Ha pasado un cuarto de siglo desde que el único astronauta peruano saliera al espacio sideral. Carlos Noriega Jiménez, nacido y criado en el Centro de Lima hasta que tuvo cinco años, dejó la atmósfera terrestre en dos oportunidades: la primera en 1997, cuando fue parte de la tripulación de la NASA en el transbordador Atlantis, destinada a montar una maniobra de ensamblaje de la estación espacial rusa MIR; y la segunda, en el 2000, al ser enviado para instalar paneles solares en la Estación Espacial Internacional (EEI).

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más