Nora Sugobono

Britney Spears era todo lo que yo no era a los 13 años y era todo con lo que soñaba ser. En 1998 el video de una canción titulada Baby one more time empezó a aparecer cada día, y a cada hora, en los canales musicales que marcaban la pauta de la vida adolescente en la década del noventa. Britney era hechizante: no encuentro mejor palabra para definir lo que fue -y todavía es- el fenómeno que se genera con la sola mención de su nombre. No era la primera cantante rubia, joven y sexy que saltaba a la fama de la noche a la mañana, pero la leyenda de Britney Spears sería la definitiva.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
CORRECCIONESAclaración: Este artículo se publicó originalmente en junio de 2021. La última actualización sobre el proceso se realizó el viernes 13 de agosto.