Las diferencias entre el ministro Avelino Guillén y el comandante general de la PNP Javier Gallardo es un secreto a voces en la institución. Castillo tendrá la última palabra. (Foto: César Campos/ Archivo)
Las diferencias entre el ministro Avelino Guillén y el comandante general de la PNP Javier Gallardo es un secreto a voces en la institución. Castillo tendrá la última palabra. (Foto: César Campos/ Archivo) / Cesar Campos
Rodrigo Cruz

El presidente deberá tomar hoy una decisión, la cual puede ocasionar una nueva salida en su Gabinete. La noche del miércoles, el comandante general de la PNP, , volvió a presentar una lista al Ministerio del Interior (Mininter) con los puestos que, a su criterio, deben asumir este año los generales de la institución.

De acuerdo con fuentes de este Diario en el sector, Gallardo no hizo mayores modificaciones con la relación que había presentado el lunes. Uno de los pocos cambios que realizó fue el de proponer al general PNP Nicasio Zapata Suclupe ya no como jefe de la Dirección de Lavado de Activos, sino de la Dirección Anticorrupción.

Como informó este Diario, Zapata fue uno de los oficiales que se reunieron en octubre con el ex secretario general de Palacio de Gobierno Bruno Pacheco, cuando estaba postulando para su ascenso. Además, su hija había sido contratada por el Ministerio de Defensa cuando Walter Ayala estaba en esa cartera.

Ver también: Jefe de PNP busca cambiar cabezas en direcciones claves

—Rechazo ministerial—

Lo presentado por el jefe de la PNP ha sido tomado como una actitud desafiante en el Mininter. Según fuentes en el sector, el ministro Avelino Guillén se opone a la nómina dada por Gallardo porque no cuenta con el respaldo del comando de la policía ni han sido sustentados los relevos.

De hecho, en una declaración dada ayer, Guillén afirmó que los cambios en la PNP siguen su curso y será el presidente Castillo quien tome la decisión.

Sin embargo, las fuentes en el sector, que prefieren mantener su nombre en reserva, sostienen que Guillén, frente a la insistencia del jefe de la policía, le presentará la lista al mandatario para que sea el que decida a cuál de las dos posiciones respaldar.

Un apoyo a lo que plantea Gallardo sería tomado como una pérdida de confianza del presidente hacia el ministro: es un secreto a voces la deteriorada relación entre el comandante general y Guillén.

Ver también: Diferencias con jefe de la PNP recrudecen crisis en el sector Interior

Como es público, Gallardo también plantea ubicar en la Dirección de Inteligencia al general Manuel Rivera López, quien fue uno de los que se reunieron con Pacheco en Palacio y visitó en dos ocasiones el despacho del entonces ministro Ayala durante el proceso de ascensos.

—Principal responsable—

Consultado al respecto, el exministro del Interior Carlos Basombrío consideró que el principal responsable de esta crisis es el mandatario Castillo. “El presidente tiene la principal cuota de responsabilidad. Él, que está por encima de ambos, debe zanjar este asunto. Pero él es quien fomenta con su conducta esta rebeldía del comandante general al avalarlo”, afirmó.

Para Basombrío, lo descrito es la situación menos favorable para garantizar una gobernabilidad en seguridad ciudadana. “En un gobierno normal, el presidente hubiera puesto orden”, indicó. “En una crisis tan grave de seguridad como la que tenemos, no puede ser que encima se estén peleando entre ellos”, añadió

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más