Vecinos responsabilizan a Sedapal por cualquier daño en su salud. Piden ser evaluados por el Minsa. Hay personas con asma y diabetes, considerada población vulnerable frente al coronavirus. (Foto: Gonzalo Córdova)
Vecinos responsabilizan a Sedapal por cualquier daño en su salud. Piden ser evaluados por el Minsa. Hay personas con asma y diabetes, considerada población vulnerable frente al coronavirus. (Foto: Gonzalo Córdova)

Juliana Tolentino terminaba de preparar una torta para celebrar el domingo el cumpleaños de su hermano, dentro de su vivienda, en San Juan de Lurigancho, y cumpliendo el aislamiento social, cuando un vecino le advirtió por un mensaje de texto que una vez más se había roto una tubería de agua en la avenida Los Tusílagos.

La pesadilla del 13 de enero del 2019 volvía a golpear a su puerta, ingresando a la casa e inundando todo el primer piso. En esa ocasión, hace poco más de un año, la rotura de una tubería de desagüe terminó por inundar gran parte de la urbanización Los Jardines. Esta vez el aniego comenzó a las 11 de la noche del sábado y se prolongó durante toda la madrugada. Los vecinos que se alistaban para dormir tuvieron que salir y luchar contra el agua con baldes, sacos de arena y escobas. Incluso un camión se hundió en la pista dañada por la humedad.

Pese a que el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado (Sedapal) ha señalado que el nuevo aniego es de agua potable y se produjo por la rotura de una tubería de impulsión de 12 pulgadas de diámetro, los vecinos no se encuentran tranquilos.

“Este es un atentado contra nuestra vida y nuestra salud. Sedapal dice que es agua potable pero al reventar la tubería todo se inundó. Los de Sedapal abrieron los buzones que se llenaron y colapsaron nuestras tuberías también y comenzó a salir el agua sucia . No puede venir a decirnos que es agua potable, es agua contaminada”, dijo Tolentino a este Diario. Recuerda que en el 2019 su casa fue una de las primeras afectadas. Hoy también vuelve a perder sus bienes y el bazar que tienen en su vivienda.

Alrededor de las 11 de la noche se produjo un nuevo aniego en San Juan de Lurigancho. (Foto: Kelvin García)
Alrededor de las 11 de la noche se produjo un nuevo aniego en San Juan de Lurigancho. (Foto: Kelvin García)
Los vecinos tuvieron que trabajar durante la madrugada para evitar que el agua ingrese a sus viviendas. (Foto: Kelvin García)
Los vecinos tuvieron que trabajar durante la madrugada para evitar que el agua ingrese a sus viviendas. (Foto: Kelvin García)
Un camión se hundió en la pista afectada por la humedad durante el aniego. (Foto: Kelvin García)
Un camión se hundió en la pista afectada por la humedad durante el aniego. (Foto: Kelvin García)


Pero el mayor temor que tienen los vecinos es la exposición al coronavirus. En casa de Tolentino viven nueve personas, entre ellos personas consideradas población vulnerable que pasó la madrugada limpiando la casa, expuesta a la humedad y el frío. Incluso ella dice sufrir de asma y gastritis. “Sicológicamente esto afecta bastante. Tenemos terror. Para nosotros no es fácil. Hemos salido todos sin mascarillas para limpiar. Ha venido gente extraña y no sabemos si están contagiados”, contó.

En esta misma situación se encuentra Isabel Rocío García Matos, quien a sus 54 año se siente hoy más vulnerable. En su casa vive junto a su esposo y otras dos personas más, entre ellas su hija que también sufre de asma. El restaurant que tiene en casa está paralizado desde que inició la cuarentena, no tiene ingresos económicos y los víveres que compró se han dañado por el aniego.

“Nuestra vivienda está con signos de humedad. ¡Qué es esperan, que se terminen de caer nuestras casas! Hacemos responsable a Sedapal por nuestra salud, por nuestra vida”, indicó García Matos, que además es dirigente del comité de defensa vecinal. Comenta que desde hace un año han soportado cuatro aniegos en esta zona.

Más de 30 familias

Hasta este lugar llegó el alcalde Alex Gonzales para evaluar los daños. Indicó que hay más de 30 familias afectadas por este nuevo aniego y unas cinco viviendas que quedaron totalmente inundadas por el agua. “Este problema lo genera la incapacidad de Sedapal. Sedapal ya no es garantía de dar un servicio”, dijo el alcalde a la prensa durante su recorrido. Pidió a los vecinos que no utilicen los pozos subterráneos pues también han quedado afectados por el agua contaminada.

Por otro lado, mediante un comunicado, Sedapal informó que al mediodía se solucionó el problema de aniego. Fue causado por la rotura de una tubería y se procedió con la limpieza y desinfección de los predios afectados. Además, el seguro de la empresa cubrirá las pérdidas materiales. Además, descartó que el aniego tenga relación con el ocurrido el año pasado.

“El sistema existente en San Juan de Lurigancho sobrepasa los treinta y cinco años, cuando el distrito no tenía más de 350 mil habitantes. Actualmente se ha triplicado la población a servir, y ello es una de las razones del colapso de algunas de las redes”, indicó la empresa. En ese sentido, anunció que se tiene previsto la instalación de redes primarias, secundarias, emisores, conexiones domiciliarias de alcantarillado, buzones, con una inversión de más de 1,400 millones de soles.

Más de 30 familias afectadas por aniego en San Juan de Lurigancho. (Foto: Gonzalo Córdova)
Más de 30 familias afectadas por aniego en San Juan de Lurigancho. (Foto: Gonzalo Córdova)
Nuevamente un aniego afectó puestos de trabajo que hoy se encuentran paralizados por la cuarentena ante el coronavirus. (Foto: Gonzalo Córdova)
Nuevamente un aniego afectó puestos de trabajo que hoy se encuentran paralizados por la cuarentena ante el coronavirus. (Foto: Gonzalo Córdova)

El más golpeado por el coronavirus

San Juan de Lurigancho no es cualquier lugar. Se trata del distrito más poblado de Lima con un millón de habitantes y hoy el más golpeado por el coronavirus. Según el mapa del calor de Essalud, este distrito encabeza la lista con más de 200 casos presentados desde que se inició la cuarentena, seguido por otros como San Martín de Porres o Villa El Salvador.

Especialistas señalan que esto se debe a que el virus, que inicialmente comenzó en su ingreso al país en Surco, se desplazó siguiendo la ruta del transporte público y los grandes mercados mayoristas. De ese modo es que ha llegado a distritos más populosos.

Por ello, los vecinos afectados por este aniego, ante el temor contagio por coronavirus, piden la presencia del Ministerio de Salud (Minsa) para ser evaluados. Indicaron a este Diario que hay personas vulnerables, mayores de edad, con asma, diabetes y presión alta. Se supo que en la zona no se encuentra ninguna ambulancia ni personal médico y solo agentes del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN). Los vecinos recibieron guantes, mascarillas, alcohol en gel y agua potable del municipio distrital.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: militares reparten Pan Bicentenario en Manco Capac

Coronavirus en Perú: militares reparten Pan Bicentenario en Manco Capac

TE PUEDE INTERESAR