Definitivamente, es un arma que debemos temer. Es otro tipo de misil hipersónico, diseñado para ser más veloz que los sistemas antimisiles balísticos”. Para el doctor en Ciencias Militares Sandro Teixeira Moita, lo primero que hay que tener en mente al hablar del -de alcance intercontinental- y de las armas que fabrica es que están pensadas para un futuro enfrentamiento con

LEE TAMBIÉN | Identifican a la pareja rusa que acordó violar a mujeres ucranianas en llamada filtrada

Y ahora que, en plena guerra entre Rusia y Ucrania, Moscú ensayó con éxito el lanzamiento del Sarmat, el presidente Vladimir Putin . Esta arma “garantizará la seguridad de Rusia frente a las amenazas externas y hará reflexionar dos veces a quienes amenazan a nuestro país con una retórica desenfrenada y agresiva”.

Según Teixeira, Sarmat está diseña para transportar doce cabezas nucleares, lo que significa que ofrece la posibilidad de atacar a doce objetivos distintos a la vez.

Pero no es nueva. Sarmat es parte del programa que Rusia desarrolla desde el 2014. No tiene relación con la crisis de Ucrania ni la anexión de Crimea. Es parte de la mejora de su arsenal”.

El misil fue mencionado en el discurso de Putin a la Duma en el 2018, cuando habló también de una nueva clase de submarinos. De hecho, la prueba del Sarmat se programó para el 2019″.

Si bien este misil es un gran peligro, tampoco hay que alarmarse. En palabras de Teixeira: Es el tipo de arma que tienes, muestras y de la que te ufanas, pero que nunca usarías, una dinámica que ya vimos en la Guerra Fría”.

Lanzarla sería condenar al mundo a la destrucción”.

MÁS EN MUNDO | Rusia sanciona a 29 estadounidenses, entre ellos Kamala Harris y Mark Zuckerberg, creador de Facebook

Jugar a la guerra

El 14 de marzo, Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, se adelantó y : “La perspectiva de un conflicto nuclear, que antes era impensable, ahora vuelve a estar en el ámbito de lo posible”.

Porque el Sarmat no es más que un arma con un fin político, propagandístico. Estados Unidos es consciente de esto: sabe a la perfección que el Kremlin buscaba mejorar su arsenal nuclear y que, para conseguir su objetivo, no dudó en gastar muchísimo más de lo planeado, “tres veces más”, según Teixeira.

Que la prueba se haya realizado esta semana es reflejo del uso político”, acota.

Mientras algunos medios estadounidenses y europeos destacan las debilidades del ejército ruso, Moscú responde de esta manera. Lo que olvidan, dice Teixeira, es que “la guerra es parte de la identidad rusa y que el Sarmat es parte del teatro político”.

Que suceda ahora también se puede explicar a partir del hundimiento del buque insignia ruso Moskva. Teixeira dice:

La pérdida del Moskva fue un gran contratiempo. No por su capacidad militar, porque se trataba de un barco viejo, de los años 70, que no fue modernizado en el 2015 porque el Ministerio de Defensa prefirió usar el dinero en otros programas navales”.

Al Moskva lo usaban para bombardear Ucrania, tenía un valor militar menor. Pero simbólicamente fue una gran victoria para Kiev”.

Otra imagen del Sarmat, que se probó el miércoles 20 en Rusia. REUTERS
Otra imagen del Sarmat, que se probó el miércoles 20 en Rusia. REUTERS / RUSSIAN DEFENCE MINISTRY

En respuesta, Moscú trata de capitalizar su hundimiento acusando a los ucranianos de ser peligrosos, evidenciando una aparente necesidad de aumentar las tropas, de invertir más en la guerra en la que Occidente ayuda a Ucrania.

La prueba del Sarmat es importante, incluso para la misma población rusa, para que tenga fe en el Estado. Su lanzamiento es una forma de revertir y minimizar las pérdidas”.

El alcance de las amenazas

La pregunta sería: ¿estas amenazas funcionan?

Creo que en Occidente ya sacaron sus conclusiones sobre la amenaza rusa y su comportamiento en la política internacional. Falta poco para saber si hay respuesta o no”.

Por el momento, el Pentágono sostiene que este ensayo no fue una sorpresa, que por los tratados ya sabían que se venía. John Kirby, su portavoz, que no lo consideran “una amenaza para Estados Unidos o sus aliados”.

Lacita las declaraciones de un “alto funcionario de defensa de Estados Unidos” sobre las palabras de Putin y la prueba en sí.

Consideramos que esa retórica es inútil, dado el contexto actual de las cosas, y ciertamente no es el tipo de cosas que esperaríamos de una potencia nuclear responsable, especialmente en el entorno actual”.

¿Valen los paralelos con las pruebas que hace Corea del Norte, que el 24 de marzo “ un proyectil que cayó en el mar de Japón”?

Lo de ellos es una forma desesperada de llamar la atención. Por cuatro años y durante la gestión de Donald Trump, tuvieron la de Estados Unidos, pero ya no”.

La guerra de Rusia parece haber puesto celoso a Kim Jong-un. Ya no tiene a la prensa occidental interesada en él, ya no se habla de las capacidades de su país, que son temas que le encanta escuchar y leer”, puntualiza Teixeira Moita.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más