El primer acto protocolar del presidente de México en Estados Unidos fue visitar el monumento a Abraham Lincoln. (Foto: Reuters)
El primer acto protocolar del presidente de México en Estados Unidos fue visitar el monumento a Abraham Lincoln. (Foto: Reuters)

Ante la visita del presidente de , Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a , para reunirse con , podemos destacar su primer acto oficial: la visita del mandatario mexicano al monumento al décimo sexto presidente estadounidense, Abraham Lincoln. Una relación más que cordial.

MIRA: Los familiares de Trump que trabajan en la Casa Blanca

“El mejor presidente de México, Benito Juárez, mantuvo excelentes relaciones con el prócer republicano, , resaltó AMLO en una misiva que le envió a Donald Trump en mayo de 2019.

Estados Unidos y México han mantenido relaciones extremadamente tensas a lo largo de su historia. Uno de los personajes estadounidenses que más se involucró con el país latinoamericano fue Abraham Lincoln, incluso a costa de su carrera política.

MIRA: ¿Qué han hecho los millonarios con su dinero durante la pandemia de coronavirus?

La primera vez que Lincoln se pronunció a favor de México fue en 1847. En aquel año él era congresista por Illinois y acusó al presidente James Polf y a la Cámara de Representantes de invadir México sin motivos reales.

“Declaran la guerra con engaños, afirmando que sangre americana fue derramada en territorio americano”, dijo al respecto el entonces congresista republicano. Incluso detalló que las muertes habían sucedido en territorio mexicano y que EE.UU. fue el agresor.

MIRA: Detienen a un hispano por disparar un arma durante visita de Trump a Miami

Este episodio casi le cuesta la carrera política. El presidente Polk y sus partidarios acusaron a Lincoln de apoyar a los enemigos de Estados Unidos. Los medios locales lo apodaron "spotty Lincoln" y su popularidad menguó. Al año siguiente, en 1848, el Partido Whig, del que Lincoln era miembro, perdió la mayoría. Años después el propio Lincoln perdió las elecciones al senado.

Sin embargo, en 1861, cuando ya era presidente tuvo varios gestos con México. Lo primero que hizo fue recibir en su casa de Springfield, Illinois, al embajador mexicano Matías Romero. Con él mantuvo una buena amistad que se materializó con la ayuda clandestina que Estados Unidos le dio al gobierno de Benito Juárez ante la invasión francesa. Para esto se firmó el Tratado Mclane-Ocampo, mediante este se otorgaba libertad de tránsito a Estados Unidos a través del Istmo de Tehuantepec. Lamentablemente este documento no se llegó a ratificar.

Según Michael Hogan, autor del libro Abraham Lincoln and México, ambos presidentes tenían varios temas en común: eran abogados, de ideas o militancia republicana, eran masones y tenían varios enemigos al interior de sus respectivos países, entre otros motivos.

VIDEO RECOMENDADO

Trump en Miami: operaciones antidrogas y inmigrantes 10/07/2020

TE PUEDE INTERESAR