y definirán las reprogramaciones. Se está dando una garantía, pero depende de que se pague al menos un tercio de su deuda reprogramada. De lo contrario, será la entidad la que asuma todo”, explicó.

Adicionalmente, Carlos Casas consideró necesario recordar que –más allá de una necesidad real en el mercado– la medida nace como una propuesta del Ejecutivo para evitar una ley de congelamiento, tal como la planteaba el Congreso.

MIRA: Congreso obstaculiza el plan de Perú para frenar la deuda pública, según Fitch

Contrato con Cofide

El director general de Mercados Financieros y Previsional Privado del Ministerio de Economía, Óscar Graham, recordó que las entidades deberán firmar un contrato con Cofide si es que desean extender el beneficio a sus clientes. “Estimamos que en la primera semana de noviembre [se firmen los contratos]. Cabe notar que el proceso de aprobación de las garantías no solo depende del MEF, sino de una coordinación necesaria con la contraloría”, precisó.

Del mismo modo, recordó que “las personas o mypes que deseen acogerse a los beneficios de la ley de reprogramaciones, pueden iniciar el trámite desde ya, hasta un plazo máximo de 70 días hábiles”.