Mon Laferte estrenó el pasado 17 de septiembre la canción "Que se sepa nuestro amor", tema que canta en dueto con Alejandro Fernández. (Foto: Universal Music México)
Mon Laferte estrenó el pasado 17 de septiembre la canción "Que se sepa nuestro amor", tema que canta en dueto con Alejandro Fernández. (Foto: Universal Music México)
Czar Gutiérrez

El delineado líquido negro se expande por el borde de sus ojos hasta lograr una intensa mirada que nace en los párpados y se perpetúa en el éter: (Viña del Mar, 1983) aparece en el centro de un encuadre perfecto del zoom, dice “hola, ¿me ves?, ¿me escuchas?” Y sonríe. La vemos y escuchamos, ella es. Con los brazos perfectamente tatuados, irresistible pin-up, es una auténtica estrella del pop latinoamericano y está esperando la primera pregunta de El Comercio en su casa de México, país al que emigró en julio del 2007 porque su talento, carisma y fotogenia televisiva desbordaron tempranamente las fronteras de Chile. Además, había domesticado hasta el heavy metal. Y tenía hambre de horizonte.

MIRA: todo lo que tienes que saber sobre Mon Laferte aquí

Pero no fue fácil. Tuvo que empezar casi de cero cantando en bares de covers mientras lidiaba con un cáncer tiroideo. Hasta que el emporio centroamericano del show-bizz cayó rendido a sus pies: la joven trasandina fue encajando una serie de números uno en salsa, cumbia, folk, reggae y música electrónica. Dueña de una asombrosa versatilidad, ningún género le es ajeno. Puede cantar igual con Plácido Domingo, Carla Morrison o Inti Illimani. Ha vendido casi dos millones de copias digitales. Ha llenado desde el Madison Square Garden hasta el Luna Park. También tiene millones de seguidores en las redes, cada vez que pone algo es ‘trending topic’ global. Festivales como Lollapalooza y Coachella se han sometido a sus encantos. Y con esa encantadora sonrisa espera la primera pregunta desde Perú.

ESTOY ENAMORADA DE TU PAÍS

Pregunta que indaga sobre el sentimiento andino que Laferte explora especialmente en “La trenza” (2017). “Yo también me he preguntado de dónde procede”, dice. “Ocurre que mi conexión con la cultura del Perú es tan fuerte que no la puedo explicar. A lo mejor tiene que ver con que gran parte de mi familia es del norte de Chile. Acabo de ver un documental de , la voz de me cala profundamente. Si hay un lugar en el mundo al que me gusta ir y que amo, ese es Lima. Amo Lima. A diferencia de ustedes, que odian el cielo gris, a mí me encanta. Lima tiene una poesía, una cosa que no sé cómo explicar. Tal vez por eso mis mejores canciones las he escrito estando en el Perú, ‘Tu falta de querer’, por ejemplo. Me encanta cantar valses y tengo la play list llena de criollismo”, dice.

Y a continuación despliega su contenido: “Mira, tengo a , , Leturi Velásquez... Cavero es increíble. Y me emociona recordar las veces que llego a Lima y veo ese desierto, ese mar salvaje, enloquecido, voraz y enorme. Con ese gris tan profundo, con su música, con su comida y su amabilidad. Con ese acento que es muy particular porque es neutro y muy bello también. Cuando recuerdo eso siento que hay cosas que no se saben explicar. Es como cuando te enamoras y ya. A lo mejor tiene que ver con el mar. Yo nací en Viña del Mar, que es muy gris también. Y tiene un mar muy violento. Entonces a lo mejor me recuerda mi infancia- o a mi abuela que es del norte de Chile y me hablaba del desierto y el mar, que son como dos opuestos, infinitos y enfrentados, pero en conversación”.

Laferte habla y es el mismo carisma que se derrama cuando ella está bajo los reflectores. Tan cómoda y espontánea sentada frente a la videocámara que es fácil establecer complicidad. Todo lo cual también terminó consolidando su imagen. Y ese presente artístico extraordinario: nos ha descubierto un nuevo paisaje folklórico latinoamericano bañado en sonoridades pop. Y su voz, potente y visceral, ha convertido su magnetismo en algo más trascendente que la fugacidad de un ‘like’. “Pero yo me siento una mujer muy normal, no tengo una vida de estrella. Y además soy muy enamoradiza, no tengo miedo a las relaciones de pareja, a aventarme. Soy una persona a la que le gusta vivir sin complicaciones”, dice. Razón por la cual la siguiente pregunta cae de madura. ¿Además de Lima, hay alguien más que te enamora, si no es mucha indiscreción? “Es muchísima indiscreción”, bromea, “y te confieso que sí, ahora estoy acompañada”.

Con trece años en México, su romance con ese país ya es de largo aliento. Y fue durante el largo periodo de reclusión por la pandemia cuando decidió apartarse un poco de las redes sociales y alimentar su melomanía. “Explorando el Internet profundo y escuchando a Chavela Vargas me dieron ganas de grabar algo que tuviese que ver con el folklore mexicano. Así que me puse a escribir un nuevo disco y créeme que salió de manera bastante natural. Y este primer corte es la canción más festiva, de celebración. Este disco es una declaración de amor, es gritar las cuatro letras de esa palabra y mucho mejor con una insignia de la música tradicional mexicana, de la ranchera, como . Entonces me siento súper bien recibida y apadrinada. Si antes lo hice con los sonidos andinos, hoy estoy girando hacia los sones tradicionales de México”.

Además, en el video de “Que se sepa nuestro amor” te transformas en una diva de la época de oro del cine mexicano, como Dolores del Rio o María Félix. “He pasado domingos enteros con mi abuela mirando películas del cine mexicano por la tele abierta de Chile. Entonces tengo un enamoramiento particular con estas divas, especialmente con La Doña, quise escenificarla, era una mujer de armas tomar”, dice. Hablando de lo cual lo que sigue no es una pregunta sino un homenaje. A la chica valiente. A esa que no pide un minuto de silencio por las mujeres asesinadas sino un grito. Un grito que rebota arriba y debajo de los escenarios. Por ser la voz de los desaparecidos y las minorías marginadas de su país, que es el país de todos los que, como ella, queremos un poco de paz y justicia sobre la Tierra. Nuestros respetos, señorita Bustamante. “Qué lindas palabras”, dice. Y una intensa sonrisa de labios rojos vuelve a iluminar su rostro.

EL DATO

Título: “Que se sepa nuestro amor”.

Intérpretes: Mon Laferte y Alejandro Fernández.

Sello: Universal Music México.

Año: 2020.

Disponible en: Todas las plataformas.

VIDEO RECOMENDADO

Mon Laferte en Premios Tu Música Urbano

Mon Laferte en Premios Tu Música Urbano. (Video: Instagram)

TE PUEDE INTERESAR