Globos de Oro vs. premios Oscar: ¿cuál es la gran diferencia?
Globos de Oro vs. premios Oscar: ¿cuál es la gran diferencia?

Ambas son premiaciones importantes, pero quienes están más familiarizados con los Oscar suelen sentirse algo perdidos cuando se animan a ver los Globos de Oro. ¿Cuál es la gran diferencia de estas premiaciones y cuáles son sus puntos en común? A continuación intentamos resolver esas dudas. 

Para comenzar, los Globos de Oro tienen poca correlación con los Premios de la Academia, que anunciarán a sus nominados recién el próximo jueves 14 de enero, pues, además de producciones cinematográficas, postulan también producciones televisivas. 

Pero la gran diferencia de ambas galas radica en quiénes las organizan. Mientras los Oscar están a cargo de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, los Globos de Oro van por cuenta de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood . Es decir, mientras los primeros premios son decididos por profesionales del cine en sus distintas especialidades (productores, directores, actores, guionistas, etc), los segundos corresponden a la crítica especializada.

Lo que nadie puede negar es el valioso impulso que dan los Globos de Oro en la temporada de premios, especialmente este año que los Oscar parecen muy impredecibles sin una cinta favorita.

Los Globos de Oro se han convertido en una de las premiaciones más populares del año, gracias a sus nominaciones cada vez más confiables, su atmósfera relajada y su posición única como galardón importante que reconoce el cine y la televisión.

Aunque los premios Oscar son los que lideran la audiencia en cuanto a galas cada año, los Globos de Oro han registrado aumentos importantes. Lo hicieron sobre todo cuando las comediantes Tina Fey y Amy Poehler estuvieron a cargo del evento: consiguieron el ráting más alto en 10 años hace tres.

Este año el anfitrión será Ricky Gervais, quien tiene como principal escudo un humor ácido con el que no dudará jugar durante la ceremonia.

Gervais regresa como anfitrión por tercera ocasión a la espera de lograr buenos niveles de audiencia. El año pasado los premios fueron vistos por 19,3 millones de personas. Esta cifra, sin duda, sigue siendo sólida para los Globos de Oro, que ha luchado por quitarse la imagen como un pequeño grupo de periodistas internacionales desconocidos que hace selecciones excéntricas. 

(Fuente: El Comercio/ Agencias)