Entrenamiento de las fuerzas de Ucrania.
Entrenamiento de las fuerzas de Ucrania.
BBC News Mundo

Un funcionario aseguró este viernes que está planeando realizar actos de sabotaje para crear un pretexto para invadir Ucrania.

Un portavoz del Pentágono dijo que operativos rusos estaban planeando una operación de “falsa bandera” para permitir que Moscú acuse a Ucrania de preparar un ataque. Rusia ha desestimado estas afirmaciones.

La noticia se conoce después de una semana de conversaciones entre Estados Unidos y Rusia destinadas a calmar las tensiones.

Ucrania acusó el viernes a Rusia de estar detrás de un ciberataque a decenas de sitios web oficiales.

Antes de que los sitios se desconectaran, apareció un mensaje advirtiendo a los ucranianos de que “se preparen para lo peor”. El acceso a la mayoría de los sitios se restableció en cuestión de horas.

Este viernes apareció un mensaje en las webs oficiales del gobierno de Ucrania advirtiendo a los ucranianos de que "se preparen para lo peor".
Este viernes apareció un mensaje en las webs oficiales del gobierno de Ucrania advirtiendo a los ucranianos de que "se preparen para lo peor".

Estados Unidos y la OTAN condenaron el ataque y ofrecieron apoyo a Ucrania. Rusia no ha comentado sobre el hackeo.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, habló a los periodistas el viernes de lo que, según dijo, son los planes de Rusia.

“Han posicionado previamente a un grupo de operativos para llevar a cabo lo que llamamos una operación de bandera falsa, una operación diseñada para parecer un ataque contra ellos o contra personas de habla rusa en Ucrania como una excusa para entrar (a territorio ucraniano)”, dijo.

Los operativos habrían sido entrenados en guerra urbana y en el uso de explosivos para llevar a cabo actos de sabotaje contra rebeldes prorrusos, dijeron funcionarios estadounidenses.

El Ministerio de Defensa de Ucrania dijo que se estaban preparando actos similares contra las tropas rusas estacionadas en la región separatista de Transnistria, en Moldavia.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, respondió a estas afirmaciones asegurando que eran infundadas y que no había sido “confirmadas por nada”.

Un gesto inusual por parte de EE.UU.: análisis de Barbara Plett-Usher, corresponsal de la BBC en el Departamento de Estado

Es inusual que Estados Unidos haga pública información de inteligencia tan específica.

Pero la administración de Biden ha decidido claramente tratar de adelantarse a cualquier reclamo ruso de beligerancia ucraniana al exponer una supuesta estrategia de sabotaje y desinformación.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que Estados Unidos quería que el mundo supiera cómo podría desarrollarse una invasión, porque este escenario era el mismo que los rusos usaron en Crimea.

Kirby dijo que la Casa Blanca todavía cree que hay tiempo y espacio para la diplomacia. Y que no cree que el presidente Vladimir Putin haya tomado una decisión final sobre si invadir Ucrania.

Los rusos niegan tener tal intención. Pero Estados Unidos no se queda quieto mientras espera el próximo movimiento de Putin. Y ha amenazado con sanciones financieras y otras consecuencias si las tropas rusas se adentran en Ucrania.

____________________________________

Los comentarios del funcionario estadounidense se producen después de una declaración del asesor de seguridad nacional de EE.UU., Jake Sullivan, quien dijo a los periodistas que Rusia estaba sentando las bases para tratar de fabricar un pretexto para invadir Ucrania.

Rusia ha acumulado armamento junto con decenas de miles de tropas en la frontera con Ucrania, lo que genera temores de una invasión.

Funcionarios estadounidenses y rusos han estado manteniendo conversaciones durante la última semana en un intento por reducir las tensiones sobre Ucrania, pero parece que se ha acordado poco.

Rusia niega que esté planeando invadir Ucrania, pero busca garantías contra la expansión hacia el este de la OTAN, algo que los países occidentales dicen que no pueden dar.

VIDEO RECOMENDADO

El covid-19 se dispara en América Latina, con más de 300.000 casos diarios
La región de América Latina y el Caribe registró más de 300.000 casos diarios de covid-19 entre el 7 y el 13 de enero, un récord desde el inicio de la pandemia, según un balance de la AFP en base a cifras oficiales.

TE PUEDE INTERESAR