El presidente Pedro Castillo se refirió a las críticas que ha recibido luego que un policía se agachara para atarle los cordones de su zapato durante una actividad en San Martín | Foto: Presidencia Perú
El presidente Pedro Castillo se refirió a las críticas que ha recibido luego que un policía se agachara para atarle los cordones de su zapato durante una actividad en San Martín | Foto: Presidencia Perú
Redacción EC

El presidente de la República, , se refirió a las críticas que recibe luego que un policía y afirmó que el efectivo en cuestión quiso evitar que su lumbalgia recrudezca y se ofreció a realizar dicha tarea.

A través de su cuenta en Twitter, expresó su “absoluto respeto” al trabajo de la Policía y de todos los trabajadores del país. También lamentó que se haya malinterpretado una acción voluntaria del efectivo de seguridad.

MÁS INFORMACIÓN | Condenan que Pedro Castillo y Aníbal Torres azucen a la población en defensa del Gobierno

“Nunca le pedí u obligué al efectivo policial que lo hiciera. Y no pude hacerlo yo mismo porque desde hace un tiempo uso chaleco antibalas para proteger mi vida de cualquier riesgo o amenaza”, manifestó.

“Fue un hecho fortuito que está siendo malinterpretado y usado por mis adversarios políticos para seguir mellando mi imagen, agregó.

Finalmente, Castillo agradeció la preocupación de la Defensoría del Pueblo y demás instituciones sobre este hecho, que calificó de “anecdótico”. Reiteró que “no existió, ni existe un maltrato, ni discriminación”.

MIRA AQUÍ | Pedro Castillo sobre Palacio de Gobierno: No quieren que lo abramos al pueblo porque ahí se cocinaba la corrupción

En el video que se ha viralizado en las redes sociales se observa primero a Pedro Castillo alzar la pierna derecha y mostrar su zapato a uno de los policías durante su recorrido en San Martín.

De inmediato el agente se agacha y amarra las agujetas del zapato derecho del mandatario. Segundos después apareció otro efectivo del orden que le ata los pasadores del calzado izquierdo.

Mientras todo esto sucedía, los demás efectivos policiales hicieron un cordón de seguridad para evitar que alguien se acerque. Muy cerca se ubicaba la primera dama, Lilia Paredes.

SEPA MÁS | Ministra de Cultura: “Es necesario que voces políticas salgan a decir que necesitamos calma”

Al respecto, la Defensoría del Pueblo consideró que dicha acción “agravia la moral de las fuerzas del orden” y pidió al mandatario respetar la dignidad de los miembros de la PNP que integran la seguridad del Estado a cargo de su custodia.

Sus funciones no implican hacerse cargo de acciones estrictamente personales, como el atado del calzado”, subrayó la Defensoría en la red social.

“Este hecho agravia la moral de las fuerzas del orden, desdibujando su imagen ante la población. Recordamos que el mandatario es también el primer servidor de la nación y está obligado a respetar la dignidad de toda persona que labore en su entorno, dando ejemplo a la ciudadanía”, añadió.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más